Historia

Inicio Edad Antigua, Roma Alarico I

Alarico I

Publicado por Hilda

Alarico nació en la isla de Peuce, denominación dada por griegos y romanos a una gran isla en la desembocadura del río Danubio, en la región de Dacia, actualmente Rumania, alrededor del año 370, después de Cristo.

Se convirtió en soldado, peleando para el Imperio Romano, destacándose por la ayuda brindada al emperador Teodosio I, en el año 394, a efectos de derrotar, en la batalla del Frígido, al usurpador, Arbogastes, de origen franco. Ante el poco reconocimiento recibido, pues pretendía ser promovido al cargo de General del ejército romano, se autoproclamó Rey de los visigodos, en el 395.

Teodosio, en su sucesión, dividió el Imperio Romano en dos, adjudicándole la parte oriental a su hijo mayor, Arcadio, en el año 383, y la parte occidental, a su hijo Honorio, el menor, en el año 393, quienes asumieron tras la muerte de su padre, en el año 395. El joven Arcadio, debió afrontar los ataques del pueblo bárbaro de los hunos, contra los godos, al mando de Alarico. Los visigodos, estaban asentados como federados en el Imperio Romano de Oriente, los que, a su vez, perseguido por los hunos, debieron emigrar, asolando las poblaciones romanas, en busca de un nuevo lugar para radicarse.

Alarico, intentó, frustradamente, marchar contra Constantinopla. Ante el fracaso, sus fuerzas se dirigieron al suroeste de Grecia, saqueando el puerto ateniense de El Pireo, destruyendo varias ciudades griegas, como Esparta, Argos y Corinto.

Estilicón, quien tenía gran influencia sobre el emperador Honorio de Occidente, marchó a Grecia para detener a Alarico, pero fue cuestionado en Oriente. Otra vez intentó detener a Alarico en el Peloponeso en el año 397, con igual respuesta de Oriente. Solo Atenas y Tebas quedaron libres del saqueo de los visigodos.
Arcadio, decidió contener a los visigodos con una concesión, que fue la de otorgarle, a Alarico, el título de prefecto de la provincia del Ilírico.

En el año 401, los visigodos dejaron de lado sus pretensiones en la zona oriental, para dirigirse a Italia, corazón del Imperio Romano de Occidente. Estilicón logró vencer a Alarico el 6 de abril del año 402, en Pollentia, y, más tarde, ese mismo año, logró derrotarlo en la batalla de Verona. Sin embargo, Alarico, logró algunos beneficios, como un subsidio para su pueblo.

En el año 408, el rumor de la existencia de un acuerdo, entre Estilicón y Alarico, hizo que Honorio, ordenara la ejecución del primero, y también la de su familia. El pueblo, ante el odio que le habían generado los visigodos, asesinó a muchos que peleaban en el ejército, como federados, y también a sus familiares. Los soldados sobrevivientes, pasaron a integrar las fuerzas de Alarico, y decidieron hacer una marcha hacia Roma, para vengar a sus víctimas, saqueando las poblaciones que hallaban a su paso, hasta lograr sitiar Roma, lo que se resolvió con el pago por parte del Imperio, de un abundante rescate, y la liberación de cuarenta mil esclavos godos. Sin embargo, Roma sufrió un nuevo sitio, un año después, pues Alarico quería conseguir el cargo de comandante del ejército romano de occidente. Esta vez, el acuerdo se logró, al colocar, a Átalo, senador romano, como emperador de occidente (Honorio había mudado la corte a Rávena, por seguridad) el que iba a ser manipulado por Alarico, quien se hizo nombrar “magister utriusque militiae”. Una vez logrado su propósito, Átalo fue destituido en el año 410. Roma sufrió ese mismo año, un tercer bloqueo visigodo, al no obtener Alarico las tierras pretendidas para su pueblo, entre el Danubio y el golfo de Venecia y no ser designado comandante en jefe de las fuerzas romanas. Logró entrar a la ciudad ayudado por aliados internos, el 24 de agosto, saqueando Roma durante tres días.

Las fuerzas visigodas, luego del saqueo, marcharon a Calabria, hacia el sur, pero cuando pretendían llegar a África, los azotó una tormenta, que puso fin, no solo a sus barcos, sino también a sus sueños, que cumplirían sus sucesores. Poco después, Alarico I murió de causas naturales, en el año 410.

Categorías: Edad Antigua, Roma