Historia

Inicio Edad Antigua, Roma La Batalla de Zama

La Batalla de Zama

Publicado por Sebastián

El 19 de octubre del año 202 a.C. Tuvo lugar la llamada Batalla de Zama que dió lugar a la segunda guerra Púnica. Fue en las llanuras de Zama que se enfrentaron el denominado «africano mayor» Publio Cornelio Escipión y el cartaginés Anibal Barca.

En el contexto que se vivía por ese entonces, año 210 a.C., el temido Anibal Barca se encontraba haciendo estragos dentro de territorio romano y en ese momento se encontraba en el sur de Italia. Por este motivo un joven militar llamado Publio Cornelio Escipión fue escogido comandante de las tropas romanas en Hispania. La sorpresiva designación de este joven estratega para enfrentar a Anibal dio resultado al imperio.

batalla-de-zama.jpg

La propuesta de Escipión fue enfrentar directamente a Anibal para sacarlo de Italia mediante el traslado de la batalla bélica hacia Cartago en África.

Tuvo el apoyo para su emprendimiento pese a la oposición de algunos senadores ya que había otra teoría imperante que se contraponía ya que planteaba una estrategia mas pasiva que llegara a «aburrir» a los contrincantes.

De esta forma le asignaron la región de Sicilia con sus dos respectivas legiones y junto a mas refuerzos emprendió su marcha hacia el norte de África. Allí lograron importantes resultados con victorias sobre los cartagineses tanto en el mar como en tierra. Tras estas acciones los púnicos se vieron obligados a negociar la paz.

Pero el asunto «Anibal» no había terminado ya que retorno a África con lo que los cartagineses se vieron alentados y rompieron los tratados de paz con los romanos.

Pero Anibal no se encontraba en su mejor momento militar. Los romanos habían recibido el apoyo de la caballería ligera númida ya que los romanos facilitaron el acceso a la corona al nuevo rey Numidia, Masinisa.

Para enfrentarse con Escipión Anibal tuvo confianza en presentarle batalla antes de unirse con sus aliados y reforzó la caballería que estaba conformada por una caballería con 2000 jinetes númidas con Tiqueo como líder poniendo 80 elefantes de guerra que fueron entrenados específicamente para la batalla.batalla-de-zama1.png

El enfrentamiento tendría lugar en Zama, cercano al pueblo de Naggara.

Escipión no cedió ante la solicitud de pactar un acuerdo y exigió la rendición de Cartago.

La estrategia de Anibal era llegar a una batalla cuerpo a cuerpo con la infantería y buscó esparcir la caballería romana mediante los elefantes.

Las tropas de cada bando estaban conformadas de la siguiente manera: por un lado Anibal contaba con 37 mil infantes en tres franjas. Al frente 80 elefantes y 3 mil jinetes a los flancos. Escipion por su parte contaba con 20000 legionarios sumados a 14 mil auxiliares que eran 6 mil númidas y 2700 equites.

Por parte de los cartagineses las tres franjas tenían además de los 80 elefantes, 12 mil infantes conformados por mauritanos, galos, ligures y baleares. En la segunda línea habían cartagineses, africanos y macedonios comandados por Sopatro. Estos últimos eran unos 4000. Por último la tercera línea estaba integrada por la experimentada infantería de Anibal que en su mayoría eran brutios.

Por parte de los romanos se tuvo una disposición para la batalla que era la que utilizaban clásicamente. Se la llamaba triple acies y contaba con jabalineros hastati en la primea franja, lanceros príncipes luego y detrás los veteranos triarii que contaban con lanzas
largas. Entre cada franja se establecieron pasillos mediante los cuales se facilitaba la maniobra y era una fuga para los hostigadores velites al ser la carga cartaginesa insostenible. También se evitaba con esto la ruptura de la formación por parte de los elefantes.

Al inicio los elefantes que habían sido cazados recientemente se asustaron y retrocedieron contra la propia tropa númida de Tiqueo causando un caos.

Los romanos contrarrrestaron el ataque de los elefantes mediante el reflejo de metales y todo lo que brillara apuntando hacia los animales que junto al ruido de trompetas y otros instrumentos musicales lograron espantarlos y crear confusión entre la caballería de los
númidas.batalla-de-zama-escipion.png

Luego de incesante lucha con tendencia favorable a los romanos pero con firmeza en la defensa de los cartagineses gracias a la tercera línea de combate esta no pudo resistir tanto y se vio desbordada por lo cual Anibal debió escapar hacia Cartago.

20 mil muertos, 11 mil heridos y 15 mil prisioneros tuvieron los cartagineses mientras que los romanos lograron capturar 133 estandartes militares, 11 elefantes y tuvieron 1500 muertos y 4 mil heridos.

Este fue el final de la segunda guerra púnica y se le impusieron condiciones humillantes a Cartago habiendo sido defendida por el hombre que hizo historia derrotando a los romanos en su propio territorio no pudo hacerlo en el suyo.

Al tiempo de haber sido nombrado funcionario del tesoro en Cartago Anibal tuvo que huír ya que lo iban a entregar a Roma inminentemente ya que se habría estado rearmando para seguir luchando contra Roma.

Categorías: Edad Antigua, Roma

No hay comentarios para “La Batalla de Zama”