Historia

Inicio Argentina, Siglo XX Ramón Castillo

Ramón Castillo

Publicado por Hilda


Ramón Antonio Castillo nació en Villa de Ancasti (provincia de Catamarca, República Argentina) el 20 de noviembre de 1873. Se recibió de abogado en la Universidad de Buenos Aires, donde fue profesor y decano; fue Juez en lo Penal en la localidad de San Nicolás de los Arroyos (Pcia. De Buenos Aires) y luego integró la Cámara de Apelaciones en lo Comercial.

Ramón Castillo

Cuando Asumió Uriburu luego del golpe militar de 1930 con lo que se inició la “Década infame” Castillo fue nombrado en el cargo, en la provincia de Tucumán, de Gobernador Interventor. También ocupó una banca como Senador provincial y entre 1932 y 1935 fue Ministro del Interior, pero renunció para presentarse en las elecciones presidenciales como vicepresidente de Roberto M. Ortiz, en la fórmula presidencial presentada en representación de la “Concordancia” (coalición de la UCR Antipersonalista, el Partido Demócrata Nacional y el Socialismo Independiente, para reemplazar al Radical Antipersonalista, Agustín P. Justo). Ganaron las elecciones de cuestionada legalidad y Castillo se desempeñó como Vicepresidente hasta que ocupó interinamente la presidencia cuando Ortiz solicitó licencia por enfermedad en 1940, y en forma definitiva desde el 15 de julio de 1942, cuando Ortiz falleció, y hasta completar el período.

Su política tuvo un corte conservador y nacionalista: Creó la Flota Mercante del Estado, la Dirección General de Fabricaciones Militares, los Altos Hornos de Zapla, estatizó la Compañía Primitiva de Gas que estaba bajo la administración de capitales británicos, se creó el ferrocarril estatal, actualmente denominado General Belgrano, y le retiró la concesión de la administración del puerto de Rosario a un operador francés.

En cuanto a su relación con la Segunda Guerra Mundial, mantuvo la posición de la neutralidad argentina, aunque desde Estados Unidos desconfiaban de la posibilidad de una política favorable al Eje.

En su política anticorrupción disolvió el Concejo Deliberante porteño. Para las próximas elecciones sostuvo la candidatura del conservador, y una especie de “señor feudal” salteño, Robustiano Patrón Costas, un rico industrial azucarero, que representaba para sus adversarios políticos el fraude y la corrupción, y que en su momento había apoyado la vicepresidencia de Castillo. Una alianza opositora a la posibilidad de que un conservador siga en el poder, liderada por Agustín P. Justo se frustró con su muerte, el 11 de enero de 1943, pero la Unión Cívica Radical, ya sin Alvear que había fallecido, unida a los demócratas progresistas y a los socialistas, intentaron proponer como candidato en las futuras elecciones al Ministro de Guerra, el General Pedro Pablo Ramírez, a quien Castillo le solicitó la renuncia. Ramírez en respuesta inició las gestiones a través de GOU (Grupo de Oficiales Unidos) para poner en marcha un golpe de Estado que finalmente se concretó el 4 de junio de 1943. Castillo falleció quince meses más tarde, el 12 de octubre de 1944.

Categorías: Argentina, Siglo XX