Historia

Inicio Edad Antigua, Roma Los volscos

Los volscos

Publicado por Hilda


Los volscos fueron un pueblo de lengua osco-umbra que habitó el centro de Italia, ubicados en el siglo V antes de nuestra era, en la región suroeste del Lacio, conocido como llanura Pontina, enclavada entre los montes Albanos y el mar.

Su dominio se extendía por las montañas ubicadas al sur de Tolerus, por el valle del Liris, comprendiendo las ciudades de Sora, Astina y Arpinum, donde nació Marco Tulio Cicerón.
La capital de los volscos era Suessa Pometia, que fue ocupada por los romanos durante el reinado de su último rey, Tarquino el Soberbio, y se fundaron las colonias de Circeo y de Signia.

Estuvieron en conflicto con los romanos, el que se extendió por dos siglos desde la época de la Monarquía, según relatos de Tito Livio.

Durante la República romana los volscos se aliaron con los ecuos, que estaban situados al este de Roma, para enfrentarse a sus enemigos romanos. Tras el tratado firmado por los ecuos con Roma, los volscos no cesaron en sus ataques, hasta que llegaron a una etapa de tregua.

Apoyaron a la Liga Latina contra Roma en la batalla del lago Regilo, espiando el campamento romano, fingiendo ser embajadores, pero fueron descubiertos y se retiraron. Al año siguiente quisieron enfrentarse a Roma, pero sus posibles aliados, la Liga Latina, avisó a Roma de sus planes.

El Cónsul Póstumo Cominio Aurunco venció a los volscos en Antium, apoderándose de dos de sus ciudades: Longula y Polusca

Un personaje destacado fue el militar romano Cayo Marcio Coriolano, quien primero sometió a los volscos, mientras peleaba en las filas del cónsul Póstumo Cominio Aurunco, tomando la ciudad de Corioli en el año 493 antes de Cristo; ganando por esa hazaña el cognomen de Coriolano, pero cuando lo exiliaron por su proceder despótico, por sospechas de sedición, de malversación de fondos públicos y medidas antipopulares, como la prohibición de la distribución de trigo entre la plebe, buscó refugio con los volscos, que estaban desmoralizados por los efectos nefasto de la peste, y los lideró en una guerra contra Roma, rompiendo la tregua, para lo cual contaron con la ayuda de los ecuos, de los hérnicos y de la Liga Latina.

Coriolano llegó a Roma tras saquear todo a su paso, especialmente las posesiones plebeyas para vengarse, pero es convencido por su madre y su esposa de postergar el asedio, con lo cual traiciona a los volscos, los que lo matan.

En el año 485 a C. los volscos sufrieron otro duro revés esta vez contra el ejército romano liderado por el cónsul Quinto Fabio Vibulano, y un año más tarde contra el cónsul Lucio Emilio Mamerco.

Las guerras entre volscos y romanos continuaron, resultando de nuevo vencidos en la batalla del monte Algido (año 431 a. C) siendo ocupadas en años sucesivos varias ciudades volscas por los romanos.

En el año 354 a. C. los romanos hicieron un trato con los samnitas, donde ambos pueblos se comprometían a luchar contra los volscos y repartirse su rico territorio.

La derrota definitiva de los volscos a manos romanas ocurrió en el año 338 antes de Cristo, en la batalla de Antium, combate naval que le proporcionó a Roma no solo la paz sino un importante botín. La única ciudad volsca que siguió luchando contra Roma fue Privernum, aunque finalmente la totalidad de los volscos fueron romanizados.

Categorías: Edad Antigua, Roma