Historia

Inicio Estados Unidos, Siglo XIX La Guerra Mexicana – Americana (1846 – 1848)

La Guerra Mexicana – Americana (1846 – 1848)

Publicado por Pablo

La Guerra entre México y Estados Unidos, entre 1846 y 1848, incrementó de forma nunca antes vista el territorio de los Estados Unidos, y contribuyó a su vez a agravar las diferencias entre norteños y sureños que llevarían, algunos años más tarde, a la Guerra de Secesión.

James K. Polk, quien había sido elegido como el undécimo Presidente de los Estados Unidos en 1844, prometió durante su campaña, en un ambiente de deseado expansionismo, adquirir nuevas tierras para lanzar a la nación a nuevos y sugerentes desafíos. Pronto quiso cumplir con sus promesas: obtuvo Oregón de los británicos, y negoció la compra de California y otros territorios mexicanos. El entonces Presidente de México, Mariano Paredes, rechazó la oferta norteamericana, como era previsible. Furioso, todavía, por la anexión yankee de Texas en 1845, así como los intentos por alcanzar la frontera del Río Grande, declaró un estado de guerra “defensiva” en 23 de Abril de 1846. No fue sino el principio de un escalada de tensión y pequeñas escaramuzas. Cuando los altercados alcanzaron la recién adquirida Texas, Polk pidió permiso al Congreso para declararle la guerra a México: éste la aceptó el 13 de Mayo.

Mexican War

Aunque el ejército regular de México poseía un número mayor de combatientes, el americano contaba con unas tropas mejor entrenadas, mejor lideradas, y mucho mejor armadas. Además, podía contar con más de 73.000 voluntarios. Comenzó la guerra iniciando varias acciones ofensivas de forma casi simultánea. La batalla comenzó el 8 de Mayo, cuando el General Zachary Taylor ganó la batalla de Palo Alto –cerca de Brownsville, Texas-. Sus tropas se movieron directamente hacia el sur, capturando Monterrey a finales de Septiembre y Saltillo en Noviembre. Por su parte, las tropas del Coronel Stpehen Watts ocuparon fácilmente Santa Fe, desde donde iniciaron su ofensiva decisiva hacia California. Ayudados por la marina, la armada tomó California a principios de Enero, mientras las tropas de Alexander Doniphan ocupaban Chihuahua; los Estados Unidos ganaron todas y cada de las batallas de esta primera fase de la guerra.

Mientras el Presidente Polk y el General Winfield Scott diseñaban planes para capturar la Ciudad de México y las fuerzas que aún sustentaban el ejército mexicano, el nuevo Presidente, Antonio López de Santa Ana, reconstruyó sus fuerzas y se preparó para atacar las fuerzas de Taylor en Saltillo. A éste le ayudó una carta interceptada por su avanzadilla, que contenía los planes detallados de las tropas de Santa Ana. Sabiendo sus planes, y con la ayuda de los voluntarios de Jefferson Davis, Taylor consiguió repeler el ataque. Con las tropas mexicanas retirándose a la capital, Scott tomó Veracruz y marchó desde allí a Ciudad de México. Alcanzaron las afueras de la ciudad a mediados de Agosto y, tras una serie de batallas, las fuerzas norteamericanas entraron en la ciudad el 14 de Septiembre. El Tratdo de Guadalupe-Higaldo, firmado por las dos partes el 2 de Febrero, y confirmado el 30 de Mayo de 1848, puso oficialmente fin al conflicto.

Los Estados Unidos ganaron los territorios que más adelante se convertirían en los estados de California, Nuevo México, Arizona, Nevada, Colorado, y Utah, y extendió la frontera de Texas hasta el Río Grande. En lo referente al gobierno federal, Polk logró extender los poderes del Comandante en Jefe y, en el terreno de las grandes personalidades, las victorias y la fama de Zachary Taylor le hicieron ganar las elecciones de 1848. Scott, por el contrario, fue el candidato Whig a la Presidencia en 1852, pero perdió ante su antiguo subordinado, el demócrata Franklin Pierce.

La guerra, por otra parte, agravó las tensiones acerca de la esclavitud cuando hubo de discutirse el régimen jurídico de los nuevos estados ganados en la guerra. Las tensiones se hicieron tan fuertes que muchos consideran la Guerra de México como el punto de no retorno en la carrera hacia la guerra civil que estallaría pocos años más tarde.

Categorías: Estados Unidos, Siglo XIX

No hay comentarios para “La Guerra Mexicana – Americana (1846 – 1848)”