Historia

Inicio España, Siglo XVI La primera vuelta al mundo

La primera vuelta al mundo

Publicado por Hilda


La hazaña fue iniciada por el portugués Hernando de Magallanes, y completada a su muerte por el español Sebastián Elcano.

Fernando de Magallanes fue un experimentado navegante portugués que vivió entre los años 1480 y 1521, y que en su juventud había tenido la oportunidad de integrar una expedición portuguesa a la India, donde oyó hablar de las Islas Malucas, donde abundaban las especias. En el año 1517 se hizo presente en Sevilla (España) para solicitar apoyo a su proyecto expedicionario, de hallar un paso hacia oriente navegando hacia el sur. El por qué eligió hacerlo para España y no para su país, Portugal, tiene dos respuestas. Algunos autores opinan que Portugal no le dio apoyo, y otros que interpretó que la bula de Alejandro VI le adjudicaba a España la isla de las especias.

Luego se encaminó a Valladolid, donde consiguió el aval del encargado de asuntos de Indias, el arzobispo Fonseca, logrando firmar las capitulaciones que incluían el control de un veedor, dado que Magallanes era extranjero. Para esa tarea fiscalizadora fue designado, Juan de Cartagena.

Una flota de cinco naves (Trinidad, Victoria, Santiago, Concepción y San Antonio) zarpó de Sevilla en agosto de 1519, rodeó la costa de Brasil hacia el sur, pasó por el Mar Dulce de Solís, y al explorarlo confirmó que no se trataba de un paso interoceánico.

Al llegar al sur del actual territorio argentino, se detuvieron a tomar un descanso, divisando en el territorio enormes huellas de calzado y por esa razón denominaron a los nativos, patagones.

El intenso frío y la falta de víveres contribuyeron a enardecer los ánimos y se originó una revuelta liderada por el veedor, Juan de Cartagena, que requería regresar. Fue controlada por Magallanes, quien ejecutó cruelmente a los cabecillas, y abandonó a Juan de Cartagena y un clérigo que participó en el motín, al volver a zarpar. Durante el resto de la travesía sufrieron una gran tormenta que hizo sucumbir a la nave Santiago. Se encargó al San Antonio hallar una salida, por Tierra del Fuego, y por ella sus tripulantes lograron escapar, regresando a España.

Tras ver que el San Antonio no volvía, en noviembre de 1520, Magallanes remontó un nuevo Océano, al que llamó Pacífico pues esa era la característica que percibió en sus aguas. Luego de tres meses, las provisiones ya eran casi nulas y la desesperanza se había apoderado de los navegantes ya desilusionados de encontrar tierra firme. Finalmente, pudieron hallar algunas islas que creyeron eran las Malucas y en realidad eran las actuales Filipinas.

El cacique de Cebú le brindó apoyo y reconoció al rey español como soberano, pero la lucha se desató cuando se pretendió que otro cacique se pusiera bajo el mano del de Cebú. En esa contienda, conocida como batalla de Mactán, perdió la vida Magallanes el 27 de abril de 1521.

El viaje prosiguió pasando por Mindanao y Borneos, para arribar por fin a las Malucas. Se decidió quemar la nave Concepción pues su estado le impedía continuar viaje, el que siguió con las dos naves restantes, mientras que la Trinidad fue reparada y retornó hacia Panamá.

La única nave que continuaba, la Victoria, a cuyo mando se puso el español Juan Sebastián Elcano, tomó rumbo a la metrópoli por el Cabo de Buena Esperaza, cargada de especias que hallaron en Las Molucas. Solicitó auxilio en la posesión portuguesa de Cabo Verde, pero se la negaron, poniendo prisioneros a los hombres que habian desembarcado a pedir ayuda.

Lo que quedaba de la tribulación, Elcano y 18 hombres, pudieron arribar en septiembre de 1522 a Sanlúcar de Barrameda, siendo recibidos con honores, entre los cuales se cuenta un escudo de armas donde se leía la leyenda en latín, traducida como “fuiste el primero en rodearme” y compensándolos con la propiedad de casi todas las especias que habían traído.

Categorías: España, Siglo XVI