Historia

Inicio Egipto Cleopatra VII

Cleopatra VII

Publicado por Hilda

Nació alrededor del año 69 antes de la era cristiana, siendo su nombre completo Cleopatra Filopator Nea Thea. Pertenecía a una familia de reyes egipcios (faraones) pero de origen griego, la dinastía ptolomeica, que ocupó Egipto tras la conquista de Alejandro Magno, y estableció la capital en Alejandría. Si bien respetaron la religión de los egipcios, los griegos introdujeron su idioma, y el resto de su cultura.

Cleopatra

Fue su padre Ptolomeo XII Neo Dionisio, apodado Auletes, que significa: flautista. Este seudónimo muestra que el progenitor de Cleopatra fue un Faraón, más devoto de la música, la diversión y las fiestas, que de las tareas gubernamentales. También se lo conoció como Nothos (bastardo) por no poseer madre conocida. Pudo sostenerse en el poder gracias al apoyo romano.

Su madre fue Cleopatra V, posiblemente hermana de su esposo, y padre de Cleopatra Filopator, que asumirá el reinado como Cleopatra VII.

Cleopatra VII tenía dos hermanas mayores, Berenice IV, y Cleopatra VI, y tres hermanos menores, Arsinoe IV, y los Ptolomeos XIII y XIV.

Cleopatra V, asumió como co-regente de Egipto, junto a su primogénita Berenice IV, cuando Ptolomeo debió refugiarse en Roma, a causa de una revuelta (año 58 a. C) organizada por su propia hija Berenice IV. Ésta moriría ejecutada por orden de su padre, en el año 55 a. C., cuando Ptolomeo logró regresar a Egipto, derrotando a su yerno Archelaus.

Sus otros dos hijos, Cleopatra VII y Ptolomeo XII, heredaron el reino a su deceso, acaecido en el año 51 a. C. Fue designado Regente de los hermanos de 18 y 10 años, respectivamente, por disposición de Ptolomeo, el romano Pompeyo, quien fue también el encargado de casar a Cleopatra y Ptolomeo XII, por decisión testamentaria de su padre. Les tocó reinar en un período de crisis, que los obligó a continuar e intensificar la ayuda de Roma. Para obtener el favor de Pompeyo, Cleopatra VII, entregó a los supuestos asesinos de los vástagos del cónsul romano, que un año antes, habían perecido en tierra egipcia.

Cleopatra VII era sumamente inteligente y astuta. Conocía además de múltiples ciencias, varios idiomas, además del griego: el egipcio, siendo la primera reina griega que habló el idioma de su pueblo, el sirio, el arameo y el hebreo. Su joven hermano, siguiendo a sus consejeros, obligó a Cleopatra a exiliarse en Siria, temiendo que ella lo asesinara.

Mientras tanto, en Roma, Pompeyo había ocupado el Consulado, junto a Licinio Craso en el año 70 a. C. En el año 60 a. C, Julio César, famoso como militar y político, fue asociado al poder constituyendo estos tres personajes, el Primer Triunvirato. Julio César se ausentó hacia las Galias por espacio de 10 años, conquistándolas en el año 52 a. C, lo que elevó su prestigio, enfrentándose a los celos de Pompeyo que había quedado solo en el poder, luego del deceso de Craso.

Pompeyo había logrado dominar las provincias orientales mientras Julio César gozaba del poder en Occidente. Pero Julio César no estaba de acuerdo en delegar su poder sobre Roma y luego de su triunfo en la Galia, retornó a Roma. Pompeyo huyó a Grecia, y luego tuvo un enfrentamiento con Cesar en la batalla de Farsalia en el año 48 a. C. donde fue derrotado, y esta vez buscó refugio en Egipto.

Como único rey de Egipto (recordemos que Cleopatra había sido enviada a Siria) Ptolomeo XIII tomó a errónea decisión de asesinar a Pompeyo. Lejos de conseguir el favor de César, solo provocó su enojo.

Julio César logró llegar a un entendimiento para que la pareja de hermanos se reconciliara, no sin antes tratar de ser seducido por Cleopatra para que intercediera en su favor.

El pacto sellado con un banquete dejaba a Cleopatra VII como soberana de Egipto, en el mismo lugar donde también se instaló Julio César, mientras sus hermanos recibían las siguientes zonas: Ptolomeo XIII, reinaría en Creta, y otros dos de sus hermanos, Arsinoe IV y Ptolomeo XIII, en Chipre.

