Historia

Inicio Siglo XIX, Venezuela La Batalla Naval de Maracaibo

La Batalla Naval de Maracaibo

Publicado por Hilda

Mientras el sur de Venezuela, quedaba en manos de los revolucionarios por las campañas de Bolívar, las costas del norte venezolano, estaban en poder de los realistas, cuyas fuerzas al mando del general Francisco Tomás morales, planeaban reconquistar Cartagena.

Ante las perspectivas del avance realista la flota naval del Tercer Litoral, partió el 18 de marzo de 1823, desde le puerto de Riohacha, al mando de José Prudencio Padilla. El 1 de mayo de 1823, se produjo el primer enfrentamiento donde los revolucionarios perdieron dos embarcaciones. Cuatro días después, Padilla apresó dos naves, una norteamericana y otra española, que se dirigían hacia el lago Maracaibo llevando provisiones.

Batalla de Maracaibo

Al mando de la flota española se hallaba el Capitán de Navío, Ángel Laborde, quien el 17 de julio le solicitó a Padilla la rendición, siendo rechazada por éste.

La victoria obtenida frente al castillo de San Carlos, posibilitó a los patriotas entrar en las aguas del Lago Maracaibo.

La flota de Padilla estaba compuesta por cinco bergantines y nueve goletas, quedando a la espera en puerto Moporo, preparándose para el combate.

El 24 de julio de 1823 tuvo lugar el encuentro entre los realistas, cuya flota estaba a cargo del Almirante Ángel Laborde, y el ejército, a cargo de Francisco Tomás Morales, quienes fueron vencidos por las fuerzas patrióticas al mando de Padilla, que comandaba el ala sur, mientras el ala norte, había quedado en manos del capitán de Navío Nicolás Joly, quien tenía la misión de impedir que los realistas se replegaran hacia la bahía.

El bergantín Independiente, abordó al San Carlos de los españoles, identificándose las fuerzas invasoras con un lazo negro en su brazo izquierdo, para no ser confundidos con los enemigos.

Numerosos barcos de éstos fueron abatidos, como la goleta Esperanza, atacada por la “Emprendedora”, o capturados, como el San Carlos, cuya tripulación se arrojó al agua. Otros 10 navíos cayeron en manos de los revolucionarios. Cada barco patriota tenía asignado el enemigo que le tocaba abordar, como por ejemplo, la goleta “Zulia” debía ser el objetivo del “Confianza”, y hacia esos blancos avanzaron en medio del fuego enemigo, el que tardaron en contestar hasta que los tuvieron muy cerca. Entre las pérdidas patriotas se contó la de la “Antonia Manuela”. Tres goletas, dirigidas por Ángel Laborde lograron llegar al castillo San Carlos, para tomar rumbo a Cuba.

Una vez que lograron entrar en Maracaibo la guerra continuó dentro de la ciudad, que finalmente cayó en poder de los revolucionarios, que sufrieron las siguientes pérdidas: cuarenta y cuatro muertos y ciento setenta heridos. Entre los españoles se contaron entre muertos y heridos la suma de cuatrocientos setenta y tres, además de más de cuatrocientos prisioneros.
El 3 de agosto concluyeron las tratativas de paz, entre Padilla y Morales que se había quedado a afrontar la derrota, por la cual los españoles debieron entregar lo que restaba de sus embarcaciones, el castillo San Carlos y el San Felipe, en Puerto Cabello, mas la ciudad de Maracaibo (en el actual estado Zulia), últimos reductos españoles. La causa independentista había concluido con éxito.

El día de la Armada Colombiana es conmemorada en esa fecha, 24 de julio, en homenaje a esta decisiva batalla, acaecida el día en que Simón Bolívar festejaba sus cuarenta años. Doble festejo para una patria que se erigía libre del dominio español.

Categorías: Siglo XIX, Venezuela

No hay comentarios para “La Batalla Naval de Maracaibo”