Historia

Inicio El Mundo, Siglo XX Batalla del Estrecho de Dinamarca

Batalla del Estrecho de Dinamarca

Publicado por Hilda


Batalla del Estrecho de DinamarcaBatalla del Estrecho de DinamarcaLa batalla de Estrecho de Dinamarca ocurrió el 24 de mayo de 1941. Se trató de un combate naval dentro de los hechos bélicos que se sucedieron durante la Segunda Guerra Mundial, donde se enfrentaron las fuerzas británicas y las alemanas.

Esta batalla se libró en los inicios de la tercera etapa de lo que los británicos llamaron la “Batalla del Atlántico”. En sus inicios (entre septiembre de 1939 y mayo de 1940) los alemanes no podían competir con la flota británica, pues solo tenían submarinos obsoletos, con los que a pesar de todo tuvieron algunas victorias logradas por el U-47, submarino alemán que logró hundir en la batalla de Scapa Flow al acorazado británico HMS Royal Oak en la madrugada del 14 de octubre de 1939.

En la segunda etapa (junio de 1940 a marzo de 1941) la suerte favoreció a Alemania que logró ocupar los puertos franceses y noruegos hundiendo 1 600 000 toneladas de barcos mercantes y 37 buques británicos. La Operación Berlín había sido exitosa.

En la tercera etapa, donde se enmarca la batalla del Estrecho de Dinamarca, los británicos lograron reorganizarse, y los alemanes motivados por el éxito de la Operación Berlín concibieron la Operación Rheinübung, que llevarían a cabo los cruceros Bismarck y Prinz Eugen, con el objetivo de partir desde el puerto de Gotenhafen, en Polonia, hacia Noruega, rodear Islandia y luego salir por el Estrecho de Dinamarca, irrumpiendo contra los británicos en el Atlántico, pero fueron descubiertos frente a las costas de Escandinavia por los británicos, el 22 de mayo, quienes comenzaron la persecución.

En el combate del día 24, los alemanes lograron un importante triunfo al hundir al HMS Hood, crucero de batalla de la clase Admiral, que estaba encargado, junto con el acorazado Prince of Wales, de interceptar al moderno acorazado Bismarck de los alemanes. El Hood explotó al ser alcanzado por los proyectiles alemanes. El nuevo acorazado HMS Prince of Wales resultó muy dañado, y debió emprender la retirada. El Bismarck triunfó, aunque recibió el impacto de tres proyectiles y daños en su tanque de combustible. Sólo le quedaban tres días de existencia pues la Royal Navy británica logró en ese lapso su hundimiento.

Categorías: El Mundo, Siglo XX

Comentarios cerrados