Historia

Inicio El Mundo, Siglo XIX Los modelos políticos del siglo XIX

Los modelos políticos del siglo XIX

Publicado por Hilda

Modelos políticos del siglo XIXEl concepto de soberanía popular había prendido en las ideologías políticas luego de la Revolución Francesa de 1789, pero no todos estaban de acuerdo en el modelo político más justo y eficaz para que el pueblo pudiera ser respetado como sujeto libre y soberano por parte de gobernantes que él designaba y no surgían de ninguna orden ni imposición divina, como hasta entonces. Las monarquías dieron sus últimos intentos de restablecimiento en el siglo XIX, pero ya no con el poder absoluto que otrora poseían, para finalmente dar paso a la democracia.

Los revolucionarios franceses perseguían la lucha contra el rey y su poder despótico y contra los privilegios de los nobles, encabezados por una burguesía de creciente ascenso social en virtud de su poder económico. Esta corriente propició el establecimiento de un Estado liberal, especialmente en Inglaterra, cuna de la Revolución Industrial, donde los comerciantes e industriales pudieran ejercer su actividad económica en forma libre en presencia de un Estado con poco poder, y ajeno a las necesidades sociales. El sufragio inglés en la naciente Monarquía Parlamentaria, que permitía la elección del cuerpo parlamentaria, era censitario, pudiendo solo votar los que tenían propiedades importantes. En 1832 se permitió el voto de los industriales. Los trabajadores recién pudieron hacerlo hacia fines de siglo.

En Francia, si bien también se propiciaba un Estado de corte liberal, su prioridad era lograr la igualdad ante la ley, la que trataron de asegurar exigiendo que los representantes del pueblo, en su carácter de diputados en el Parlamento sean la voz de la nación y no de un determinado sector social como ocurría en Inglaterra, decidiéndose por mayoría según las ideas sentadas en el “Contrato Social” de Rousseau. El voto si bien era amplio, excluía a las mujeres, menores de edad, los privados de razón, sirvientes domésticos y a quienes no poseían residencia fija.

Los atropellos e injusticias hacia los obreros pobres y sometidos, hizo nacer un nuevo movimiento político en el siglo XIX, el Socialismo, que propugnaba la propiedad colectiva de los medios productivos. Son expresiones de esta ideología el Socialismo Utópico nacido en Inglaterra, y el Socialismo Científico desarrollado por Marx y Engels.

Mientras tanto, en Estados Unidos se consolidaban los dos partidos políticos nacidos tras la independencia, el Federalista y el Republicano. Este último partido llevó a la presidencia a Thomas Jefferson entre 1801 y 1809. En América Latina, el siglo XIX estuvo signado por las luchas independentistas.