Historia

Inicio América Hispánica La conquista de Nueva Granada

La conquista de Nueva Granada

Publicado por Hilda

Conquista de Nueva GranadaNueva Granada es el nombre que le dieron los conquistadores españoles a la zona que se encontraba situada en el actual territorio de Colombia.

En 1499 Alonso de Ojeda partió desde España hacia la actual Venezuela y luego se dirigió al norte de la actual Colombia, llegando a lo que hoy es Guajira, a la que llamó Cabo de la Vela. El geógrafo Juan de la Cosa, que integraba la expedición realizó un mapa del lugar.

Hasta Guajira llegó también en 1501, Rodrigo de Bastidas, quien se dirigió hasta Urabá obteniendo oro y perlas.

En 1504, Juan de la Cosa que había integrado los viajes anteriores, realizó un nuevo intento de obtener riquezas en el lugar, padeciendo toda suerte de calamidades y realizando los conquistadores también, matanzas sanguinarias.

En 1508, Fernando de Aragón firmó con Diego de Nicuesa y Alonso de Ojeda una capitulación donde los reconocía como gobernadores de la región de Urabá y el Darién, al primero y de la zona entre Guajira y Urabá, al segundo, con el derecho de conquista de esos territorios y sus riquezas, a cambio de financiar la expedición y dar a la Corona una parte de lo obtenido.

En la expedición de Ojeda iba, Juan de la Cosa, que esta vez murió junto a setenta expedicionarios, en manos de los enardecidos aborígenes que habitaban Cartagena, que se negaban a ser conquistados y esclavizados. Como respuesta, se produjo la quema del poblado y la matanza indiscriminada de lugareños.

Los primeros españoles que lograron fundar ciudades allí, fueron Rodrigo de Batidas, quien en el año 1525 fundó Santa Marta, y recién ocho años más tarde, debido a la belicosidad de los aborígenes y a las discordias entre los conquistadores, Pedro de Heredia fundó Cartagena de Indias (1533).

En 1536 fueron enviados mil quinientos hombres, entre los cuales figuraban Jiménez de Quesada, quien se encargaría de la exploración del interior del territorio, en busca del de las tierras de “El Dorado” de enormes y legendarias riquezas; y Fernández de Lugo, para desempeñarse en Santa Marta como gobernador.

Movido por la aventura y la codicia, y acompañado de setecientos hombres, Jiménez de Quesada, partió en el mes de abril del año 1536 a hacer un reconocimiento del lugar, iniciando el recorrido del río Magdalena, por tierra y por agua, lo que hicieron con bergantines. Desde la Tora fueron enviados los enfermos hacia Santa Marta, pues la empresa resultó muy dificultosa y se cobró cientos de vidas. Sin embargo durante el trayecto encontraron indicios de la existencia de una civilización, como mantas, tejidos y panes de sal.

Comenzaba 1537 cuando el hallazgo de esmeraldas estimuló al conquistador, quien no cedió en su afán a pesar de la agresividad de los aborígenes. Pudo llegar hasta la residencia del jefe, en Tunja, donde el Zaque Quemuenchatocha lo proveyó de grandes fortunas. En el valle del Iraca halló el Templo del Sol de Sogasomo, que también tenía fabulosas riquezas y que al poco tiempo un incendio destruyó.

En el año 1538, Jiménez de Quesada fundó Santafé de Bogotá. En 1539 Jiménez de Quesada retornó a España, intentando infructuosamente que le adjudicaran el cargo de gobernador de la zona que él había explorado. Retornó en 1549 como gobernador de El Dorado. En 1569 para proseguir la búsqueda de “El Dorado” realizó una nueva expedición con terribles resultados, falleciendo en 1579, víctima de lepra.