Historia

Inicio América Hispánica, Río de la Plata El Virreinato del Río de la Plata

El Virreinato del Río de la Plata

Publicado por Hilda

El territorio colonizado por los españoles en América, se dividió hasta el siglo XVIII en los virreinatos de Nueva España, con capital en México, y el del Perú con capital en Lima.

En el siglo XVIII, la dinastía de los Borbones, estableció una serie de reformas para sus colonias que incluyeron la creación del Virreinato de Nueva Granada y el del Río de la Plata. Este último con el fin de impedir que los portugueses continuaran extendiendo sus dominios sobre los territorios hispánicos y como medida para oponerse a que los ingleses establecieran asentamientos comerciales en las costas del Río de la Plata.

El Virreinato del Río de la Plata

La lucha contra los portugueses concluyó con el Tratado de San Ildefonso por el cual la isla de Santa Catalina y el Río Grande del Sur serían para los portugueses, mientras España adquiriría para sus dominios las Misiones Orientales y la Colonia del Sacramento.

En un informe elevado en junio de 1770, por Tomás Álvarez de Acevedo, fiscal de la Audiencia de Charcas, sobre la situación del Tucumán, se mostraba su crítica situación, por su enorme extensión y falta de control, para lo cual Acevedo, propuso al año siguiente, crear un virreinato independiente, con cabecera en la ciudad de Buenos Aires, donde también se establecería una Real Audiencia, que comprendiera Buenos Aires, Tucumán, Cuyo y Paraguay.

Si bien este informe fue aprobado por la Audiencia, el Consejo de Indias pidió nuevos informes al virrey del Perú y al gobernador de Buenos Aires. Recién en 1775, llegó la respuesta desde el Perú, donde consideraba viable la propuesta de Acevedo, pero sugería añadir la Capitanía General de Chile para el sostenimiento económico del plan.

Ceballos, gobernador de Buenos Aires, desde 1757 hasta 1766, sugirió unir el mando político al militar, y extender el alcance del nuevo virreinato al Alto Perú que solucionaba el problema económico sin contar con Chile.

Finalmente triunfó esta postura y el nuevo virreinato fue creado por Real Cédula del 1 de agosto de 1776, dándosele carácter definitivo a su creación el 20 de octubre de 1777.

La zona estaba formada por la gobernación de Buenos Aires, la del Paraguay, la del Tucumán y las cuatro del Alto Perú, la provincia de Cuyo, dependiente de la Audiencia de Santiago de Chile, y el Chaco y la Patagonia que continuaban en poder de los indios. Hasta entonces, este nuevo virreinato había formado parte del virreinato del Perú, con una superficie de aproximadamente 5.000.000 de Km.2. Esta nueva entidad política tuvo como primer Virrey y Capitán general a Don Pedro de Ceballos.

Por el Reglamento de Libre Comercio, dictado para toda América hispana, comenzaron a ingresar mercaderías españolas, por los puertos de Buenos Aires, Montevideo y Maldonado, permitiendo el comercio entre puertos americanos, estableciéndose la Aduana en Buenos Aires (1778) y Montevideo (1779). La superintendencia de Real Hacienda fue creada en 1788, y la Audiencia de Buenos Aires en 1783.

En 1782, se dividió el virreinato por la Real Ordenanza de Intendentes de Ejército y Provincia en ocho intendencias (de Buenos Aires, de Asunción del Paraguay, de Córdoba del Tucumán, de Salta del Tucumán, de Potosí, de Charcas, de Cochabamba y de La Paz) y cuatro gobiernos militares: (De Montevideo, de las Misiones Guaraníes, de Chiquitos y de Moxos).

Categorías: América Hispánica, Río de la Plata

49 comentarios para “El Virreinato del Río de la Plata”