Historia

Inicio Cuba, Siglo XIX La Bandera de Cuba

La Bandera de Cuba

Publicado por Hilda

Bayamo es actualmente la capital de la provincia de Granma (Cuba). Allí nació Joaquín Infante, se recibió de abogado en La Habana y fue uno de los artífices de la independencia de su patria y autor de un Proyecto Constitucional para ella; que redactó y publicó en Venezuela en 1810, adonde debió exiliarse, perseguido por los españoles.

En ese proyecto de Constitución, se establecía que la Bandera Nacional de Cuba sería tricolor, con bandas horizontales, de colores verde, morado y blanco. Estos colores fueron seleccionados por no haber sido usados en ningún otro pabellón, de ningún país del mundo. O sea, que más que por su significado, se los escogió por su originalidad.

Bandera de Cuba

En el año 1823, con motivo de la Conspiración de los Rayos y Soles de Bolívar, se usó otro pabellón. Sobre un fondo azul turquí, abrazado por cuatro franjas rojas (colores de Colombia) a modo de recuadro, donde la franja más cercana al asta era el doble de ancha que las demás, se destacaba el sol del emblema argentino, con rostro humano, plateado, con 16 rayos. Se usaron los modelos de las banderas argentina y colombiana con el propósito de aludir al gran sueño de Bolívar, de la unidad de Sudamérica.

El militar venezolano Narciso López, en 1849, se hallaba en Estados Unidos, donde había recibido protección del gobernador del estado de Mississippi, luego de tener que abandonar Cuba, tras el fracaso de sus conspiraciones contra los realistas. Allí, inspirado por la bandera norteamericana, y en ideales masónicos, diseñó el nuevo distintivo para Cuba: el de la estrella solitaria. La encargada de confeccionarla fue Emilia Tolón, prima y esposa del poeta Miguel Teurbe Tolón, quien fue el elegido para plasmar en los hechos, la idea de López.

Los españoles habían dividido Cuba en tres departamentos militares: Occidente, Centro y Oriente, desde 1829, y en homenaje a ellos, contaba esta bandera, con tres franjas azul-celestes, sobre un fondo blanco. O sea, que poseía cinco franjas horizontales, tres azul-celestes y dos blancas, alternadas, siendo azul-celestes las periféricas. Un triángulo equilátero rojo (sangre de sus mártires) cuyos tres lados representaban la igualdad, libertad y fraternidad, ideales de la revolución francesa, y su base reposaba junto al asta, ocupando toda su altura, destacaba en su centro la estrella solitaria, de cinco puntas, que simbolizaba al soberano e independiente estado cubano.

Flameó por primera vez en Cuba, el 19 de mayo de 1950, en un edificio público de Cárdenas, acompañando a partir de ese momento todas las acciones revolucionarias.

Carlos Manuel de Céspedes en el ingenio La Demajagua el 10 de octubre de 1868, utilizó otra bandera. Fue confeccionada como símbolo de esta insurrección, por su compañera sentimental Candelaria Acosta Fontaigne, una joven mestiza 17 años. La bandera era de forma rectangular, con dos franjas horizontales de igual ancho, la inferior de color azul, y la superior, estaba a su vez, dividida en dos franjas verticales, una roja, cercana al asta, donde se veía la estrella, de cinco puntas, en su centro, y la otra franja, blanca.

El 11 de abril de 1869, la Asamblea de Guáimaro, adoptó como símbolo nacional la bandera de Narciso López.

Tomás Estrada Palma, primer Presidente de la isla, por Decreto del 21 de abril de 1906, especificó el diseño de la bandera patria. Su forma es rectangular, cuyo largo duplica el ancho, y como ya dijimos tiene cinco franjas alternadas, variando el azul-celeste de la bandera de López por el azul turquí. El resto permanece igual que en la original.

Categorías: Cuba, Siglo XIX

Un comentario para “La Bandera de Cuba”