Historia

Inicio Bolivia, Siglo XIX La independencia de Bolivia

La independencia de Bolivia

Publicado por Verónica

Bolivia tiene una antigua historia que se prologa hasta antes de la conquista española. El territorio boliviano estuvo habitado por los pueblos aimaras que vivieron a orillas del Lago Titicaca, aunque su influencia se extendió hasta las costas del Océano Pacífico.

Los indígenas aimaras formaron parte de lo que se conoce como el Gran Kollasuyo , al que pertenecieron grupo como los Ayaviri, el Colla, los Omasuyos, los Lupacas, Larecajas, Pacajes, Charcas y Chichas.

bolivia.jpg

A la llegada de los Incas, estos pueblos sufrieron su primer sometimiento. Tras la conquista, el extenso territorio de la actual Bolivia quedó bajo el dominio del virreinato del Perú. Mucho tiempo después, en 1776, al crearse el virreinato del Río de La Plata, Bolivia o el Alto Perú, quedó bajo su dominio.

Bajo este virreinato se crearon las intendencias de Cochabamba, Potosí, La Paz y Chuquisaca así como las provincias de Moxos y Chuiquitos, que se separaron de la intendencia de Cochabamba. Este conjunto de territorios formarían la futura República de Bolivia.

Sus territorios fueron conquistados en su momento por gran número de expediciones que fueron ganando terreno para la corona española, así, cuando Francisco Pizarro llegaba a Perú, envió a su hermano Gonzalo Pizarro a conquistar la zona de los Charcas o el Collao en 1538. Diez años después, Alonso de Mendoza conquistó la actual zona de La Paz.

A Cochabamba llegaría Sebastián Barba de Padilla en enero de 1574 y Potosí fue fundada por Juan de Villarroel y Diego Centeno en 1546. En 1547, el emperador Carlos V le concede el título de «Villa Imperial».

Ya en 1561 en el actual territorio de Bolivia, se instalaría la suprema autoridad judicial del Alto Perú: la Real Audiencia de Charcas, que quedó asentada en la ciudad de La Plata, actualmente Sucre. La zona fue elegida por razones estratégicas, ya que desde ahí se podía controlar la administración regional de los territorios que producían plata.

El colonialismo español queda así plenamente asentado en una región rica en yacimientos de oro y plata. Muchas autoridades fueron impuestas por la fuerza a la población nativa que sufría toda clase de abusos y despotismos. La encomienda generaría un sentimiento de rencor al poder central español.

En 1780 tienen lugar los primeros levantamientos rebeldes y apenas un año después tiene lugar, el 15 de enero, la sublevación de Chayanta, un violento levantamiento acaudillado por los hermanos Tomás, Dámaso y Nicolás Katari, quienes tomaron el mando de la población minera de Aullagas, los tres serían asesinados violentamente.

Ese mismo año, otro indígena, Julián Apaza, tomando el nombre del mítico caudillo Túpac Amaru y el apellido de los hermanos asesinados, se auto nombra Túpac Katari , levantándose en armas y poniendo sitio a la ciudad de La Paz por 109 días. Más tarde se le unirá Tupac Amaru II en un segundo sitiaje. Él y otros caudillos indígenas que lo acompañaron en la sublevación fueron ejecutados el 13 de noviembre de 1781.

En 1809, un grupo de revolucionarios comandados por Pedro Domingo Murillo declaran la independencia del Alto Perú del dominio español. Pero la independencia de Bolivia todavía no era un hecho.

Tras el estallamiento de la Revolución de Chuquisaca liderada por Bernardo de Monteagudo y Jaime de Zudáñez , estallaría la revolución en La Paz, con lo cual el virrey fue destituido en Buenos Aires en 1810.

El 14 de septiembre tuvo lugar la Revolución de Cochabamba, donde se depuso al gobernador intendente y unos días después la Junta de Buenos Aires otorgaba el cargo de gobernador a Francisco del Rivero .

Tras una serie de levantamientos y deposiciones de gobernates de la zona, contraataques por parte de las fuerzas realistas, en noviembre de 1810 el general Juan Martín de Pueyrredón fue nombrado presidente de la Audiencia de Charcas, siendo su primer acto frente a una asamblea de quechuas y aimaras, anulando el sistema de castas y declarando la igualdad de razas, pero de nuevo, su gobierno no prosperó.

En 1813, Manuel Belgrano se levantaba en armas en el norte, haciendo una expedición para recuperar el Alto Perú, sin embargo, tras sufrir varias derrotas se retira de la zona, que queda de nuevo en poder realista. Con la rebelión de Ignacio Warnes y Álvarez de Arenales , el 24 de septiembre de 1814, La Paz quedaría en manos rebeldes, para ser recuperada por los españoles dos meses después.

José de San Martín toma el mando del Ejército del Norte comisionando al general Rondeau, para intentar recuperar el Alto Perú a la causa independentista. Rondeau logra entrar a Potosí en abril de 1815, sin embargo la ciudad volverá a quedar en manos realistas en noviembre de ese mismo año.

Durante 1815 y 1816, Pezuela, el general español que venció a Rondeau organiza una sangrienta campaña para acabar con los levantamientos independentistas del Alto Perú,; números caudillos fueron pasados por las armas y poblaciones levantadas en armas fueron arrasadas.

Tendría que llegar 1824, con el triunfo de Simón Bolívar sobre los ejércitos españoles de Canterac y Suárez en Junín, preámbulo del golpe final al colonialismo español que tendría lugar después del triunfo de la batalla de Ayacucho. Antonio José de Sucre, siguiendo instrucciones de Bolívar, inicia la campaña del Perú y 9 de diciembre de 1824, logra vencer a las fuerzas realistas en la llanura de Ayacucho. El vencido virrey La Serna tuvo que reconocer la «Independencia del Perú y América».

A estos triunfos se sucederían otros más como el de Lanza al tomar La Paz en 1825. Sucre entrará en territorio peruano el 25 de febrero de 1825, iniciando el proceso de construcción de la nueva república independiente de Bolivia.

El acta de independencia, redactada por José Mariano Serrano, fue declarada el 6 de agosto de 1825.

Categorías: Bolivia, Siglo XIX

No hay comentarios para “La independencia de Bolivia”