Historia

Inicio Edad Antigua Concilio de Éfeso

Concilio de Éfeso

Publicado por Hilda


Concilio de ÉfesoEl Concilio de Éfeso tuvo lugar en el año 431. Fue convocado por Tedosio II, emperador romano de Oriente, y Valentiniano III, emperador romano de Occidente.

La razón de este concilio debe buscarse en el marco de la lucha contra las herejías cristianas, en este caso, contra la de Nestorio, que era el patriarca de Constaninopla. También se condenó al pelagianismo, que quitaba importancia al bautismo ya que consideraban que el pecado de Adán solo a él lo condenaba. Fue el Tercer Concilio Ecuménico. Ya había tenido lugar en el año 381 el Concilio de Constantinopla.

Éfeso se ubica en la actual Turquía, y era un puerto griego, y fue el lugar elegido para celebrar este concilio, que se reunió entre el 22 de junio y el 16 de julio del citado año 431.

Nestorio, fue el que puso de relieve y difundió las creencias de la Escuela de Antioquía, que predicaba que Cristo como divinidad es una persona completa; y separadamente, también lo es como hombre, o sea que por un lado hay un Cristo Dios y por otro un Cristo humano. La cuestión de la naturaleza divina y humana de Cristo no había sido decidida en el concilio de Nicea.

Cuando se le pidió opinión sobre si María era la madre de Dios, dijo que no; que María era la madre del Cristo humano pero no del divino, lo que motivó muchas críticas contra su ideología, por ejemplo las efectuadas por Proclo de Constantinopla y por Eusebio de Dorilea. Fue la escuela de Alejandría la que resistió con mayor fuerza las ideas Nestorio, representados por Cirilo, que lo acusó de hereje, y abalado por el Papa Celestino, presidió un sínodo en Alejandría que expresó una doctrina considerada como ortodoxa, en los “Doce anatematismos”. En respuesta, Nestorio redactó los Doce antianatematismos, refutando a Cirilo.

Nestorio recibió un ultimátum que lo obligaba en diez días a retractarse bajo amenaza de ser excomulgado.

El emperador Tedosio II, consultado por Nestorio decidió convocar un concilio para intentar solucionar pacíficamente la cuestión, al que el Papa Celestino envió sus legados.

La decisiones del concilio debían ser aceptadas pues quien no lo hiciera sería excomulgado. El Concilio de Éfeso resolvió que Cristo tiene dos naturalezas, una humana y otra divina pero que coexisten en unidad. Esa unidad no destruye ambas naturalezas, que existieron desde el inicio en su persona, desde que se alojó en el vientre de su madre, la Virgen María, que es madre de Cristo hombre y madre de Dios.

Nestorio fue reemplazado como patriarca de Constantinopla por Candidiano, y enviado al monasterio de Eutropio. Sin embargo siguió publicando sus ideas y fue encarcelado. En Egipto publicó el Libro de Heráclides.

Categorías: Edad Antigua

Comentarios cerrados