Historia

Inicio Alemania, El Mundo, Siglo XX El Holocausto

El Holocausto

Publicado por Hilda

Ocurrió en vísperas y durante la Segunda Guerra Mundial, y su ideólogo fue Adolf Hitler, quien asumió el gobierno alemán en el año 1933. Era un plan sistemático, o sea organizado y gradual para provocar la erradicación de los judíos. Luego alcanzó a otras etnias, como a los gitanos.

El Holocausto

Holocausto, proviene del griego y su significado es: “sacrificio por fuego”, inspirándose en los sacrificios de quema de animales que los griegos ofrendaban a sus dioses, lo que hace pensar que este término, muy difundido, no es precisamente apropiado, para designar el horror del exterminio nazi, que nada tenía que ver con el sentimiento de homenaje divino. Basándose en la teoría de la superioridad de la raza aria (ver en artículos relacionados “la raza aria”) y en la ley natural de supervivencia de los más aptos, justificaron la inmolación de todos los seres inferiores, por razones de discapacidad mental, religiosa, racial o de elección política o sexual.

Ya en 1920, el Partido Nazi, en su programa de acción, había propuesto la sanción de leyes contra los judíos, a quienes calificaba de usureros. Sin importar la religión que profesara la persona señalada, para ser calificada como judía, bastaba con tener tres abuelos judíos, sin posibilidad de eximentes. El resto de los judíos, con dos o un abuelo judío que ya no profesara esa religión podían eximirse bajo ciertas condiciones “colaborativas”, de la política persecutoria.
En un primer momento, cuando aún no había asumido su mandato, Hitler, ordenó algunas medidas persecutorias, como el boicot hacia los comercios de propiedad judía, la expulsión de los estudiantes no arios de los colegios (recordemos que los judíos son de raza semita), al igual que de los puestos de la administración pública.

En 1935, estas medidas parciales, y un poco encubiertas, se transformaron en órdenes legales, cuando se dictaron las leyes de Nüremberg, por la cual los judíos perdieron la ciudadanía alemana, con la consiguiente prohibición del uso de los símbolos patrios. Igualmente fue desestimada la posibilidad de casarse legalmente entre alemanes y judíos. Les fue prohibido el ingreso a los espectáculos públicos y se les expropiaron sus empresas y comercios.

Un poco más tarde, debieron identificarse con brazaletes de color blanco que tenían estampados en ellos la estrella de David, símbolo religioso judío, para hacerlos fácilmente identificables.

Durante el estallido de la guerra, en 1939, el holocausto se intensificó llegando no sólo a discriminarlos y perseguirlos, sino a matarlos

Fueron enviados a vivir en barrios separados, llamados guetos, donde sufrieron toda clase de privaciones, como hambre, hacinamiento y enfermedades. En el gueto de Varsovia, por ejemplo, llegaron a fallecer 5.000 personas por día.

Para lograr “la solución final” al problema judío, que demoraba demasiado, crearon los campos de concentración, por ejemplo, en Polonia: Auschwitz , Belzec, Sobibor y Treblinka. En alemania, Dachau, Arbeitsdorf y Bergen-Belsen. En Bélgica: Breendonk, en Italia: Bozen, etc.

Las personas fuertes, generalmente hombres jóvenes, eran sometidos a trabajos forzosos, en condiciones inhumanas, comiendo raciones miserables, durmiendo poco y mal, sin ropas adecuadas, hasta que agotadas sus fuerzas, y ya inservibles para las duras labores eran asesinados en cámaras de gas, destino que también tenían las personas que no fueran aptas para el trabajo como los niños, las mujeres, los ancianos o los enfermos. Muchos también fueron usados para experimentos científicos, como pruebas de medicamentos, que habitualmente se realizan en animales.

En el año 1941, los nazis invadieron la Unión Soviética, y a través del Einsatzgruppen, grupo concebido para la muerte de “los diferentes”, más de un millón de personas de todas las edades perdieron la vida, incluyendo a los miembros del partido comunista ruso.

El régimen nazi, a través del holocausto se cobró la vida de aproximadamente 6.000.000 de judíos, principales sindicados por el plan como de imprescindible eliminación, a los que se sumaron gitanos y eslavos. También otras personas fueron perseguidas por sus pensamientos políticos como los comunistas, por motivos religiosos, como los testigos de Jehová o por su sexualidad: los homosexuales. La eutanasia, erradicó al mundo alemán de discapacitados físicos y mentales. La “raza perfecta” comenzaba a dominar la tierra. Si sumamos la totalidad de víctimas, la suma de 6.000.000 se duplica.

En 1945, la raza perfecta, sucumbió en manos de los aliados, que lograron rescatar a algunos sobrevivientes de este genocidio de los campos de concentración. La terrible pesadilla de Hitler, que prometía un paraíso para unos pocos, a cambio de la destrucción de inocentes, había terminado, junto a su creador. La ley natural había demostrado que la superioridad racial aria, no lo era tanto, si la guerra les había sido adversa.

Categorías: Alemania, El Mundo, Siglo XX

51 comentarios para “El Holocausto”


  • Buenas noches para todos
    Me encanto este tipo –foro por decirlo así! no se ustedes como lo llaman.
    Les tengo que decir 8 cositas
    1) No soy muy bueno en ortografía
    2) Algunas opiniones me gustaron
    3) No todas
    4) La mayoría tiene una pésima ortografía
    5) Me hubiera encantado que en mis años de estudio por el colegio mis profesores nos hubieran hecho este tipo de actividades!
    6) Me temo que la mayoría están viviendo un HOLOCAUSTO CON LA ORTOGRAFíA y aun más aquellos que son Super incumplidos, sacando unas excusas al profesor.
    7) Y me parece de mal gusto opinar sin por lo menos hacer una corrección en WORD SI ES ASÍ.
    8) Felicitaciones al profesor que hace este tipo de foros.
    GRACIAS
    ATT: ANDRESSILLO