Historia

Rómulo

Publicado por Pedro

La tradición atribuye a Rómulo (771-717 a.C.) y Remo (771-753 a.C.) la fundación de Roma el día 21 de abril del año 753 a.C. No obstante, la arqueología ha ido aportando pruebas de que la ciudad es posterior en el tiempo y producto de un proceso gradual de integración de núcleos de población situados en las siete colinas que rodean la ciudad.

Luperca amamantando a Rómulo y Remo

Toda la veracidad histórica acerca de las figuras de Rómulo y su hermano Remo está condicionada al valor que se le quiera otorgar a las fuentes clásicas que recogieron las leyendas acerca del origen de Roma y el origen y vida de sus fundadores.

Curiosamente hay elementos en los orígenes de los hermanos Rómulo y Remo que son similares al del bíblico Moisés y al rey de Akkad Sargón. Esto es: todos ellos fueron abandonados al nacer en una cesta en el curso de un río para que murieran arrastrados por la corriente. Un acto milagroso, sin embargo, los salva de su fatal destino y con los años se convierten en reyes, libertadores y fundadores de sus respectivos pueblos.

Cuenta la leyenda, que con el paso de los siglos fue adornada hasta el punto de establecer un linaje entre la madre de Rómulo y Remo y el héroe de la guerra de Troya Eneas, que Numitor rey de Alba Longa fue destronado por su hermano Amulio. Para evitar que pudieran reclamarle el trono exterminó a todos los hijos de Numitor excepto a Rea Silvia, la única hija, a la que hizo convertir en vestal para de este modo conservar su virginidad y no pudiera dejar descendencia.

Pero el dios Marte dejó encinta a Rea Silvia lo que provocó que Amulio, al percatarse, decidiera dejar nacer a los gemelos Rómulo y Remo para después abandonarlos en una cesta junto al río Tíber. La cesta embarrancó y una loba, Luperca, los salvó y amamantó hasta que el pastor Fáustulo se hizo cargo de ellos hasta que alcanzaran la mayoría de edad. Al conocer Rómulo y Remo cual era su origen retornaron a la ciudad de Alba Longa y mataron a Amulio.

Los hermanos Rómulo y Remo decidieron fundar una ciudad en el lugar en el que años atrás se había detenido la cesta que los llevaba hacia la muerte. Rómulo con un arado trazó el pomerium de la ciudad en el monte Palatino, sólo levantándolo donde se ubicarían las puertas, y afirmando que cualquiera que traspasara el límite trazado sería castigado con la muerte. Remo en desacuerdo con su hermano y a modo de burla saltó la línea divisoria de la ciudad provocando la ira de Rómulo que ante el sacrilegio perpetrado mató a su hermano.

De este modo Rómulo fue el primer rey de Roma entre los años 753 a.C. y el 716 a.C. La tradición le atribuye diversos actos fundamentales durante su largo reinado. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que las fuentes clásicas consideran que la aparición de determinadas instituciones se crean en un momento concreto. No obstante, hay que recalcar que al igual que la ciudad de Roma fue producto de un proceso lento y complejo, en las instituciones que veremos a continuación sucede aproximadamente lo mismo.

Entre las contribuciones de Rómulo están: el haber poblado la ciudad mediante la invitación de exiliados, criminales y esclavos para que se instalaran en la nueva ciudad, situándose en las diversas colinas de la urbe. Ante la ausencia de mujeres, Rómulo invitó a las tribus sabinas de los alrededores a un festival religioso con el objetivo de raptar a las mujeres y hacerlas esposas en la nueva ciudad. El conflicto derivado del “Rapto de las sabinas” fue una guerra que terminó con la unión de los sabinos y los romanos y el establecimiento de una diarquía entre ambos grupos.

Dividió a la población en clases: Padres y Plebeyos y en treinta curias. Además formó con los más vigorosos miembros de la población las legiones romanas. Creó el senado formado por cien de los más nobles hombres que habitaban la ciudad, los padres, de los cuales descenderán los posteriores patricios.

Su muerte está envuelta en un halo mítico. Se considera el 717 a.C. la fecha de su fallecimiento en una tormenta en la cual el dios Marte lo llevó a los cielos arrebatándoselo a los mortales. Rómulo fue divinizado y venerado bajo el nombre de Quirino y tuvo una festividad como homenaje anual cada 17 de febrero.

Categorías: Edad Antigua, Roma

Un comentario para “Rómulo”


  • los articulos que me han mandado son muy interesantes gracias a ellos he aprendido bastante y hasta me esta gustando la lectura espero mas articulos suyos para seguir empapandome de nuestra historia gracias