Historia

Inicio Italia, Siglo XIX Batalla de Solferino

Batalla de Solferino

Publicado por Hilda


Cuándo y dónde sucedió

Esta batalla sucedió dentro de las libradas para lograr la Unificación de Italia y aconteció el 24 de junio de 1859, en Solferino, un pequeño poblado de Lombardía, en el norte de Italia.

Bandos en conflicto

El enfrentamiento se produjo entre el ejército austriaco integrado por alrededor de cien mil combatientes liderados por Francisco José I, que habían tomado la región de Piamente, en el norte italiano, y los ejércitos de unos ciento veinte mil hombres, franceses y piamonteses, aliados bajo el mando de Víctor Manuel II que respondían a Napoleón III el último emperador de los franceses, que por una alianza quería rescatar el territorio piamontés. Napoleón III aspiraba al debilitamiento de Austria y por ello aprobó en la entrevista de Plombières de 1858, el proyecto de los piamonteses de anexar Lombardía y el Véneto, a cambio de recibir Francia, Niza y Saboya.

Batalla de Solferino

La batalla

Los austriacos, ya perseguidos por los franceses, se dirigieron hacia el río Mincio y ocuparon las alturas que rodean a Solferino, esta ciudad, y las de Medole y Cavriana, mientras los franceses los atacaron por el flanco izquierdo, tomando primero Cavriana, para luego ingresar en Solferino, bombardeando el poblado y entrando al lugar que tomaron por asalto, pisoteando a los heridos con sus caballos. Fue en esta batalla donde muchos afirman que se inauguró el uso del fusil de repetición. Los austriacos, más numerosos en números y piezas de artillería pero con menos experiencia en combate, sucumbieron ante la experiencia francesa y se replegaron hacia el este.

El tratado de paz y sus consecuencias

La batalla terminó con la derrota austriaca, tras su rendición, luego de un enfrentamiento que duró más de diez horas. Los austriacos asumiendo su derrota iniciaron las tratativas por la paz. Por la paz de Zurich, el Piamonte recibió Lombardía, y Francia obtuvo como lo había convenido, Niza y Saboya.

Cada ejército perdió más de dos mil quinientos hombres, y quedaron heridos más de diez mil. Fue una guerra tan sangrienta y los heridos desatendidos, que Henry Dunant, un filántropo suizo, conmovido, escribió “Un recuerdo de Solferino” tratando de crear conciencia de que los heridos de guerra debían ser atendidos humanitariamente sin distinción de banderas, lo que promovió la creación de la Cruz Roja Internacional.

Categorías: Italia, Siglo XIX