Historia

Inicio Cuba, Siglo XIX La Independencia de Cuba

La Independencia de Cuba

Publicado por Hilda

La conquista de Cuba por los españoles se inició en el año 1509. En 1762, la ciudad de La Habana, fue tomada por los ingleses. Esto duró poco tiempo, pues meses más tarde los españoles la reconquistaron, por el Tratado de Versalles, siendo Cuba una Capitanía General, dependiente del virreinato de Nueva España. Estados Unidos, a cambio, se posesionó de Florida.

José Martí

Cuando en el año 1810, los aires independentistas soplaban por las colonias españolas en América, España, para evitar la emancipación cubana, les realizó la concesión de comerciar libremente con países extranjeros. Otra circunstancia que no alentaba la secesión, era la conformación de la sociedad cubana, constituida en su mayoría por españoles. Recordemos que en el resto de Hispanoamérica, los criollos, hijos de españoles nacidos en América, hallaron como una de las principales causas de la emancipación, además del monopolio comercial impuesto por España, la imposibilidad del ejercicio de cargos públicos importantes, a quienes no fueran españoles.

Las disputas entre la Metrópoli y Cuba comenzaron cuando los diputados cubanos fueron rechazados de las Cortes españolas, en 1837, por no considerarse a Cuba como una provincia, sino como una colonia. Treinta y un años más tarde, ya la intención de independencia resultaba evidente. La demanda mundial de azúcar cayó, vinculándose los sectores liberales cubanos a la política estadounidense, su principal comprador de azúcar.

El 10 de diciembre de 1868, se sublevó el ingenio azucarero de propiedad del abogado Carlos Manuel de Céspedes, establecimiento denominado “La Demajagua”, donde se manifestaron los ideales independentistas, y antiesclavistas de los revolucionarios. Este movimiento fue conocido como “El grito de Yara”, por ser ese el lugar en donde los insurrectos fueron derrotados. Esto inició una serie de enfrentamientos que se sucedieron, mientras tomaba forma y consistencia, el Partido Revolucionario, liderado por José Martí, que se estaba formando en Estados Unidos, y que continuó hasta la firma de la Paz de El Zanjón, el 10 de febrero de 1878.

La relativa calma perduró hasta 1895, en que estallaron nuevos focos revolucionarios, liderados por José Martí, el general Máximo Gómez, residente en Haití y el mulato costarriqueño Antonio Maceo. Los puertorriqueños se unieron a la lucha, ya que ellos también anhelaban la liberación, resultando un frente de batalla, en una lucha desigual, donde su poder residía tan sólo en obligar a pagar un dinero a los grandes terratenientes para obtener recursos amenazándolos con quemar sus campos. También incendiaron fábricas de tabaco, haciendo que los campesinos y obreros se unieran a la revolución. España reprimió ferozmente estos ataques subversivos, aunque no pudo impedir que Martí y sus hombres tomaran el oriente de la isla. El 19 de mayo de 1895 falleció en combate, José Martí.

El objetivo de los patriotas era llegar al oeste del territorio, zona más rica y que contaba con el mayor número de esclavos, empresa impedida por los españoles, que se dispusieron, bajo las órdenes de Arsenio Martínez Campos, desde Júcaro a Morón, con 33 fuertes, que los sublevados pretendían franquear realizando el Cruce de las Trochas, liderados por Maceo y Gómez, obteniendo el éxito esperado. El 7 de diciembre de 1897, perdió la vida Maceo, en una emboscada, al oeste de la Habana, mientras Estados Unidos intervenía cada vez con mayor intensidad en la producción azucarera, lográndose en 1898, que España reconozca la autonomía cubana, pero cuando ya la guerra había tomado un rumbo del que parecía no había retorno. Estados Unidos se había involucrado en la contienda, a causa de la destrucción del acorazado estadounidense Maine, el 15 de febrero de 1898, por una mina submarina.

Estados Unidos logró vencer a la armada española en Cuba y Filipinas, firmándose el Tratado de París, sin presencia de las colonias involucradas, el 24 de octubre de 1898, por el cual Cuba, Filipinas y Puerto Rico eran cedidas por España a Estados Unidos.

Cuba permaneció ocupada por fuerzas militares de Estados Unidos hasta el 20 de mayo de1902, año en que se declaró la independencia de la isla de Cuba. En el año 1901, se había aprobado un proyecto de Constitución que incluyó la enmienda Platt, que rigió hasta 1934, por la cual Estados Unidos dirigió la economía cubana, y obtuvo la cesión de bases militares, como la de Guantáramo.

Categorías: Cuba, Siglo XIX

Un comentario para “La Independencia de Cuba”


  • juan pablo-dani marzo 1, 2008 a las 4:59 pm
    cuba es lo mejor y nos duele que fidel no este a cargo de la isla .
    pero se que raul va a segir con los ideales de fidel



Realizar un comentario