Historia

Inicio Edad Antigua, Roma El emperador Tiberio

El emperador Tiberio

Publicado por Hilda

Quien sería el emperador Tiberio, nació en Roma, con la tria nomina de Tiberius Claudius Nero, de la gens Claudia, el 16 de noviembre del año 42, antes de la era cristiana, teniendo el mismo nombre que su padre biológico, miembro de la gens Claudia, militar, cuestor y pretor romano; siendo su madre, Livia Drusila, que era la segunda esposa de quien sería el primer emperador romano, Augusto (Octavio en ese entones) con quien se casó en el año 39 a. C. Tiberio, tenía, además, un hermano menor, llamado Nerón Claudio Druso, sobre el que corrían rumores, que era hijo de Augusto, y que nació cuando su madre ya se había casado con este último.

Tiberio vivió con su padre de sangre hasta los 9 años, pues en esa fecha su progenitor falleció y se trasladó a vivir junto a su madre, su hermano menor, y Octavio.

Octavio, asumió como emperador romano en el 27 a. C, siendo designado Augusto (venerado) y Tiberio ofició como su lugarteniente.

En el año 25 a. C. fue enviado por Augusto a Hispania, en su carácter de tribuno militar. Un año más tarde, se lo designó como cuestor de la Annona (Annona era la diosa de la cosecha) órgano imperial destinado al reparto, comercio y transporte de cereales, teniendo la difícil misión de asegurar a Roma el suministro de trigo. En el año 21 a. C, condujo una campaña contra los partos y en el año 16 a. C fue nombrado pretor. Junto a su hermano Druso, combatió contra lo reti y los vindélicos, logrando la pacificación de los Alpes.

Accedió al Consulado en el año 13 a. C, siendo enviado en campaña a Iliria, donde tras sus triunfos, enfrentó luego a los dálmatas y los panonios; y, en el año 10 a. C a los dacios, todo con resultados exitosos.

Su hermano Druso cayó de un caballo en la lucha contra los pueblos germánicos, y falleció. La campaña contra este pueblo, fue continuada por Tiberio en el año 8 a. C, y luego de su victoria, en el año 7 a. C, fue proclamado como cónsul.

Se divorció de su esposa para casarse con Julia, la hija de Augusto, que había enviudado de Marco Agripa, pero tuvo un fuerte distanciamiento con Augusto, con su nueva esposa, y con los hijos de ésta, Cayo y Lucio, por lo que se retiró a la isla de Rodas, en el año 6 a.C.

En el año 4, muertos los nietos de Augusto, éste adoptó a Tiberio, para convertirlo en su sucesor. Tiberio, que había retornado a Roma, adquirió potestades tribunicias por diez años, creando otras legiones. A su vez, Tiberio, adoptó a Germánico, su sobrino, hijo de su hermano Druso, para que lo suceda en el mando imperial.

Al morir Augusto en el año 14, Tiberio fue el nuevo emperador de Roma, dentro de la dinastía Julio-Claudiana, gobernando desde el 18 de septiembre del año 14, hasta el 16 de marzo del 37, año de su muerte.

Durante su gobierno, profundizó la ley de “maiestas” que castigaba la traición. Sobre estos delitos entendía el senado, previa acusación de cualquier ciudadano, aplicándose a la rebelión, la conspiración y hasta las controversias contra el emperador y a los libelos que afectaran al Senado.

Debió sufrir el motín de las legiones de Panonia y Germania, ante el incumplimiento de sus pagas. Esto fue controlado por Germánico quien les prometió el botín que obtuvieran en la campaña por el Rin.

En el año 23, un hecho dramático marcaría profundamente su vida individual y política, el asesinato de su hijo, Julio César Druso, conocido como Druso “el joven” que era a la vez, su sucesor, luego de que Germánico muriera en el año 19. A partir de allí, su gobierno devino en terrorífico.

Autoexiliado, en la isla de Capri, dejó en poder de Sejano y Macrón, prefectos del pretorio, la administración de Roma, y su sobrino nieto Calígula, fue adoptado como su sucesor.

Sejano, profundizó los juicios contra sus enemigos políticos, quedándose con sus patrimonios, con lo que se ganó poderosos enemigos, siendo mandado a ejecutar acusado de traición, por el propio Tiberio, quien comenzó una aún más violenta represión, contra los amigos y colaboradores de Sejano, con lo cual, el senado perdió muchos de sus miembros.

Finalmente, Tiberio fue asesinado, el 16 de marzo de 37, presuntamente, por Calígula y Macrón, dejando como sucesores a Calígula y a su nieto, Gemelo, con reinado conjunto, pero Gemelo fue asesinado, y asumió Calígula.

Categorías: Edad Antigua, Roma