Historia

Inicio Egipto, Israel, Jordania, Medio Oriente, Siglo XX, Siria La Guerra de los Seis Días

La Guerra de los Seis Días

Publicado por Joaquín

La Guerra desatada por el control del Canal de Suez dejó una situación en la zona que podía estallar a la menor ocasión. Israel, que había ocupado el Sinaí, accedió a retirar sus tropas a cambio de que Egipto dejara de apoyar las acciones de guerrilla que partían de allí. En su lugar, un cuerpo especial de la ONU se hizo cargo de la administración de la península.

Mapa tras la guerra

Sin embargo, el Gobierno egipcio, ya decididamente apoyado por la Unión Soviética, continuó ayudando a las distintas facciones guerrilleras que atacaban el estado hebreo. De alguna manera, la presión social no le hubiera permitido hacer otra cosa, dado el ambiente anti-israelí que imperaba en toda la zona.

Mientras, en Siria se había producido un cambio de gobierno que supuso la subida al poder de los sectores más radicales del partido Baas. Pronto empezaron a iniciarse contactos entre ambos países, de cara a formar una coalición que pudiera enfrentarse al poderoso ejercito de Israel. Igualmente intentaron que Jordania, en cuyas manos estaba Jerusalén Este, apoyara la coalición, aunque la respuesta de los jordanos fue más ambigua, sin comprometerse totalmente.

El Gobierno de El Cairo pide en mayo de 1967 la retirada de las fuerzas de la ONU de la Península del Sinaí y, al mismo tiempo, empieza a impedir el paso de los barcos del estado hebreo por el estrecho de Tirán junto con Jordania

La guerra se veía venir y su comienzo no sorprendió a nadie. El 5 de junio, Israel lanza su ofensiva después de que sus radares percibieran la presencia de aviones y tanques egipcios dirigiéndose hacia la frontera común.

Al mando del General Rabin las fuerzas israelíes efectuaron una ofensiva arrolladora. En apenas tres horas la aviación de este país consiguió destruir la mayor parte del arsenal aéreo egipcio, 319 aviones, que ni siquiera pudieron despegar. Sus perdidas fueron nimias, tan sólo 19 aviones.

Esto dejó el terreno franco para el avance de las tropas de tierra, rompiendo las defensas árabes tanto por el sur como por el norte, en la franja de Gaza, donde acabó con los intentos de resistencia de las tropas palestino-egipcias.

Ese mismo día Jordania entra en la guerra. Según se cuenta, el Rey Hussein recibió informes erróneos que indicaban que en el Sinaí el ejercito israelí estaba siendo derrotado y decide sumarse a las hostilidades. Los aviones jordanos comienzan a bombardear las principales ciudades de Israel y, especialmente, Jerusalén.

La reacción israelí fue inmediata y contundente. Empezó a tomar las posiciones jordanas cerca de Belén y al sur de Ramallah y sus aviones bombardearon Amman y Mafraq.

Jerusalén se convirtió en el centro de las operaciones e Israel atacó la ciudad sagrada, cortando la comunicación entre las tropas jordanas allí ubicadas y los efectivos que se encontraban en Samaria.

Ya durante el segundo día de guerra Jordania lanzó un fallido ataque en territorio israelí, debiendo retirarse ante la contraofensiva con la que este respondió. Además, esto provocó que se debilitasen las defensas del país árabe y que los israelíes decidieran penetrar en Jordania, ocupando una amplia franja.

Mientras, en el Sinaí, el ejército avanzaba en dirección al Canal, convergiendo las distintas escuadras que habían penetrado en Egipto.

Ese mismo día fue ocupada Gaza y en Jerusalén Este tuvo lugar una encarnizada batalla, hasta que finalmente el día 7, la Ciudad Vieja de Jerusalén, un símbolo para todos los musulmanes, cayó en poder del ejército hebreo. Junto a ella, también conquistaron Belén y Hebrón, con los jordanos en plena desbandada y sin disparar un solo tiro. Posteriormente, los soldados comenzaron a avanzar hacia Jericó.

Sharm el-Sheik, en la costa del Sinaí, fue ocupada por las fuerzas navales que volvieron a abrir los estrechos de Tirán para permitir la circulación marítima. En pocas horas, toda la península estuvo bajo el poder de Israel, que había demostrado su poderío militar.

Ante la derrota que estaban sufriendo, egipcios y jordanos aceptaron la propuesta de la ONU de un alto el fuego, al que Israel accedió.

Tan sólo quedaba Siria, cuyos únicos movimientos habían sido algunos bombardeos sobre poblados en los Altos del Golán. Al no sufrir ya los ataques de las unidades jordanas y egipcias, Israel se centró en acabar con ese otro foco bélico

Y, de nuevo, el resultado fue fulgurante y la toma de los Altos del Golán estuvo casi completada en muy poco tiempo. Siria, finalmente, tuvo que aceptar también el alto el fuego, cuando ya sus enemigos se dirigían a Damasco.

En solo 6 días, los estados árabes habían sufrido una humillante derrota en manos de Israel. Este se anexionó los territorios conquistados: el Sinaí, la franja de Gaza, Samaria, Judea y los Altos del Golán.

Como es bien visible para cualquiera que siga la evolución de la zona, esto trajo nuevos conflictos que, al día de hoy, parecen no tener un final a la vista.

Categorías: Egipto, Israel, Jordania, Medio Oriente, Siglo XX, Siria

7 comentarios para “La Guerra de los Seis Días”


  • esta muy buenO eL articuLo

  • nu savia nada de la guerra de los seis dias pero es muy interesante

  • lindo articulo

  • esta muy chida publicacion

  • dulce maria rico Enero 18, 2009 a las 2:52 pm

    quisiera saber si es real lo q se dice de la retirada de los enemigos de israel en esta guerra, escuhe un comentario q no se explican el pq de la retirada si ya tenian sometido a israel y tenian todo para derrotarlo. se habla de q sucedio algo inexplicable. ¿es cierto esto q se dice?

    gracias por sus atenciones

  • LA VENIDA DE CRISTO ESTA CERCA, LA GUERRA ENTRE ISRAELIES Y PALESTINOS O FILISTEOS ES EVIDENTE ESTO YA ESTA ESCRITO ISRAEL SERA ARRASADA PERO UNOS POCOS SOBREVIVIRA Y CLAMARAN A DIOS Y RECONOCERAN A JESUCRISTO COMO EL MESIAS ENTONCES DIOS SE GLORIARA Y LOS PERDONARA Y VENDRA POR SEGUNDA VEZ EL HIJO DEL HOMBRE Y SE DARA LA ULTIMA BATALLA ENTRE EL BIEN Y EL MAL EN EL ARMAGEDON. PREPAREMONOS PUES “CRISTO VIENE” LEE LA BIBLIA ELLA TIENE TODAS LAS RESPUESTA A TUS INQUIETUDES.

  • es verdad de que la venida de Jesucristo está a la puerta sólo es necesario leer la Biblia y los periódicos y entender que las profecias se están cumpliendo paso a paso.nuestro trabajo es velad y orad por nosotros, nuestro país y el pueblo de Dios (Israel) MARANATHA ven Señor Jesús.