Historia

Inicio Cuba, Siglo XX Frank País

Frank País

Publicado por Verónica

El Revolucionario, maestro y dirigente estudiantil, Frank Isaac País García, también conocido como “Paris”, nació en Santiago de Cuba el 7 de diciembre de 1934, hijo de un pastor protestante de origen español, quien fallecería cuando Frank País apenas contaba con cinco años. Su madre se haría cargo de él y sus dos hermanos menores.

Frank País

Tras una penosa infancia, logro entra a la escuela de arquitectura, misma que abandonaría para ingresar a la Escuela normal de Oriente, donde se formó como maestro. En la normal tuvo actividades políticas en las que se destacó como líder. Fue dirigente de la Asociación de estudiantes y ferviente partidario de Reforma Universitaria, movimiento estudiantil de alcances latinoamericanos.

En 1952, el golpe de estado orquestado por Fulgencio Batista, depone al presidente cubano Carlos Prío Socarrás elegido democráticamente. Frank País, junto con otros integrantes de la asociación de estudiantes, acudieron al cuartel Moncada, exigiendo armas para defender el depuesto gobierno.

Su trabajo como maestro comenzó en 1954, difundiendo en el aula sus ideas nacionalistas, cristianas y democráticas basadas en el pensamiento de José Martí, siendo uno de los pocos revolucionarios cubanos con este particular perfil religioso-revolucionario. Implementó experimentos sociales como la República escolar con la que se pretendía democratizar la escuela y que los estudiantes participaran activamente en las decisiones que se tomaran. También fundó el Centro La Flor Martiana.

Ese mismo año funda ARO (Acción Revolucionaria Oriental) para integrar la lucha armada contra Fulgencio Batista. Por aquel entonces, Fidel Castro estaba recién amnistiado tras haber pasado un tiempo en la cárcel por su participación en el asalto al cuartel Moncada. Castro organiza el Movimiento 26 de julio, al que País solicitara ingresar. Se integra al movimiento, pasando a la lucha clandestina usando el nombre clave de “David”.

Frank País fue designado Jefe de acción y sabotaje del Movimiento en 1956, dirigiendo un levantamiento armado en Santiago de Cuba para apoyar el desembarco del yate Granma, donde venían Fidel castro y 82 guerrilleros que se habían entrenado en México para iniciar la lucha revolucionaria.

En marzo de 1957 es hecho prisionero y sometido a juicio junto a los sobrevivientes del Granma y a los participantes del levantamiento que encabezó en noviembre del año anterior. En mayo del mismo año es liberado; Frank País se dedicó entonces a organizar el apoyo a los guerrilleros que luchaban en la Sierra Maestra.

El 30 de junio de 1957, su hermano Josué fue asesinado. Un mes después, el 30 de julio, el mismo Frank País también sería asesinado en el callejón del Muro, en Santiago de Cuba, a la edad de 22 años. Su muerte levantó una ola de protestas e indignación en toda la isla y se considera que impulso tanto el apoyo popular a la lucha como su instauración en toda la isla.

En Santiago de Cuba, Frank País se había reunido en casa de Raúl Pujol con un grupo de jóvenes de ambos sexos pertenecientes al movimiento. Una de las mujeres dio el aviso de una revisión policial que se estaba realizando en la calle, casa por casa, hacia donde estaban ellos. País ordenó a los jóvenes que abordaran el auto y se retiraran, entregó documentos importantes a las mujeres con la indicación de evitar que cayeran en manos de la tiranía.

Creyendo que sería más fácil evadir a los policías caminando por la calle normalmente, salió acompañado por Raúl Pujol. Unas calles arriba, uno de los policías les dio la orden de detenerse, siendo reconocido por otro los integrantes del comando que revisaba las casas. Ambos jóvenes fueron golpeados hasta dejarlos inconscientes, ametrallando el cuerpo de Pujol. A País lo arrastraron al callejón del Muro donde fue acribillado. Los policías vaciaron sus cargadores sobre los cadáveres de ambos jóvenes.

El pueblo cubano respondió a su muerte con una huelga general y un gigantesco funeral donde se entonó el himno nacional bajo una lluvia de flores sobre el féretro, mientras en altavoces se conminaba al pueblo cubano a la huelga general. Las honras fúnebres de País supusieron todo un reto a la dictadura de Batista. Frank País es considerado uno de los mártires de la Revolución cubana.

Categorías: Cuba, Siglo XX

No hay comentarios para “Frank País”