Historia

Inicio Argentina, Siglo XX Roberto M. Ortiz

Roberto M. Ortiz

Publicado por Pedro

Roberto Marcelino Ortiz Lizardi, vigésimo cuarto presidente de la Nación Argentina entre 1938 y 1942. Nació en Buenos Aires el 24 de septiembre de 1886 y falleció en la capital del país el 15 de julio de 1942. Su gobierno estuvo enmarcado cronológicamente en lo que se ha venido a llamar “Década Infame” (1930-1943) o “Restauración Conservadora”.

Roberto Marcelino Ortiz

Tanto su padre como su madre eran de procedencia española, concretamente del norte de la Península Ibérica. (Vizcaya y Navarra).

Pese a que inició los estudios de medicina, a los dos años abandonó la carrera y se decantó por las leyes. Estudió derecho y alcanzó el grado de doctor en 1909.

Desde muy joven estuvo comprometido con la política y en fecha tan temprana como 1905 ya participó en la frustrada revolución de 1905 dirigida por la Unión Cívica Radical. En 1918 fue concejal en la ciudad de Buenos Aires.

Más tarde, en 1920, sería escogido como diputado de la nación y tomó parte activa dentro de una facción de la Unión Cívica Radical (UCR) que cuestionaba abiertamente al presidente Hipólito Irigoyen. De este sector que finalmente se escindió de la UCR nació una nueva agrupación política: Unión Cívica Radical Antipersonalista.

Entre 1925 y 1928 fue nombrado Ministro de Obras Públicas en el gobierno del vigésimo presidente de Argentina, Marcelo T. Alvear.

En 1930 cuando se produce el Golpe de Estado contra el gobierno de Hipólito Yrigoyen, que inaugurará la “Década Infame”, Roberto Marcelino Ortiz apoya decididamente a los golpistas. Será uno de los arquitectos que tras el pronunciamiento militar diseñará la coalición, llamada Concordancia, de partidos integrada por el Partido Demócrata Nacional, el Partido Socialista Independiente y su propia agrupación política, Unión Cívica Radical Antipersonalista y que sostendrá el régimen político durante este período calificado de infame, caracterizado por una fuerte represión policial y las prácticas políticas fraudulentas.

En estos años, antes de ocupar la presidencia de la República Argentina, será ministro de Hacienda entre 1935 y 1937. En ese mismo año, en septiembre, se convocan elecciones y el tándem Roberto M. OrtizRamón Castillo obtiene más de un millón de votos quedando por delante de los otros candidatos. Federico Pinedo del Partido Socialista Independiente acusó de graves irregularidades durante el proceso electoral.

Roberto M. Ortiz alcanzó la presidencia en 1938 después de suceder en el cargo a Agustín Pedro Justo. Sin embargo su salud se encontraba en proceso de deterioro. Enfermó de diabetes, que afectó principalmente a sus ojos, hasta quedar ciego y tuvo que renunciar a su cargo y ponerlo en manos de su vicepresidente Ramón Castillo en 1940. Dos años más tarde renunció definitivamente a la presidencia y a los pocos meses falleció en la ciudad de Buenos Aires.

En el ámbito de la política internacional, coetánea al estallido de la Segunda Guerra Mundial y a las primeras conquistas de Adolfo Hitler, aparte de mostrar una actitud muy favorable con el Reino Unido, al cual concedió ventajas comerciales, su gobierno es motivo de discrepancias por supuestamente haber firmado junto a José María Cantillo una circular secreta de carácter antijudío o antisemita en la que se solicitaba a los cónsules argentinos establecidos en países europeos que negaran sistemáticamente visados a “indeseables o expulsados” en referencia a miembros de las distintas comunidades judías esparcidas en la Europa de la pre guerra mundial.

Casado con María Luisa Iribarne, fallecida en 1940 y la muerte de la cual mermó más si cabe su maltrecha salud, tuvo tres hijos de este matrimonio.

Categorías: Argentina, Siglo XX

No hay comentarios para “Roberto M. Ortiz”