Historia

Tartessos

Publicado por Hilda


Los tartesios conformaron un pueblo de origen controvertido, ubicado posiblemente en las costas del río Tartessos, al que los árabes llamaron Guadalquivir, en lo que hoy es Andalucía en España. Estos datos se basan en lo relatado por el poeta y geógrafo romano del siglo IV, Rufo Festo Avieno, procónsul en África, que describió las costas mediterráneas desde Gibraltar a Marsella, basado en un texto griego de autor anónimo del año 500 a. C que a su vez se basó en un antiquísimo texto fenicio.

Tartessos

La obra de Avieno fue titulada “Ora marítima”, donde Tartessos, la ciudad, es descripta a partir del verso 264. La palabra Tartesso viene del latín “Tartessus” que a su vez procede del griego Τάρτησσος.

Mucho antes, fue Heródoto (484-425 antes de Cristo) el historiador que hizo referencia a esta cultura del suroeste de la Península Ibérica, cuando habló de su generoso, sabio y rico rey de origen indoeuropeo, Argantonio, nombre cuyo significado es “hombre de plata”. Su reino era rico en oro, plata, estaño y bronce, metales que intercambiaba generosamente con sus aliados comerciales, egipcios, fenicios y griegos, de quienes recibían telas y joyas.

La existencia real de este pueblo es controvertida. Algunos autores como F.C. Movers (1806-1856) Y E. Hübner (1834-1901) la niegan, mientras otros, como el alemán Adolf Schulten, que dedicó muchos años a hallar las ruinas de esta ciudad legendaria, afirman la autenticidad de los relatos, que no serían solo mitológicos.

Los tartesios, que posiblemente constituyeron su estructura política 1.200 años antes de la era cristiana, se dedicaron a las actividades agropecuarias, comerciales, a la minería y a la pesca, siendo considerada como la pionera entre las civilizaciones occidentales.

Su forma de gobierno era monárquica y centralizada. Su único rey históricamente certificado fue el mencionado Argantonio, que probablemente no haya sido uno solo sino toda una dinastía por el largo tiempo que se cuenta que reinó (más de una centuria). Otros reyes, son obra de la mitología, siendo el primero de ellos, Gerión, un gigante de tres cabezas

Fueron algunas de sus ciudades: Turta, Molybdan y Mastia, que hoy conocemos como Cartagena.

El fin de Tartessos ocurrió en el siglo VI a. C. sumida en conjeturas, que le adjudican el desastre a problemas naturales, al agotamiento de sus recursos minerales o al ataque e invasiones de otros pueblos, como los cartagineses o los celtas.

Categorías: Edad Antigua, España