Historia

El NAFTA

Publicado por Verónica

Por sus siglas en inglés: North American Free Trade Agreement o Tratado de Libre Comercio de América del Norte , también es conocido como TLC o TLCAN y en francés como ALÉNA o Accord de libre-échange nord-américain.

Se trata de un tratado comercial suscrito entre las tres naciones que conforman América de Norte: Canadá, Estados Unidos y México con el fin de formar un bloque económico y establecer una zona de libre comercio en las tres naciones.

nafta.gif

El NAFTA comenzó a tener vigencia el 1 de enero de 1994, aunque fue suscrito en octubre de 1992 por los presidentes México y Estados Unido, Carlos Salinas de Gortari y George H. Bush y el primer Ministro de Canadá, Brian Mulroney.

El tratado no establece nuevos organismos administrativos que coordinen social o políticamente sus términos, existiendo sólo una Secretaría que administra y se encarga de ejecutar las resoluciones y mandatos. Sus tres secciones se ubican en Ottawa, México, D.F. y Washington, D.C.

El NAFTA buscaba la eliminación de obstáculos aduanales y fronterizos para poder comercializar libremente en la zona del acuerdo. Tomando como punto de partida la doctrina del libre comercio, promovía la competencia, la protección de los derechos intelectuales en cada país así como crear los mecanismos que permitieran la aplicación del tratado en cada país.

El tratado, en principio, se suscribió bajo los términos de administración conjunta, sin embargo al añadirle enmiendas o al ampliar su radio de ejercicio a toda América Latina mediante el ALCA, se acordó la institución de una presidencia compartida.

La resolución de problemas, la estructuración del acuerdo, según un punto de este mismo, tendría que ser trilateral y, en su momento, multilateral cuando se extendieran sus alcances.

Los tres países, según el NAFTA, tendrían acceso a los mercados de los otros miembros, estimulando así su desarrollo económico, fomentando la inversión.

Con el NAFTA se buscaba sobre todo, eliminar los impuestos arancelarios sobre los bienes producidos sobre esas tres naciones y su preferencia impositiva por sobre bienes provenientes de otros países no suscritos al acuerdo.

El primer paso del NAFTA fue implementar una política de reducción de trámites administrativos exigidos a productores, importadores y exportadores, con la idea de facilitar sus actividades.

En el tema arancelario, el NAFTA preveía una modificación paulatina a las leyes de cada país hasta igualarlas y lograr la desgravación arancelaria, clasificando los bienes y servicios en diferentes categorías para ser incluidas poco a poco en el beneficio de la eliminación de su arancel correspondiente.

El plan era llegar a la tasa cero en diez años y en quince años en productos especiales como el jugo de naranja norteamericano y el maíz mexicano.

El Nafta está conformado por un preámbulo y 22 capítulos agrupados en 8 secciones,
En la primera parte da las definiciones generales del acuerdo, en la segunda trata sobre el comercio de bienes automotrices, textiles, energéticos, agrícolas, petroquímicos, así como de los procedimientos aduaneros.

La tercera, cuarta y quintas partes acuerdan sobre las barreras técnicas al comercio, compras al sector público y la inversión y comercio de servicios, respectivamente. La sexta parte versa sobre la propiedad intelectual y en la séptima y última se sientan los instrumentos para la resolución de controversias.

Categorías: El Mundo, Siglo XX

No hay comentarios para “El NAFTA”