Los hermanos de Cleopatra se aliaron contra ella y César, sembrando intrigas sobre su condición de amantes, para obtener el favor popular.

Ptolomeo XIII, preparó un ejército de 2.000 hombres a caballo y 20.000 infantes que rodearon el palacio de Alejndría, donde también se hallaba cautivo Ptolomeo XIII, pero duró no demasiado tiempo, ya que la pareja de amantes logró obtener refuerzos y repeler el asedio.

Cleopatra se casó con Ptolomeo XIV, otro de sus hermanos, que contaba con la edad de 10 años, mientras nacía en el año 47 a. C, un hijo de la unión entre Cleopatra y César, quien sería Ptolomeo XV. El pueblo romano nunca sintió confianza en Cleopatra, quien se instaló en Roma junto a Julio César. Éste fue asesinado por Cayo Casio y Marco Bruto, el 15 de marzo del año 44, y Cleopatra retornó a Egipto, junto a su hijo.

Un año más tarde, ya afincada en Egipto, Cleopatra envenenó a su esposo y hermano Ptolomeo XIV, para evitar su influencia en el poder, y tomó el mando absoluto, poniendo a su hijo Ptlomeo XV, o Cesarión, como corregente. El pequeño solo tenía cuatro años.

Volviendo a Roma, allí se creaba el segundo triunvirato (año 43 a. C) integrado por Marco Antonio, amigo de Julio César y miembro del ejército como Comandante en jefe; Octavio, sobrino e hijo adoptivo del César, y Lépido.

Marco Antonio solicitó la ayuda de Celopatra para dominar las luchas internas romanas. En el año 41 a. C, Cleopatra y Marco Antonio se reunieron con fines militares y políticos aunque de ese encuentro nació una relación amorosa.

Cleopatra colaboró económicamente con Marco Antonio, que se instaló en Egipto, y éste, aceptó mandar a asesinar a la hermana de Cleopatra, Arsinoe IV, que amenazaba el poder de la “Reina del Nilo”. Un año más tarde Marco Antonio debió regresar a atender sus asuntos en Roma, donde se casó con Octavia Minor, hermana de quien sería el primer emperador Romano: Octavio, quien al asumir tomaría el título de Augusto.

Marco Antonio volvió a Egipto en el año 37, conociendo a los hijos gemelos que Cleopatra había tenido de él, durante su ausencia. Se casó con ella, y le entregó el dominio sobre Fenicia, Chipre y Creta. Tuvieron otro hijo, viviendo rodeados de lujos.

Su opositor, y cuñado (ya que Marco Antonio también seguía casado con Octavia) Octavio, mientras tanto, que gobernaba en Occidente, ganaba adeptos, mientras crecía la indignación del populus romano frente a Marco Antonio, dado a una vida licenciosa.

La rivalidad entre marco Antonio y Octavio estalló en el Senado, cuando en el año 33 a. C, Marco Antonio deshizo su matrimonio con Octavia, repudiándola, y Octavio acusó a Cleopatra de una serie de pecados como lujuria, incesto, brujería, y expuso el testamento secreto de Marco Antonio por el cual pretendía trasladar la capital romana hacia Alejandría.

El Senado destituyó a Marco Antonio de su cargo de triunviro e inició una guerra contra los egipcios, en el año 32 a. C. venciéndolos, el 2 de septiembre de año 31 a. C en la batalla de Actio. Cleopatra huyó seguida por Marco Antonio, facilitando la derrota. Octavio pudo ingresar a Alejandría el 30 de julio del año 30 a. C. convirtiendo a Egipto en una provincia romana.

El amor de Marco Antonio hacia Cleopatra era tal, que tras recibir la falsa noticia de la muerte de su amada, se arrojó sobre su propia espada ocasionando su muerte.

Cleopatra, viendo perdido su poder, y el apoyo de su esposo, vislumbró un futuro aterrador como esclava de Roma. Por eso también se quitó la vida, tal vez por la mordedura de una cobra, solicitando ser sepultada junto a su esposo, en un sitio que jamás se localizó.

Categorías: Egipto

No hay comentarios para “Cleopatra VII”