Historia

Inicio Edad Antigua, Roma El Emperador Diocleciano y sus Reformas

El Emperador Diocleciano y sus Reformas

Publicado por Hilda

Antecedentes

Nació en el año 245, en Dalmacia, siendo su nombre completo (trianomina) Aurelio Valerio Diocleciano. Se inició tempranamente en la vida militar participando en numerosas campañas, en la frontera danubiana, en la Galia y combatiendo a los persas.

Emperador Diocleciano

Con el término de la dinastía de los Severos, luego de la muerte de Alejandro, en el año 235, comienza para Roma, un período anárquico. En los cincuenta años subsiguientes se sucedieron muchísimos emperadores, que asumían aclamados por sus tropas, pero que en numerosas ocasiones eran pronto derrocados por otros personajes que les disputaban el poder. En ocasiones, algunas regiones debieron soportar gobernantes usurpadores que se arrogaban el mando por su propia determinación, coexistiendo varios gobiernos.

Diocleciano emperador

El remedio de esta crisis de gobierno apareció cuando Diocleciano fue aclamado emperador en Nicomedia, por sus tropas, el día 20 de noviembre el año 284, extendiendo su mandato hasta el año 305. Durante su gobierno, la figura del emperador adquirirá carácter divino, como en las monarquías de oriente, conociéndose esta etapa, y la de sus sucesores, como Bajo Imperio o Dominado, que se extendería hasta el año 475.

A partir de su asunción se impuso el uso de la diadema, y la ceremonia de arrodillarse ante su presencia. El emperador ya no fue más un funcionario estatal, como en el Alto Imperio, sino el único depositario de todo el poder soberano, aún por encima de las leyes, y al que todos los demás funcionarios le debían incondicional obediencia.

Reformas políticas

El Imperio Romano había adquirido una extensión de tal magnitud, que la defensa territorial y su administración se tornaba sumamente dificultosa. En el año 285, Diocleciano procedió a dividirlo en Imperio de Oriente, cuyo mando se reservó, y de Occidente, que encomendó a Maximiano, su camarada de armas, con capital en Milán, estableciendo una Diarquía.

En el año 293 se originó un sistema político llamado tetrarquía, nombrándose para su gobierno dos augustos, cargos que ocuparon Diocleciano y Maximiano y dos césares, de menor jerarquía que los augustos: En la parte occidental, fue nombrado césar, Constancio Cloro, a quien le correspondió dirigir Hispania, Britania y la Galia. El otro César fue Galerio, a quien le fue adjudicado Iliria y Grecia. Cada zona tenía sus propias finanzas, su ejército, su organización judicial y su Consejo del Príncipe. El Senado fue perdiendo paulatinamente el poder.

La sede del gobierno oriental fue establecida por Diocleciano, en Nicomedia (Asia Menor) y Maximiano, el de la parte occidental en Milán. Roma dejó de ser así la capital del Imperio, que había sido siempre.

Dividió al Imperio en cuatro prefecturas, en consonancia con la nueva organización: Oriente, a cargo de Diocleciano, con capital en Nicomedia, Illiria, al mando de Galerio, con capital en Sirmiun, Italia, bajo el poder de Maximiano, con capital en Milano y la Galia, a cargo de Constancio Cloro, con capital en Tréveris. Estas prefecturas estaban a cargo de prefectos pretorios, que ejercían su autoridad como delegados de los augustos o de los césares.

las reformas de diocleciano

La monarquía vitalicia y hereditaria de épocas anteriores, dejó de existir. Los augustos durarían en sus funciones 20 años, al cabo de los cuales ese cargo sería ocupado por los césares, quienes nombrarían dos nuevos césares atendiendo a la aptitud, y no al parentesco.

Reformas administrativas

Las prefecturas fueron divididas en 12 diócesis, a cargo de los vicarii, y a su vez, las diócesis, se subdividieron en provincias, que siendo en el principio de su reinado, 87, llegaron a 122, cuando abdicó. Las provincias quedaban subordinadas jerárquicamente al gobierno central.

Reformas militares

Aumentó el número de miembros del ejército que llegaron a reunir medio millón de hombres, profesión que jerarquizó, profesionalizándola.

Hasta entonces quien ejercía la autoridad civil y administrativa en una provincia adquiría el mando militar. A partir de Diocleciano, los “duces” o conductores, serían los jefes militares independientes de la autoridad civil, bajo la directa dependencia de los prefectos del pretorio y de los augustos o césares que correspondieran. Las legiones aumentaron a 60, de 39 originarias.

Reformas sociales

Se profundizó la división en clase alta (honestiores) que a su vez se subdividieron en subclases hereditarias y jerarquizadas, y los de clase baja (humiliores), con capitales menores a 400.000 sextercios, que comenzaron a agruparse por oficios.

Reformas religiosas

Fue un gran perseguidor de cristianos, sobre todo, luego de un incendio en su palacio, del que acusó a los que profesaban esa religión. El motivo principal era que ese nuevo culto, de Dios único, representaba un peligro a la adoración de su persona, que ya no podría justificarse.

Reformas judiciales

En el año 294, Diocleciano dictó una Constitución que reemplazó el procedimiento formulario, por el extraordinario. Las causas pasaron a ser resueltas por los presidentes de provincias, anulando las clásicas dos instancias: la etapa in iure que se realizaba ante el magistrado y la apud iudicem que se hacía ante el juez, aceptándose la apelación. De la sentencia del juez, ahora funcionario público, podía apelarse ate el prefecto, y esta decisión, ante el emperador.

Reformas económicas

Estableció precios máximos a los bienes y servicios por “el edicto del máximo” del año 301 para evitar la gran inflación, que no pudo frenarse con la acuñación de monedas.

Reformas financieras

Creó un sistema complejo de impuestos directos, que no podían trasladarse, e indirectos. Entre los primeros, figuraban el impuesto a la tierra o a las propiedades. Entre los indirectos que podían trasladarse al precio de los productos, estaban los impuestos aduaneros. Las aduanas interiores del imperio (circulaciones interprovinciales) grababan los productos encareciendo el precio final.

Además según la clase social, había impuestos que debían ser soportados por los senadores, comerciantes y artesanos.

El fin del mandato

El 1 de mayo del 305, cumplidos sus 20 años de mandato, los augustos Diocleciano y Maximiano se retiraron de la escena política. Diocleciano falleció en el año 313 en Spalatum (Dalmacia) donde había construido su residencia palaciega.
Esta organización impuesta por Diocleciano, se complementaría durante el reinado de Constantino, que logró unificar el imperio bajo su mando.

Categorías: Edad Antigua, Roma

2 comentarios para “El Emperador Diocleciano y sus Reformas”


  • lejos la mejor pagina estaba buscando por todoso lados de una manera explicita y entendible el gobiermod e diocleciano y lo encontre aki congratulations por la pagina! 😀

  • la verdad me sirvio mucho esta pagina muchas gracias y no olvoden que aunque es muy buena su informacion sin embargo toca seguir aportando un poco mas para complementar algunas cosas ,gracias:)