Historia

Inicio Bélgica, Europa, Siglo XIX Leopoldo II de Bélgica

Leopoldo II de Bélgica

Publicado por María Celia

Louis Philippe Marie Victor nació el 09 de abril de 1835 en Bruselas; perteneció a la dinastía de Sajonia-Coburgo. Ascendió al trono belga en 1865, reinado que condujo hasta su muerte en 1909. Sucedió a Leopoldo I, su padre.

Hombre de carácter y fuertes convicciones, se alistó en el ejército desde muy joven, convirtiéndose, al igual que su antecesor, en un hábil diplomático que supo posicionar a Bélgica como un país imperialista y fuerte.
Desde el punto de vista de las Relaciones Exteriores, supo encontrar el modo de permanecer al margen durante la Guerra Franco-Prusiana (1870-1871), consiguiendo el apoyo de Gran Bretaña. Dicha neutralidad fue luego quebrantada por Alemania en ocasión de la I Guerra Mundial.

lepoldp-ii-belgica.jpg

En 1853 contrajo enlace matrimonial con María Enriqueta de Austria, un casamiento que le servía por razones de estado. No pasó mucho tiempo hasta que, una vez lograda la descendencia de cuatro hijos, pasara a ignorarla por completo. Por su parte, La Princesa Imperial y Archiduquesa de Austria y Princesa Real de Hungría y Bohemia, se refugió en localidad de Spa, provincia de Lieja, Bélgica.

Partidario de una política expansionista, fue fuertemente criticado por su conquista del Estado Libre del Congo (actual República Democrática del Congo). El aprovechamiento sistemático del Congo convirtió a Bélgica en un país rico. Instalada una administración colonial y gracias a la mano de obra nativa, vuelta esclava, se pudo explotar toda la zona rica en caucho y marfil.

Su política colonial fue ampliamente reprochada, ya que para mantener el control debió instalar un régimen represivo que dejó millones de víctimas muertas. Aún así, en vida fue un ferviente defensor del fin de la esclavitud. Su interés en el continente africano fue entonces considerado una innovación debido a que aún era desconocido para Occidente. En 1876 creó la Asociación Internacional Africana con fines científicos. Hacia 1879 impulsó las explotaciones de la cuenca del río Congo, siendo Sir Henry Morton Stanley, famoso explorador y periodista ingles (nacionalizado americano) quien, tras un viaje que duró aproximadamente tres años, demostró que la navegación de ese río era una eficiente vía de acceso hacia África Central.

En 1885, La Conferencia internacional de Berlín repartió África entre las potencias de Europa, creando el Estado Libre del Congo y cediéndoselo al Rey Leopoldo II. Si bien el Congo le perteneció a su persona, utilizó la estructura y recursos del estado para su manejo.

En 1900, gracias a actividades diplomáticas y la intervención de Estados Unidos de Norteamérica y Europa, se consiguió que el rey renunciara al usufructo personal del Congo, deviniendo en una colonia belga y pasándose a llamar “Congo Belga”.

El mismo año de su muerte, 1909, logró la aprobación de la Ley del Servicio Militar.

Categorías: Bélgica, Europa, Siglo XIX

No hay comentarios para “Leopoldo II de Bélgica”