Historia

Inicio Edad Antigua Batalla del Trebia

Batalla del Trebia

Publicado por Hilda


La batalla del río Trebia fue un encuentro bélico entre los cartagineses al mando de Aníbal Barca y los romanos, dirigidos por Tiberio Sempronio Longo, en la Segunda Guerra Púnica. Ocurrió el 18 de diciembre del año 218 antes de nuestra era, en territorio italiano, cerca del río Trebia, un afluente del Po que desemboca cerca de la ciudad de Placenza. Los romanos ya habían sufrido poco antes una dura derrota en la batalla del Tesino y ésta no haría más que acrecentar sus desdichas y las glorias de Aníbal.

Ante la derrota sufrida en Tesino por parte del general romano Publio Cornelio Escipión, quien había quedado herido, el senado romano envió como refuerzos a las legiones de Sicilia al mando del cónsul Tiberio Sempronio Longo,

Los romanos habían instalado su campamento junto al río Trebia, en su orilla oriental. Al unirse contaban con cuatro legiones más la ayuda de sus aliados celtas.

Aníbal decidió tender una emboscada a los romanos aprovechando un terreno intermedio entre ambos campamentos (ellos se habían ubicado en la margen occidental del río Trebia) que permitía escondites que pasaban desapercibidos, pues era un riachuelo cubierto con zarzas. Para ello envió a la caballería númida a provocar a los romanos en su campamento para poder así atraerlos hasta donde estarían esperando las fuerzas a las órdenes del hermano de Aníbal, llamado Magón Barca.

Las fuerzas parecían parejas ya que ambos bandos contaban con unos 40.000 hombres, pero la astucia cartaginesa decidiría la suerte del combate.

Los romanos cayeron en la trampa y salieron en persecución de la caballería númida con todo su ejército no muy organizado ante lo sorpresivo del ataque. Eran 20.000 infantes, 4.000 jinetes y 3.000 galos aliados los que atravesaron el río Trebia persiguiendo a los atacantes quienes los condujeron hasta el metódico plan trazado por Aníbal, quien los aguardaba con la infantería al frente y al medio, y la caballería y los elefantes a los flancos. Los primeros en enfrentarse fueron los integrantes de la infantería liviana y luego la de la pesada, mientras la caballería cartaginesa envolvía a las fuerzas romanas.

Los romanos fueron vencidos ampliamente con la caballería y los elefantes cartagineses, mientras Magón Barca hacía su aparición en la batalla para atacar a los romanos en la retaguardia. Muchos romanos murieron en combate, otros se ahogaron en la huída, totalizando las pérdidas unas 30.000 vidas. Los que lograron salvarse tomaron rumbo a Placencia. La próxima batalla sería la del lago Trasimeno.

Categorías: Edad Antigua