Historia

Inicio El Mundo, Siglo XV, Siglo XVI Biografía de Nicolás Copérnico

Biografía de Nicolás Copérnico

Publicado por Hilda


Nicolás Copérnico nació el 19 de febrero del año 1473, en Thorn, hoy llamada Toruń, ciudad situada a orillas del río Vístula, al norte de la actual Polonia. La época de su nacimiento acaeció justo en la transición entre la Edad Media y la Edad Moderna. Recordemos que las dos fechas que se toman como hitos para el final del medioevo son, la caída del Imperio Romano oriental en 1453 o el descubrimiento de América en 1492.

La educación de Nicolás, tras la muerte de su padre que ocurrió cuando el niño tenía solo 10 años, quedó en manos de su tío materno, el obispo Ukasz Watzenrode. Nicolás estudió primero Humanidades en la Universidad de Cracovia, luego cursó Derecho y Medicina en Italia y en 1497 en Bolonia, cursó Derecho Canónico. Se doctoró como Astrónomo en el año 1503 en la Universidad de Ferrara, confesando su admiración por Ptolomeo, autor al que luego cuestionó.

Regresó a Polonia en el año 1503, y se radicó en Frauenburg, donde ejerció como canónico y como médico, y además administró la diócesis de Emerland. Paralelamente se dedicó a la observación de los cuerpos celestes y a investigar sobre los estudios astronómicos de los que existían constancias.

Si bien comenzaban a gestarse las ideas humanísticas, aun la iglesia conservaba un inmenso poder, y las escrituras bíblicas prevalecían sobre las interpretaciones científicas. La Tierra como creación divina era considerada el centro del universo, y argumentar que era un planeta más que giraba alrededor del Sol fue realmente un descubrimiento y un atrevimiento tan trascendental como peligroso para las creencias cristianas. A tal punto fueron importantes sus hallazgos, cuya primera exposición data del año 1507, sobre los movimientos de rotación y traslación de la Tierra, que se los ha denominado como “revolución copernicana” y se lo considera fundador de la Astronomía en sentido moderno.

Su obra “De revolutionibus orbium caelestium” contiene además de las afirmaciones que luego se han verificado, algunas erróneas, ya que consideraba al universo finito, a la Tierra como esférica (y su forma es geoide achatada en los polos) las órbitas de los planetas fueron definidas como circulares y en realidad son elípticas, el eje terrestre los consideró perpendicular con respecto al plano de rotación, y sin mebargo está inclinado. En 1536 el cardenal Schönberg le solicitó que sacara a la luz sus hallazgos, pero Copérnico temía la reacción de la iglesia y recién lo publicó poco antes de su muerte. Sus descubrimientos fueron completados y corregidos por Galileo.

Nicolás Copérnico murió el 24 de mayo de 1543, en Frauenburg. En 1616 la iglesia incluyó a la obra de Copérnico entre los libros prohibidos, hasta que el Papa Juan Pablo II le reconoció su enorme valor.

Categorías: El Mundo, Siglo XV, Siglo XVI