Historia

Josip Broz

Publicado por María Celia

Popularmente conocido como el Mariscal Tito, Josip Broz fue el fundador de la Yugoslavia comunista, constituyéndose como su único líder desde fines de la Segunda Guerra Mundial hasta su muerte.

Nació en la localidad de Kumrovec , Croacia, en 1892, abandonando tempranamente sus estudios. Desde entonces se interesó en la actividad sindical dentro del socialismo, trabajando como obrero en diferentes ramas. Afiliado a la Unión de Trabajadores de la Metalurgia y Partido Social Demócrata de Croacia y Eslovenia, participó en la vida sindical en defensa de los derechos de los trabajadores.

josip-broz-tito.jpg

En 1913 entró en la Armada Imperial Austrohúngara, participando en la Primera Guerra Mundial y cayendo como prisionero de los rusos. Su contacto con éstos lo llevó a participar en la Revolución Rusa de parte de los bolcheviques en 1917. Luego, regresó a su país, recientemente unificado, continuando su trabajo como agente de la Unión Soviética.

Ya en 1937 fue nombrado Secretario del Partido Comunista en Yugoslavia. Hasta aquí, apoyaba las ideas de Stalin, promulgándose en contra de los movimientos fascistas que dominaban en Italia y Alemania.

Durante la Segunda Guerra Mundial, y tras la invasión de los alemanes en 1941, inició su propio movimiento de defensa, organizándose en forma autónoma y logrando la expulsión de los nazis. La particularidad de Tito fue el fenómeno de su contraofensiva, siendo el único líder del bloque comunista capaz de defender su territorio con mínima colaboración externa por parte de los soviéticos.

Durante la posguerra, ya librado su territorio, lideró Yugoslavia bajo el régimen socialista, proclamando en 1945 La República Popular Federativa de Yugoslavia, compuesta por seis repúblicas federadas: Eslovenia, Bosnia, Herzegovina, Croacia, Serbia, Macedonia y Montenegro. Fue Jefe de Gobierno entre 1945 y 1953, Presidente hasta 1980, año de su muerte, ya habiendo sido nombrado en 1963 como Presidente Vitalicio.

Otra diferencia que distingue a Yugoslavia del resto de los países comunistas fue su separación paulatina de los lineamientos de Unión Soviética finalizada la Segunda Guerra Mundial, no alistándose ni al Pacto de Varsovia ni al COMECON, como así tampoco a la OTAN, siendo uno de los creadores del Movimiento de Países no Alineados, nacido en 1956 dentro del marco de la Guerra Fría.

La unidad de Yugoslavia estaba fundada en la figura de un brillante militar, diplomático y ferviente defensor de un socialismo igualitario. Tras su muerte y en medio de una crisis económica, el Mariscar Tito había logrado mantener unida a Yugoslavia pero pobre, resurgieron los conflictos étnicos y los espíritus separatistas, dando lugar a una serie de guerras ocurridas en la década del 90.

Debido al mismo carácter conflictivo de la unidad yugoslava, fue un jefe tan querido como criticado, su forma de gobierno no dejó de ser una dictadura que reprimió todo intento de insurrección por parte de croatas y bosnios no simpatizantes del régimen comunista.

Su cuerpo fue enterrado en Belgrado, Serbia, entonces Capital Federal de Yugoslavia.

Categorías: Medio Oriente, Siglo XX, Yugoslavia

No hay comentarios para “Josip Broz”