Historia

Inicio Italia, Siglo XIX Giuseppe Garibaldi

Giuseppe Garibaldi

Publicado por Verónica

Nació el 4 de julio de 1807 en Niza, actual territorio francés ,pero que en tiempos de Garibaldi pertenecía al reino del Piamonte.

Este revolucionario y político italiano, en su juventud fue marinero y por gestión de su padre entró a la escuela marítima. En 1827 entró a formar parte de la tripulación del barco Cortese, a bordo del cuál viajó por las costas del Mar Negro, Estambul y Galicia, teniendo contacto con el frente de guerra Ruso-turca. En 1832 se hace capitán del Clorinda que realiza viajes al Mar Negro. La nave fue capturada por piratas turcos y Garibaldi estuvo a punto de perder la vida, siendo herido en una mano. Su tripulación logra evadirse de los piratas.

Giuseppe Garibaldi

Garibaldi regresa a Niza, pero en 1833 parte a Estambul en el barco Henri que pertenecía a Saint Simon, el pensador y revolucionario francés. La nave estaba comandada por Emile Barrault. A bordo de la nave pronuncia sus famosos discursos sobre la libertad.

Garibaldi entra al movimiento del revolucionario Mazzini conocido como Joven Italia en 1834, involucrándose en la rebelión del Piamonte. En estos enfrentamientos ganará su grado de capitán de marina y el apelativo de Cleombroto, heredado del personaje espartano.

Su participación en la insurrección piamontesa le gana una condena a muerte y tiene que huir, refugiándose en Niza y luego en Marsella. En 1835 viaja a Túnez y después a Sudamérica bajo el alias de Borrel. Llega a Rio Grande do Sul, en Brasil.

Su estancia en Sudamérica le brindó la oportunidad de apoyar otros movimientos de independencia, organizando con otros refugiados perseguidos la filial americana de Joven Italia de la que llegó a ser presidente. Entro a las filas de la logia masónica Asilo di Vertud. Luchó contra el imperio brasileño apoyando al caudillo Bento Gonçalves da Silva, sitiando y tomando la ciudad de Laguna facilitando así el nacimiento de la república catarinense.

Garibaldi formó parte del grupo La joven Europa. Viaja al Uruguay en 1841, país inmerso en una guerra civil desatada por la deposición del presidente Manuel Oribe que contaba con el apoyo de Argentina, contra el Gral., Fructuoso Rivera, que era apoyado por Brasil, Francia, Inglaterra y los unitarios argentinos. Conocida como la Guerra Grande, tuvo lugar entre 1839 y 1851. En Uruguay Garibaldi da clases de matemáticas y entra a otra logia masónica.

Garibaldi participa en incursiones marítimas en las que unas veces resulta vencido y otras logra evitar que territorio uruguayo caiga en poder de los rosistas que apoyaban a Oribe, realizando actos desesperados como la quema de las naves para evitar que cayeran en manos enemigas o impedir desembarcos sorpresivos, como el de Rosas que intentaba bloquear Montevideo.

En 1843 encabeza la legión italiana que se pone al servicio del gobierno de Montevideo. Con dicha legión peleó en el “Combate de las tres cruces” ese mismo año. Con el apoyo de las flotas inglesa y francesa, desembarca y saquea la ciudad de Colonia, la isla Martín García y la ciudad de Gualeguaychú, y, en 1846 , la ciudad de Salto.

Contrae matrimonio con Ana Maria de Jesus Ribeiro con quien tuvo cuatro hijos: Menotti, Rosa, Teresa y Ricciotti. Vuelve a Italia en 1848 y se involucra en la guerra por la independencia de los territorios norteños, en poder de Austria y Francia. Garibaldi se volvió la bandera del movimiento liberador norteño del que fue un auténtico héroe.

Interviene en la guerra contra Austria, en la creación de la República Romana que fue severamente derrotada. Garibaldi huye de Italia con su esposa y casi cuatro mil soldados, perseguidos por españoles, franceses y napolitanos. Su esposa muere de tifoidea en 1849.

Garibaldi permanece en Tánger y de ahí parte a Nueva York, donde se hace capitán de un navío mercante. En 1851 viaja a Perú para visitar a la amante de Bolívar, Manuela Sáenz. Regresa a Nueva York de donde parte a Inglaterra en abril de 1854.

Al mes de permanecer en Inglaterra, vuelve a Italia en donde acababa de estallar la segunda guerra de Independencia. Comanda a los Cazadores de los Alpes, cuerpo compuesto por tres mil soldados. Conquista Varese, Brescia, Como y logra la anexión de la Lombardía durante las negociaciones de paz con los austriacos.

Garibaldi emprende la conquista del Reino de las Dos Sicilias a donde parte apoyado por el Conde de Cavour conduciendo la expedición de los mil camisas rojas. Es recibido con entusiasmo y logra el triunfo sobre el rey Francisco II en la batalla de Volturno. Francisco II se refugia en los estados pontificios y crea un gobierno provisional en Nápoles.

Garibaldi recibe una pensión de Alejandro Dumas, quien radicaba temporalmente en Sicilia. Dumas ayudaría a Garibaldi a escribir sus Memorias. Garibaldi deseaba la unificación total de Italia, por lo que el siguiente paso era avanzar sobre Roma, sin embargo Víctor Manuel II y el conde de Cavour impidieron su avance temiendo radicalizar la lucha. Víctor Manuel II es coronado rey de Italia el 26 de octubre de 1860. Un año después, Garibaldi recibió la invitación de Abraham Lincoln para un luchar en la Guerra Civil Estadounidense, pero Garibaldi no aceptó.

En 1862 vuelve a su lucha contra Roma y desea participar en las luchas de liberación de Croacia, Grecia y Hungría, pero la tercera guerra de independencia impide la realización de estos planes. Al grito de ¡Roma o muerte! Garibaldi se enfrenta a las tropas de Napoleón III en Nápoles y es hecho prisionero.

En 1864 viaja a Inglaterra donde es recibido por el pueblo de Londres con grandes muestras de entusiasmo. En 1866, con el apoyo prusiano, Garibaldi conduce a 40.000 cazadores de los Alpes en contra de los austríacos. Garibaldi logrará la unidad italiana en 1870 , es elegido diputado al parlamento, cargo al que renuncia al no ver cristalizado el ideario republicano por el que luchó.

Se retira a la Isla Capreta, de su propiedad, donde escribe sus memorias, falleciendo el 2 de junio de 1882. Garibaldi es considerado “Héroe de los dos mundos” a pesar de que sus detractores sostienen que en América fue esclavista y pirata y que en Italia contribuyó a la decadencia del reino más rico de Italia: el de las Dos Sicilias.

Categorías: Italia, Siglo XIX

No hay comentarios para “Giuseppe Garibaldi”