Historia

Las Nuevas Leyes

Publicado por Sebastián

Las Nuevas Leyes fueron promulgadas el 20 de noviembre de 1542 y pretendían mejores condiciones para los indígenas en la América española.
En el siglo XVI se armaba revuelo en España ya que se denunciaba que existían abusos hacia los indios de América en el viaje hacia la conquista.

La ley impuesta tenía 3 objetivos primordiales:
– Respetar la condición de súbdito del rey de España del indio
– Evangelizar al indio, esta tarea correspondía al colono que estaba a cargo en ese momento
– Explotar los territorios conquistados mediante el trabajo indio, al que se lo obligaba.

El nuevo reinado, “el cambio”:

El planteo que se hacía para la ley tenía una buena intención, pero lamentablemente el resultado no fue el esperado, esto legalizó el trabajo forzado al que estaba obligado el indio y este debate se volvió a reabrir en el reinado de Carlos V. Él mismo se encargó de revisar la legislación colonial impuesta por los colonos.

las-nuevas-leyes.jpg

El rey pensaba que la ley implementada no era del todo justa para los indios ya que obligarlos a trabajar y forzarlos rompía las estructuras sociales y comunales de los mismos. La institución impuesta por el anterior Rey era realmente malvada, perversa e inútil ya que estaba acabando con la población nativa de las indias. El hecho de que el Rey tuviera un pensamiento distinto de los demás se enmarcaba dentro de un debate contra la legitimidad de la conquista y la colonización que se había planteado anteriormente.

Características:

Finalmente en al año 1542 se promulga la nueva ley con el objetivo de no esclavizar a los indios y no obligarlos a trabajos forzados. Las resoluciones que beneficiaban a los indígenas fueron las siguientes:
– Conservar el buen trato hacia los indios.
– Que no haya motivo alguno para esclavizar a los indígenas y que los esclavos existentes fueran puestos en libertad.
– Finalizar la costumbre que tenían los españoles sobre los indígenas de hacer que sirvan como cargadores sin su propio consentimiento ni la debida retribución
– No obligar a los indígenas a llevarlos a regiones remotas con el pretexto de la pesca de perlas.
– Los oficiales reales no tienen derecho a la encomienda de los indios, tampoco en órdenes religiosas, hospitales y cofradías.
– La repartición que fuera dada a los primeros conquistadores cesaría sobre la muerte de ellos y que los indios fueran puestos bajo la Real corona, sin que ninguna persona ajena a los mismos pueda gozar y heredar de su tenencia y dominio

Categorías: América Hispánica, Edad Media, El Mundo, España, Siglo XVI