Historia

Inicio Edad Media Fundador del Imperio Inca

Fundador del Imperio Inca

Publicado por Hilda


El nombre de inca es aplicado tanto al pueblo inca como al rey o emperador el Inca, que ejerció su poder en forma de monarquía teocrática, como un Dios terrenal e hijo del Sol.

El origen del imperio incaico es confuso y teñido por leyendas, al igual que ocurrió con otros pueblos, como los aztecas americanos o los romanos en Europa, para hacer de sus pueblos, elegidos para dominar y entonces, poder justificar sus expansiones territoriales.

La que llega hasta nosotros, a través de la obra de Garcilazo de la Vega, cronista mestizo, «los comentarios reales» relata que el Dios Sol, envió a su hijo Manco Cápac a la Tierra junto a su esposa, que a la vez era su hermana, Mama Ocllo Huaco, muñidos de una barra de oro que debían sepultar y hundir en el lugar que pudieran, y que ese sería el punto de concentración donde los hombres recibirían por parte de los enviados las enseñanzas necesarias para salir del estado de barbarie y se les enseñara el culto a la divinidad solar. Ese lugar fue Cuzco, en el cerro Huanacauri, al que llegaron luego de varios días de travesía, comenzada en el lago Titicaca, de donde emergieron, y de probar inútilmente hundir la barra de oro, desde allí hacia el norte hasta que llegaron a Cuzco.

Fue allí, en Cuzco, desde entonces capital del imperio, donde los pobladores aprendieron a respetar normas, técnicas para el cultivo de la tierra, lavar sus ropas, hilar y tejer. Organizado el imperio no tardó en crecer y someter a otros pueblos, llegando a contar cuando llegaron los españoles con un territorio de 600.000 km.2 extendido desde el Nudo de los Pastos en el norte, hasta el río chileno llamado Maule.

Se dice que la gran expansión estuvo a cargo de Pachacutec Inca Yupanqui (1438-1471) que llego por el sur hasta el lago Titicaca y por el norte hasta Cajamarca. La expansión continuó con Tupac Yupanqui (1471-1493) y culminó con su sucesor Huayna Capac. A su muerte, estalló una guerra civil entre sus hijos, Huascar y Atahualpa, situación que fue aprovechada por los españoles para dominarlos.

Categorías: Edad Media