Historia

Inicio Ecuador, Siglo XIX General Eloy Alfaro

General Eloy Alfaro

Publicado por Hilda

Nació el 25 de junio de 1842, en Montecristi, provincia de Manabí (Ecuador). Era hijo del español Manuel Alfaro Delgado y de María Natividad Delgado López, siendo su nombre completo, José Eloy Alfaro Delgado. Luego de completar sus estudios primarios, se dedicó al comercio, junto a su padre.

De ideas profundamente liberales, se opuso enérgicamente, con sublevaciones, a los gobiernos conservadores, ya que consideraba que solo mediante la lucha, y no implorando, se consigue la libertad. Combatió fervientemente a las administraciones conservadoras de García Moreno, contra quien tomó parte de una revuelta infructuosa en 1864. Debió exiliarse en Panamá donde se casó en 1872, con una joven perteneciente a una prestigiosa familia panameña: Ana Paredes Arosemena, quien le dio nueve hijos.

Eloy Alfaro

Asesinado García Moreno, pudo retornar a Ecuador, donde el conservador Antonio Borrero, lo contó como su enemigo. El 8 de septiembre de 1876, se produjo un golpe de estado contra Borrero, encabezado por Ignacio de Veintemilla, que Alfaro apoyó.

Durante el gobierno de Veintemilla, fue ascendido a Coronel, pero pronto, también pasó a la oposición, cuando comprobó que el presidente en ejercicio no gobernaba de acuerdo a las propuestas liberales prometidas. Por ello, lideró, como Jefe Supremo de Manabí y Esmeraldas, un movimiento llamado “Restaurador” que logró derrocar a Veintemilla, en 1883. Sin embargo la Asamblea Constituyente eligió al conservador José María Plácido Caamaño, que también había luchado contra Veintemilla, para desempeñar la presidencia. Realizó una serie de intentos frustrados contra este gobierno legítimo, pero conservador. Camaño se desempeñó hasta el 30 de junio de 1888. Luego se sucedieron los gobiernos del Dr. Antonio Flores Jijón (1888-1892) y del Dr. Luis Cordero Crespo (1892- 1895). En junio de 1895, se produjo la revolución liberal que estalló en la ciudad de Guayaquil. Alfaro, que se encontraba en Panamá fue designado como Jefe supremo, y una vez que arribó a su país, el 19 de junio de ese año, se puso al frente de las fuerzas sublevadas, derrotando a los conservadores.

Asumió así, la presidencia de su país, dictatorialmente, por el partido radical-liberal, por él fundado. En 1897, legalizó su designación, cuando una Asamblea Constituyente, dictó una constitución liberal moderada, y lo eligió Presidente, extendiéndose su mandato hasta el 31 de agosto de 1901. En este período, propició el progreso cultural de su patria, creando colegios como el Bolívar de Tulcán, la Escuela de Artes y Oficios, el Instituto Nacional Mejía, la Escuela de Bellas Artes, en Quito, el Colegio Normal Manuela Cañizares, el Colegio Normal Juan Montalvo, el Colegio Vicente Rocafuerte de Guayaquil y el Colegio Militar Eloy Alfaro. Separó la jurisdicción religiosa, a cargo de la iglesia, de la órbita estatal. Suprimió la prisión por deudas. Permitió la participación de la mujer en la vida política. Prosiguió el tendido de la línea ferroviaria (hasta Colta, provincia de Chimborazo) que unió Guayaquil y Quito mediante la suscripción del contrato Harman.

Para sucederle fue elegido el general Leónidas Plaza (1 de septiembre de 1901 al 31 de agosto de 1905), también liberal pero moderado, quien se negó a renunciar ante el pedido de Alfaro, dividiéndose el partido.

Alfaro volvió a gobernar en 1906, año en que promulgó una nueva constitución, de contenido anticlerical. Los militares perdieron privilegios. La enseñanza se desvinculó de las iglesias, y se terminó el tendido del ferrocarril. En 1910, se debió afrontar un conflicto con Perú, por su idea de restablecer la idea bolivariana de la Gran Colombia.

En agosto de 1811, expiró su mandato, y fue electo en comicios fraudulentos, Emilio Estrada, candidato alfarista. Alfaro arrepentido, pretendió obtener la renuncia de Estrada, pero éste contaba con el apoyo del pueblo y del ejército, y Alfaro debió exiliarse.

La presidencia fue ocupada interinamente por Carlos Freile Zaldumbide, y en diciembre tomó el mando Estrada, quien falleció al poco tiempo. Alfaro vuelto al país, fue apresado.
El 28 de enero 1912, fue asesinado, a la edad de 69 años, en Quito, mientras se hallaba preso, junto a otros dirigentes radicales, con el objetivo de que no acceda nuevamente al poder. Su cuerpo y el de sus compañeros ideológicos, fueron arrastrados y quemados.

Lo llamaron el “Viejo luchador” por su ferviente obsesión por las ideas liberales, en contra de los gobiernos conservadores. Despectivamente sus adversarios lo denominaron, “El enano” por su baja estatura, y “el general de las derrotas” por su lucha incansable, pero vana, contra García Moreno. Sin embargo, en el siglo XXI, su país lo ha reconocido en muchas oportunidades como el mejor ciudadano de Ecuador.

Categorías: Ecuador, Siglo XIX

Un comentario para “General Eloy Alfaro”