Historia

Inicio Edad Antigua, Roma El emperador Domiciano

El emperador Domiciano

Publicado por Hilda

Emperador domicianoDomiciano, nació el 24 de octubre de 51, en Roma. Su nombre era Tito Flavio Domiciano. Fue el último emperador de los Flavios. Asumió el mando imperial, el 14 de octubre del año 81, sucediendo a su hermano mayor, Tito, quien a su vez había remplazado al padre de ambos, el emperador Vespaciano.

Domiciano, era un hombre culto pero estaba dotado de un carácter duro dominado por una moral estricta, tradicional y religiosa, que lo llevó por ejemplo a ordenar que una virgen vestal fuera sepultada viva por haber violado su castidad, y a inmiscuirse en la vida privada de los habitantes del imperio, exigiendo una moral intachable, que en lo público se manifestó luchando fuertemente contra la corrupción judicial. Su poder fue absoluto y su persona sagrada, fue aparte de emperador, padre de la patria y pontífice máximo, relegando al senado. Persiguió con dureza a sus opositores, aún cuando solo manifestaran verbalmente sus ideas contrarias por lo que muchos filósofos se convirtieron en sus víctimas. Juvenal lo describió irónicamente como un “Nerón calvo”, por su crueldad y paranoia. Sin embargo las fuentes históricas distan de ser objetivas respecto a la personalidad de este emperador.

Impuso una rigurosa política fiscal, aumentó la calidad de la moneda, trató de contentar a la plebe con espectáculos públicos y banquetes populares, restauró a Roma ediliciamente tras el incendio del año 79, por ejemplo en el caso del templo de Júpiter al que cubrió en revestimiento de oro. Construyó el Palacio Flavio en la colina palatina, y terminó las obras del palacio Flavio y el arco de Tito. Prohibió el cultivo de los viñedos y subvencionó el de trigo.

Sus acciones militares, para las que no contaba con experiencia, se limitaron a la defensa, pues había continuas amenazas especialmente de los dacios y los sármatas del norte de Iliria creando torres de vigilancia, caminos y fortalezas.

El 18 de septiembre del 96 fue asesinado como producto de un complot palaciego.