Historia

Inicio Inglaterra, Siglo XIX El rey Jorge III del Reino Unido

El rey Jorge III del Reino Unido

Publicado por Hilda


El futuro Jorge III nació en Norfolk House (Londres) el 4 de junio de 1738. Fueron sus padres Federico Luis, príncipe de Gales, y Augusta de Sajonia-Gotha.
Perteneciente a la Casa de Hannover, fue el primero, luego de tres reyes de esta dinastía, que nació en Gran Bretaña.

Obtuvo, al suceder a su abuelo, Jorge II, la Corona de Gran Bretaña e Irlanda el 25 de octubre de 1760 hasta que con la unificación de ambos territorios, se convirtió, el 1 de enero de 1801 en el gobernante del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda, cargo que mantuvo hasta su muerte, ocurrida el 29 de enero de 1820.
Era un hombre humilde por lo cual fue apodado el “Granjero”, que se rodeó de personajes de confianza como Frederick North, conde de Guilford, que ocupó el cargo de Primer Ministro entre 1770 y 1782 o William Pitt, que asumió como primer Ministro desde 1783, con tan solo 24 años.

Jorge III

Jorge III debió afrontar un fuerte conflicto dentro del territorio de las colonias norteamericanas, ya que la Proclamación Real de 1763 impedía a las colonias extenderse hacia el oeste, para que negocien con los aborígenes la compra de sus tierras, con el fin de evitar que siguieran los levantamientos de nativos, pero esto, sumado a la presión tributaria, enardeció a los colonos. En 1775 se inició la Guerra de Independencia de los Estados Unidos de América, que culminó con su declaración el 4 de julio del año siguiente.
Durante su reinado, además de intentar ejercer dificultosamente su poder sobre las colonias de Estados Unidos, conquistó Canadá al vencer en la Guerra de los Siete Años, que tuvo fin con el Tratado de París celebrado el 10 de febrero de 1763, por el cual el Reino de Gran Bretaña logró obtener varias posesiones hasta entonces francesas en la India, y además también quitarle a Francia, entre otros territorios, Senegal, sus territorios en Canadá, los ubicados en la zona este del Mississippi, río del que logra la libre navegación, y la región occidental de los Apalaches, sin contar Nueva Orleans. Incorporó también la Florida de manos de España.

Fue vencedor de Napoleón durante las Guerras Napoleónicas, que comenzaron con la declaración de guerra de Francia a Gran Bretaña en el año 1793. Vencida tras dos coaliciones, Gran Bretaña se vio luchando sola desde el inicio del siglo XIX, y tras la unificación de Gran Bretaña e Irlanda renunció sus pretensiones sobre territorios franceses.

En 1803, tras el breve lapso de paz que significó la firma de la Paz de Amiens, Jorge III le declaró la guerra a Francia, lo que terminó con la batalla de Waterloo y la firma en 1815 del segundo Tratado de París. Para ese entonces, el rey Jorge III ya había perdido su cordura, tras el recrudecimiento de una dolencia que le afectaba desde inicios de su mandato, por razones que aún son materia de debate, ya que se creyó que había enfermado por un trastorno hereditario conocido como porfiria, aunque investigadores actuales han hallado restos de arsénico en sus cabellos, y eso también podría haber ocasionado la enfermedad del rey. Ante su incapacidad, debió ser nombrado su hijo mayor como regente, quien se convirtió en Jorge IV tras el deceso de su padre.

Categorías: Inglaterra, Siglo XIX

Comentarios cerrados