Historia

Inicio Edad Antigua, Roma Batalla del Tesino

Batalla del Tesino

Publicado por Hilda


Esta batalla aconteció durante la Segunda Guerra Púnica entre Roma y Cartago, potencias dominantes y antagónicas del Mediterráneo occidental.

Las fuerzas romanas estaban dirigidas por Publio Cornelio Escipión, padre del que luego reivindicaría la gloria romana, derrotando a los cartagineses en Zama, Escipión el Africano. Los cartagineses estaban liderados por Aníbal Barca.

El hecho se ubica en el año 218 a C, promediando el otoño, en pleno apogeo de la República romana y su expansión territorial, siendo Cartago su más terrible amenaza. Para detener el avance los cartagineses que se habían retirado de Hispania, y se dirigían hacia Italia, cruzando los Alpes, Publio Escipión dividió sus fuerzas. La mayoritaria, al mando de su hermano Cneo, fue enviada a Hispania, mientras la otra, a su mando, se dirigió hacia las llanuras del norte del Po, uniéndose con el ejército perteneciente a los pretores, en Galia.

Mientras ambas fuerzas, romanas y cartaginesas, exploraban la zona, se encontraron en combate cerca del río Tesino, afluente del río Po, al norte de Italia, donde los romanos habían armado un puente flotante, con barcos amarrados entre ellos.

La estrategia de Aníbal consistió en atacar a los romanos por los flancos, donde se había reservado la caballería ligera conformada por númidas, que eran alrededor de 4.000 mientras que los 2.000 jinetes, íberos en su mayoría, atacaban por el frente. Los romanos ubicaron su infantería ligera (velites) con los galos aliados, unos 7.000 hombres, en la vanguardia, mientras la caballería italiana, unos 2.000 hombres, se mantenía en los flancos y los 1.200 jinetes romanos quedaron en la retaguardia. En el centro, se enfrentó la caballería pesada de ambos bandos, sin que los velites pudieran intervenir. Pero al verse atacados por ambos frentes, los romanos emprendieron la huida. En esta batalla estuvo a punto de perder la vida el líder de los romanos quien sobrevivió gracias a la intervención de su hijo. Los romanos avanzaron por el río Trebia y acamparon en Plasencia. Allí fueron reforzados por las fuerzas de Tiberio Sempronio Logo, el otro cónsul romano.

Tras vencer a los romanos en forma rápida aunque sin pérdidas graves para ninguna de las dos fuerzas contendientes, los cartagineses obtuvieron el apoyo de los galos y de los ligures, lo que preparó a Aníbal, ahora con un ejército de 40.000 hombres para sentirse fuerte para invadir Italia.
La batalla de Trebia sería la siguiente, tras este primer enfrentamiento en Italia, con otra derrota para los romanos.

Categorías: Edad Antigua, Roma