Historia

Inicio Francia, Siglo XIX Adolphe Thiers

Adolphe Thiers

Publicado por Hilda

Nació el 15 de abril de 1797 en Marsella, en un hogar de clase media. Estudió la carrera de Derecho en Aix-en-Provence, departamento francés de Bocas del Ródano, aunque su pasión era escribir. En 1821 comenzó a trabajar en París, como redactor en el periódico “Le Constitutionnel”. Entre 1823 y 1827, publicó en diez tomos “Historia de la Revolución Francesa” e integró en 1833 la Academia francesa.

Adolphe Thiers

Políticamente, combatió a los sectores monárquicos absolutistas y conservadores, sin proclamarse republicano, sino partidario de una monarquía constitucional, combinando su quehacer político con el literario, desde “El Nacional”, un periódico desde donde criticó duramente las medidas antiliberales de Carlos X, lo que encendió la chispa de la Revolución de 1830, que llevó al poder a su candidato, Luis Felipe de Orleans, quien instauró una monarquía constiucional. Thiers obtuvo un cargo en el Ministerio de Hacienda.

Entre 1832 y 1836, fue nombrado Ministro del Interior, ocupando en varias oportunidades los cargos de Primer Ministro, siendo también Presidente del Consejo. En esta carrera política se enfrentó repetidamente con François Guizot, Ministro de Educación Pública, quien también había impulsado la candidatura de Luis Felipe, pero fue en esta etapa atacado por los liberales, por sus ideas conservadoras y ultra-monárquicas.

La expresión: “El rey reina, pero sin embargo, no gobierna” reflejó muy bien la posición política de Thiers: su idea de un rey de carácter representativo del país, como imagen del mismo, y no dotado de un poder total, sino por el contrario, muy limitado.

Sin embargo, el moderado Thiers y el conservador Guizot lograron reprimir con extrema dureza una manifestación de obreros en Lyón, en 1834, que amenazaba con generalizarse.

Ocupando el Ministerio de Asuntos Exteriores, renunció en 1836. En 1840 fue designado Presidente del Consejo y ocupó nuevamente el cargo de Ministro de Relaciones Exteriores, desde donde debió afrontar las consecuencias de su alianza con Egipto, en contra del Imperio Otomano, este último, apoyado por Gran Bretaña, Rusia, Austria y Prusia. Ante los ataques a Egipto y el bombardeo de Beirut en 1840, Francia retiró su apoyo a Mehmet Ali, líder egipcio, y Thiers fue retirado de su cargo.

La actividad política de Thiers sufrió un gran traspié con este hecho, y se dedicó a su actividad literaria, aunque conservó un puesto en el Parlamento. En 1845 publicó “Historia del Consulado y del Imperio”.

En la revolución de 1848 tuvo una actuación ambigua, por un lado desistió de integrar un gabinete de emergencia para proteger al rey, viendo que su poder estaba prácticamente acabado, pero tampoco tomó parte en la revolución, como sí lo hicieron sus compañeros de centro-izquierda.

Luego de la Revolución se instaló la Segunda República Francesa el 25 de febrero de 1848. El 4 de noviembre de 1848 la nueva constitución llevó a la presidencia a Carlos Luis Napoleón Bonaparte, visto por Thiers con beneplácito, y ocupando éste, el sector conservador del sistema, imponiendo leyes como la Ley Falloux, aprobada en1850, que establecía la educación religiosa y la del voto censitario, aunque luego fue exiliado por su oposición a la política imperialista de Napoleón III, contra quien luchó posteriormente desde el Parlamento al que pudo acceder en 1863.

Apoyó la guerra franco-prusiana, hasta que percibió su fracaso y entonces, modificó su discurso oponiéndose a ella, en una actitud poco ética pero políticamente favorable frente a la opinión pública.

Firmó con Otto von Bismarck, un acuerdo previo que luego fue ratificado por el tratado de Fráncfort, poniendo fin a la guerra, luego de lo cual se convirtió en el candidato preferido para asumir los destinos de Francia, siendo elegido Presidente el 17 de febrero de 1871, hasta que se extinguieran las instituciones.

La Comuna de París indignada por el acuerdo desventajoso firmado con los prusianos se levantó en armas, pero Thiers los reprimió sanguinariamente, en mayo de 1871.

La nueva Tercera República que se hallaba en gestación lo tuvo como presidente provisional a partir del 30 de agosto de 1871, ejerciendo un gobierno marcado por una fuerte oposición a sus ideas conservadoras. Su renuncia fue rechazada en enero de 1872, pero crecía las críticas hacia su personalidad temperamental y sus acciones impopulares, y la idea de imponer límites a sus atribuciones, sobre todo legislativas. En el mes de mayo el gabinete fue disuelto y luego convocado nuevamente.

Presentó nuevamente su renuncia cuando la Asamblea no le dio su voto de confianza, y esta vez, se la aceptaron, el 24 de mayo de 1873, ocupando el cargo de Presidente Provisional, Patrice MacMahon, otro conservador, de antepasados irlandeses.
Falleció en la ciudad de Saint-Germain-en-Laye, al oeste de la ciudad de París, el 3 de septiembre de 1877, cuando se disponía presentarse nuevamente como candidato a la presidencia.

Categorías: Francia, Siglo XIX

No hay comentarios para “Adolphe Thiers”