Historia

Inicio Francia, Siglo XIX Napoleón en Egipto

Napoleón en Egipto

Publicado por Pablo

Napoleón empezó a mirar a Egipto después de sus campañas italianas. Tras éstas había quedado en una posición de incipiente debilidad. Necesitaba conquistas, y había llegado a la conclusión de que una invasión de Gran Bretaña no era factible, al menos por el momento. Y Egipto presentaba numerosas ventajas: ayudaría a restaurar el comercio y la influencia francesa en Asia Menor; debilitaría la presencia británica en esas zonas, y cortaría de raíz sus rutas hacia el Cabo de Buena Esperanza; asimismo, establecería una base de partida para una eventual aventura militar hacia las posesiones británicas en la India.

Napoleón en Egipto

Napoleón embarcó, en Mayo de 1798, cerca de 40.000 tropas junto a un selecto grupo de burócratas y académicos, escoltado por Adm Brueys y la flota de Toulon. Tras tomar Malta por el camino, tomó tierra en la Bahía de Aboukir el 1 de Julio, y ocupó Alejandría para avanzar por el Nilo y derrotar a los Mamelucos en la célebre batalla de las Pirámides, el 21 de Julio.

Mas el 1 de Agosto, los planes franceses se verían severamente trastocados. El inglés Nelson, que había estado a punto de interceptarlos en su camino a Egipto, destrozó a la flota de Brueys en la batalla del Nilo, y dejó a Napoleón sin su línea de suministro con Francia.

En cualquier caso, Napoleón estaba decidido a imponer en Egipto un régimen francés, y mandó a sus académicos trabajar en una examen detallista y minucioso sobre el estado del país. En Septiembre, los turcos, como acreedores del derrocado régimen egipcio, declararon la guerra a Francia, aunque Napoleón actuó pronto para prevenirlos. En Febrero del año siguiente -1799- invadió Palestina, tratando de evitar con ella que los otomanos usaran Siria como base para atacarle. Su ofensiva, sin embargo, fue frenada por la feroz resistencia otomana en Acre, cuya defensa terrestre, unida a la ayuda naval británica, obligaron a Bonaparte a dar la vuelta con un enorme número de bajas.

Animados por su victoria, los turcos trataron de asestar otra derrota a Francia en la Bahía de Aboukir, pero no lo consiguieron. En Julio, Napoleón regresó a Francia para reestructur sus fuerzas, dejando al mando a Kléber, que sin embargo murió asesinado en Junio del año siguiente, tras una serie de acercamientos para lograr la paz con los británicos. Su sucesor fue un completo incompetente: Menou, un converso al Islam que tenía una fe ciega en el futuro colonial de Francia en Egipto.

Aunque la paz estaba cerca, los británicos vieron la debilidad del nuevo comandante y, Henry Dundas, Secretario de Estado para la Guerra y las Colonias, insistió en que no había que dejar Egipto en manos de Francia. En 1801 mandó a Sir Ralph Abercromby al mando de 14.000 hombres, y éste realizó un desembarco brillante en la Bahía de Aboukir, derrotando de forma contundente a Menou en la batalla de Alejandría, el 21 de Marzo de ese año. En colaboración con los turcos, los británicos siguieron asediando a las desmoralizadas tropas francesas, hasta lograr la capitulación de Menou, en el mes de Septiembre, y el final de la ocupación francesa de Egipto.

Categorías: Francia, Siglo XIX

No hay comentarios para “Napoleón en Egipto”