Historia

Inicio Europa, Siglo XIX Primera Batalla de Copenhague

Primera Batalla de Copenhague

Publicado por Hilda


Inglaterra en 1800 poseía un enorme poderío marítimo e impedía la libre circulación de los mares. En ese momento, Inglaterra estaba enfrentada a la Francia napoleónica, y cualquier circulación de mercaderías que pudiera abastecer a Francia era vista por Inglaterra como una provocación, ya que Suecia y Noruega eran grandes proveedores de ingeniería naval. Por ese motivo, para lograr circular libremente se firmó en San Petesburgo, un tratado por parte de Rusia, Dinamarca y Suecia, al que adhirió Prusia, naciones que conformaron la Liga de los Neutrales.

La reacción de Inglaterra fue apresar los buques de bandera de los países aliados que estaban en su puerto y luego se propuso eliminar directamente la Liga de los Neutrales, para lo cual, al mando del almirante Sir Hyde Parker, secundado por Lord Horatio Nelson, partió una escuadra de cincuenta buques, quienes se propusieron llegar a Copenhague, la capital danesa, atravesando el paso de Sund (estrecho que divide a Suecia de Dinamarca) donde se hallaban las fuerzas enemigas, que les opusieron una muy pequeña resistencia. Las fuerzas aliadas estaban al mando de Olfert Fischer y de Steen Bille. Contaba el primero con siete navíos de línea y diez barcos menores, mientras que el segundo tenía diecisiete navíos de línea y una batería terrestre.

El 30 de marzo de 1801 las fuerzas inglesas se ubicaron entre Copenhague y la isla de Kwen. Nelson al mando de la misión, con doce navíos de línea, cinco fragatas, siete bombardas y seis barcos menores, remontó el Paso del Rey, donde fue atacado por los daneses. Era el 2 de abril de 1801 y la guerra era una realidad de resultado incierto. En este punto, y temiendo una derrota, Parker ordenó la retirada, pero Nelson no lo obedeció. El combate se prolongó por cuatro horas desgastando a ambas fuerzas en combate. El costo de la batalla para los ingleses fue de cincuenta vidas mientras que ochocientos cincuenta personas resultaron heridas. La liga perdió unos mil seiscientos hombres. Tres de sus barcos fueron hundidos y doce capturados. Así fue que comenzaron las negociaciones para poner fin al conflicto, que culminó con un armisticio de catorce semanas que luego perduró, cuando tras el asesinato del zar Pablo la alianza se disolvió. En 1807, volverían a enfrentarse en la Segunda Batalla de Copenhague.

Categorías: Europa, Siglo XIX