Historia

Inicio Estados Unidos, Siglo XX El Plan Marshall

El Plan Marshall

Publicado por Hilda

ANTECEDENTES

Hacia el fin de la Segunda Guerra Mundial, las potencias triunfantes comprendieron que una de las causas detonantes del conflicto, había sido la aguda crisis económica de 1930. Así, el secretario de Estado estadounidense, Henry Morgenthau expuso esta teoría, haciendo responsables a la miseria y la desocupación de la asunción de gobiernos demagógicos y dictatoriales, por ejemplo, el fascismo. Propuso que los medios necesarios para la recuperación europea debían obtenerse del gran perdedor de la guerra: Alemania. La industrialización alemana que antes de la guerra se mantenía en constante progreso, fue detenida por causa de la guerra y ex profeso, por los aliados, para impedir un rebrote nazi.

Plan Marshall

Estados Unidos se dispuso sanear las deterioradas economías de posguerra.

Entre esas medidas, los países aliados, en la conferencia de Bretón Woods (1944), habían sentado las bases de la creación del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Internacional para la Reconstrucción y el Desarrollo (Banco Mundial).

Para evitar la discriminación comercial, en 1948, se firmó el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT), que impedía dar preferencia a un país en perjuicio de otro, en materia comercial.

Con Grecia y Turquía, se firmaron acuerdos de provisión de armamentos, ya que eran los países que primero resistirían el avance comunista. Fueron estos países los primeros también en recibir la ayuda del Plan Marshall.

LANZAMIENTO DEL PLAN

Arquitectos del planDentro de ese conjunto de planes, el secretario de Estado del presidente norteamericano, Harry Truman, el general George Marshall, lanzó el Plan Marshall, destinado a la recuperación europea. El Departamento de Estado, fue el encargado de elaborarlo, teniendo una destacada participación, William L. Clayton y George F. Kennan.

La Universidad de Harvard, fue el escenario elegido para pronunciar el discurso de lanzamiento del proyecto, y el día elegido, el 5 de junio de 1947.

Retomando los conceptos expuestos por Morgenthau, se habló de lograr la salud económica, para asegurar la paz mundial. Se rescató la imperiosa necesidad de volver a recuperar la confianza en la economía de sus países con visión de futuro, tratando a través del plan, de luchar contra el flagelo del hambre, la desocupación y el caos.

Se ofreció la ayuda de Estados Unidos para todos aquellos estados que quieran cooperar en este loable propósito y se prometió la más férrea oposición hacia aquellos que solo trataran de poner escollos a la recuperación internacional.

OBJETIVOS

La idea era procurar un mayor bienestar a una Europa devastada, por la falta de alimentos y de carbón, que traía como consecuencia, muerte de personas por desnutrición y frío, y enfermedades, por la debilidad de los organismos mal alimentados.

El objetivo no declarado era lograr una Europa unida y fuerte, económica y políticamente sólida, para luchar contra el avance comunista, lo que se logró, y así pudo hacerse frente a la denominada Guerra Fría, que poco después dividiría al mundo en dos bloques antagónicos: el capitalista y el comunista.

En 1948, estalló en Checoslovaquia, un golpe comunista, que hizo temer un avance de esta ideología en un mundo convulsionado y desfalleciente. Esto motivó al congreso de Estados Unidos, a cambiar de opinión, ya que en un principio el costo de la ayuda, parecía demasiado grande, pero fue aceptado pues el riesgo comunista parecía mucho mayor.

Justamente eliminando la pobreza, podría hacerse frente a la amenaza comunista, que captaba adeptos entre ese sector social, con la promesa del gobierno del proletariado.

Estados Unidos, que había salida fortificada de la guerra, representando su producto bruto interno el 50 % del total del de todo el planeta, con un dólar consolidado como medio de pago, y con reservas de oro del 80 %, con respecto al total del mundo, no podía por sí sola permanecer en la cúspide, sin contar con mercados para sus productos exportables, que no eran consumidos por los otros países europeos, por la carencia de dinero.

EJECUCIÓN

El plan comenzó su actividad en 1948, otorgando préstamos de trece mil millones de dólares que serían entregados en el período 1948-1952. En realidad las donaciones representaron el 90 %. El monto de los préstamos ascendió solo a un 10 %. La ayuda trascendió el marco europeo para llegar a países aliados contra el comunismo, en Asia y Oceanía. Así fueron otorgados préstamos a Israel, Filipinas, Vietnam y Australia.

El plan fue ejecutado bajo el control de un organismo especialmente creado al efecto: la Administración para la Cooperación Económica (ACE), cuya autoridad era Paul Hoffman. Tenía como misión la industrialización de los países miembros y estimular el crecimiento económico y comercial. Un representante de este organismo se instaló en cada capital de los países europeos beneficiados, para asesorar y controlar las inversiones que se efectuaran del dinero asignado. La coordinación estuvo a cargo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). La mayor parte del dinero fue otorgado a los países con industrias potenciales, o ya existentes pero deterioradas. El Reino Unido, Francia, Italia y Alemania occidental fueron las que más dinero recibieron.

RECHAZO SOVIÉTICO

Stalin, el líder soviético no participó a pesar de haber sido invitado, negando a los países bajo su influencia, tomar algún tipo de intervención en ese plan. Esta decisión se tomó previa reunión en París de su representante con los de Gran Bretaña y Francia, quienes le impusieron como condición por su ayuda, la intervención y fiscalización de la marcha económica de su país.

PAÍSES COMPRENDIDOS

A la Gran Cumbre reunida en París el día 12 de julio, asistieron casi todos los países europeos, menos la España antidemocrática de Franco, Finlandia, Checoslovaquia y Polonia, que en un primer momento vieron con simpatía la propuesta, pero fueron presionados por los soviéticos para no participar, lo mismo que el resto de los países bajo la órbita comunista. Estos estados idearon su propio plan, que se llamó Plan Molotov o COMECON.

Los países que suscribieron el Plan fueron: Estados Unidos, Gran Bretaña, Austria, Bélgica, Dinamarca, Francia, Grecia, Islandia, Italia, Luxemburgo, los Países Bajos, Noruega, Alemania Occidental, Suecia, Turquía y Suiza.

CONSECUENCIAS

Este plan permitió el crecimiento de la economía mundial de aproximadamente un 30%.

La guerra de Corea ocurrió en el ocaso del plan, e impidió que se prolongue, pero la misión fue sobradamente cumplida. La agricultura y la industria europea resurgieron, y la pobreza pasó a ser solo un mal recuerdo. Estados Unidos logró posicionarse como potencia hegemónica del mundo occidental.

Categorías: Estados Unidos, Siglo XX

3 comentarios para “El Plan Marshall”


  • UHMMMGRACIAS , realmente me sirve la imformaciom para mi examen muchas gracias, bye , sigan publicando , mas imformaciom sobre la guerra fria ,

  • muy concreto el articulo pero considero que deben enfocarlo de manera mas objetiva dado que este plan sirvio como manpara para sembrar las raices del capitalismo que en la actualidad esta en decadencia (caso crisis economica USA.) GRACIAS.

  • concuerdo acerca de la subjetividad del articulo. eeuu tenia otras intenciones