Historia

Inicio Nueva Zelanda Los maoríes

Los maoríes

Publicado por Hilda

Los maoríes son los pueblos originarios de Nueva Zelanda, país que pertenece a Oceanía, continente insular, situado al suroeste del océano Pacífico.

Nueva Zelanda, se pobló de modo tardío, desde mediados del siglo X y hasta el siglo XIV, por parte de los polinesios del este, que arribaron en canoas, desde un mítico lugar denominado Hawaiki, y que dieron origen a la cultura maorí, ya que debieron adaptar sus costumbres a las nuevas condiciones del suelo y clima.

La población estaba dividida en siete tribus, llamadas iwi, teniendo cada tribu el nombre de las canoas que componían su flota, siendo su jefe, el ariki rangi, o representante del cielo. Las personas con mayor influencia eran los sacerdotes, que eran historiadores, poetas, astrólogos, purificaban a los niños, honraban a los muertos y alejaban al mal.

La clase media estaba integrada por los guerreros, que se rapaban la cabeza para el combate, al que iban armados con unas mazas cortas y afiladas. Poseían esclavos, que no tenían ningún derecho.

Las tribus se dividían en sub tribus o hapu, tatuándose en la cara la identificación de su clan; refiriéndose las crónicas europeas, a que las guerras entre las tribus resultaban feroces. Su religión era animista y eran caníbales. Primero fueron cazadores de unas aves no voladoras, llamadas moas, y cuando las exterminaron, se dedicaron a cultivar la tierra. Sus historias se transmitían de modo oral.

El arte maorí, se expresó en esculturas con adornos de frisos y estatuas de bulto redondo, donde los dibujos con formas geométricas y el tema de la figura humana, con grandes bocas, y lenguas triangulares, resulta reiterativo.

La música, se caracteriza por la primacía del canto épico de guerra, que acompaña la danza. Su baile nacional es el haka, cuyas marcaciones se hacen con golpes de palmas entre sí y pies contra el suelo.

Desde el siglo XVI, el territorio habitado por los maoríes fue visitado por los españoles, y en los inicios del siglo XIX, ya había unos dos mil europeos radicados en la isla, lo que los puso en contacto con las armas europeas. En esta época se produjo la Guerra de los Mosquetes, pues un grupo de maoríes adquirió estas armas, que se cargaban desde la boca del cañón. Especialmente, estas luchas, tuvieron lugar en la Isla Norte y provocó una gran matanza.

En 1840, Nueva Zelanda, por el Tratado de Waitangi, pasó a ser una colonia británica. Como reacción al dominio británico tuvieron lugar, entre los años 1845 y 1872 las Guerras de Nueva Zelanda o Guerras Maoríes. Como resultado, y con la excusa de cubrir los gastos de la guerra, los británicos confiscaron unos 16.000 km² de tierras maoríes. A fines del siglo XIX, los colonos europeos eran alrededor de 700.000 y los nativos quedaron reducidos a menos de 50.000. Desde mediados del siglo XIX, la colonia adquirió autonomía y desde 1980, ha habido un resurgimiento de la cultura maorí. El maorí es lengua oficial, junto al Inglés y a la lengua de señas de Nueva Zelanda.