Historia

Inicio Alemania, Siglo XIX Otto Von Bismarck

Otto Von Bismarck

Publicado por Verónica

Otto Eduard Leopold von Bismarck- Schönhausen conocido como el “Canciller de hierro”, nació en Schönhausen, Magdeburgo, en Prusia, el primero de abril de 1815. Fue el organizador y líder de la unificación alemana.

Sus padres fueron Fernando von Bismarck, un militar de alto rango, y Wilhelmine Mencken. Su familia pertenecía a la aristocracia prusiana, lo que le permitió al joven Bismarck estudiar derecho en Gotinga. Fue un joven indisciplinado y asistía poco a la escuela, pero tenía gran capacidad autodidacta y era un lector ávido, que sorprendía por su memoria y la cantidad de libros que leía.

Otto Von Bismarck

Tras terminar sus estudios, se le nombró prefecto de Aquisgrán. Su madre muere en 1839, por lo que el joven Bismarck tiene que administrar las tierras familiares en Pomerania. Contrae matrimonio en 1843 con María von Thadden, quien muere tres años después. Bismarck contrae matrimonio con Johanna von Puttkamer en 1847 con quien tuvo tres hijos.

Los movimientos revolucionarios y nacionalistas, que habían iniciado en Francia, estallan en toda Europa, Bismarck era delegado a la asamblea de los estados provinciales de Prusia cuando los levantamientos comienzan en Prusia. En 1848, el rey Federico Guillermo IV es tomado prisionero. Bismarck, enardecido por el atropello, visita a la reina Augusta para garantizar la regencia , misma que la reina le niega con lo que iniciaría la enemistad entre el futuro canciller y la reina madre.

Tras la sofocación de los alzamientos , Bismarck es elegido para formar parte del Parlamento prusiano ese mismo año y en 1849, representa a Prusia en el Parlamento de Frankfort . Es ahí donde comienza a gestar la idea de una Alemania unificada o Kleindeutschland (pequeña Alemania) que el planea bajo la hegemonía prusiana y mayoritariamente protestante contra la idea de una Grossendeutschland (gran Alemania) en la que se incluían los territorios poblados por gentes de habla alemana del Imperio Austrohúngaro, de religión católica.

Bismarck no deseaba el triunfo de la segunda opción porque esto significaría la consolidación del desmedido poder de los Habsburgo en toda Europa; ante la inminencia de una guerra contra Austria, busca la alianza con Francia. En 1856 parte como embajador a Austria; en 1859, con el mismo cargo viaja a Rusia. En 1862, permanece en Paris donde tiene un encuentro con Napoleón III, ese mismo año el rey Guillermo de Prusia le otorga el cargo de Primer Ministro y Canciller, haciéndose cargo de la política exterior prusiana.

Bismarck logrará la unificación alemana tras una serie de guerras y movimientos políticos que revelan su capacidad estratégica y una gran astucia diplomática. Forma alianzas, además de Francia, con Rusia e Inglaterra (cuyas casas reinantes guardaban lazos familiares con la alemana). El esquema que seguía para gestionar sus alianzas pasó a la historia con el nombre de Sistemas Bismarckianos.

Tras la guerra contra Dinamarca en 1864 es nombrado conde y derrota a Austria, a la que derrota en la Guerra de las siete semanas, anexándose Hanover, Frankfurt y Nassau, creando así la Confederación Alemana del Norte. Prusia tiene así, la hegemonía sobre Alemania. Otros pequeños estados alemanes se sumaron a la Confederación prestando juramento de fidelidad al rey prusiano. Bismarck se convirtió en el canciller de la nueva confederación.

El problema de la sucesión al trono español desató la guerra entre Francia y Prusia quienes se sentían con derechos sobre este. La guerra franco-prusiana estalla en 1870. Francia es derrotada y Guillermo I los obliga a reconocerlo como emperador de Alemania (káiser) en Versalles, en 1871. La derrota obliga a Francia a firmar la cesión de los territorios de Alsacia y Lorena.

El imperio alemán se crea en 1871, sin la inclusión de Austria. Bismarck es aclamado como héroe y artífice del mismo. Bismarck es, pues, el principal creador del denominado Imperio Alemán de 1871, dirigido por Prusia y que excluía a Austria.

En el interior del imperio, apoya la Kulturkampf o guerra cultural, iniciando una campaña en 1872 contra el catolicismo y los polacos. Se enfrenta a los socialdemócratas y logra ganarse a la clase obrera con la implementación de seguros médicos, pensiones, vacaciones, viviendas y jornadas de trabajo de ocho horas.

Propició la educación, otorgó becas por parte del estado, reestructuró el ejército imperial, la industria y organizó un plan de desarrollo. Murió en Friedrichsruh en 1898 tras recibir numerosos honores en los últimos años que vivió, mismos que dedicó a escribir sus memorias.

Categorías: Alemania, Siglo XIX

No hay comentarios para “Otto Von Bismarck”