Historia

Inicio Estados Unidos, México, Siglo XIX, Siglo XIX Batalla de la Angostura

Batalla de la Angostura

Publicado por María Celia

La Batalla de la Angustura, también conocida como Batalla de Buena Vista, así denominada por los norteamericanos, se realizó entre el 22 y 23 de febrero de 1847 durante el transcurso de la Guerra de Intervención (1646-1848) entre México y los Estados Unidos de Norteamérica.

El nombre acuñado por los americanos surgió en virtud del lugar en donde se hallaba alojado el Cuartel americano, la Hacienda de Buena Vista.

dela-angostura

El combate, propiamente dicho, se llevó a cabo a 5 kilómetros de Saltillo, en un paso entre montañas llamado “La Angostura”

Tras la Batalla de Monterrey el ejército mexicano se había retirado a Saltillo y a San Luis de Potosí. Allí, el Gral. Santa Anna planeaba reorganizar y pertrechar las fuerzas con el objetivo de atacar a los norteamericanos. Éstos, por su parte, al mando del General Taylor, tenían órdenes que permanecer en Monterrey, ya que parte de sus fuerzas se encaminaban a Veracruz bajo la dirección del Gral. Scott.

Santa Anna tomó conocimiento de ello y se decidió a atacar, aprovechando la debilidad de fuerzas estadounidenses en el norte. De esta manera, debilitaría al enemigo y regresaría al centro para enfrentarse con las fuerzas de Winfield Scott en Veracruz.

Tanto los recursos militares de ambos ejércitos como las posibilidades tácticas, eran similares. Cabe mencionar que la artillería americana era en todo superior a la mexicana, mientras en cantidad de hombres en combate, México contaba con unos 22.000 en total, y los Estados Unidos tenía entre 5000 y 12000, según los diferentes historiadores.

Cuando Zachary Taylor supo que Santa Anna iba a su encuentro, replegó su ejército 30 kilómetros al sur de Saltillo y luego se estableció entre las montañas de Buena Vista, a 19 kilómetros de Agua Nueva, sitio en donde Santa Anna creía que se encontraba el enemigo. Cuando el ejército mexicano llegó a Agua Nueva, tomando conocimiento del sitio real en donde se guarecían los americanos, debieron desplazarse hacia el lugar en donde se realizaría la batalla.

Durante el amanecer del 23 de febrero explotó la ofensiva. Santa Anna ofreció la capitulación al bando enemigo, argumentando que la superioridad en soldados mexicana hacia imposible que éste ganara la contienda. Aun así, la batalla se realizó en un aparente empate táctico, finalizando el día sin inclinaciones decisivas para uno u otro ejército.

Amontonadas en el centro las fuerzas mexicanas, embistieron contra el enemigo, intentando romper la línea defensiva enemiga y sin conseguirlo, y encontrándose en una lucha encarnizada. Posteriormente, sin ganancias evidentes para ninguno de los dos bandos, Taylor comenzó la retirada con sus soldados, escasos debido a que el resto de la división se preparaba para una segunda invasión en la que sí vencerían y los mexicanos se retiraron hacia Agua Nueva, adjudicándose la victoria.

Cabe mencionar la polémica que giró alrededor de la Batalla de la Angostura en la que la dudosa actuación de Santa Anna hizo que se lo tildase de ineficaz por iniciar un ataque innecesario. Finalizada la guerra, emprendió el regreso hacia San Luis. En dicho tránsito perecieron cantidad de vidas, y otras desertaron, debido a hostilidad del terreno y el clima y las insuficientes provisiones con las que contaban.

Respecto al ejército norteamericano, los estadounidenses afirman que la batalla fue ganada por ellos gracias a la superioridad armamentista y la resistencia de sus hombres.

Tras esta dura contienda, la derrota final llegaría para los mexicanos con el desembarco de Veracruz al enfrentarse con las fuerzas de Winfield Scott.

Categorías: Estados Unidos, México, Siglo XIX, Siglo XIX