Historia

Inicio Cuba, Siglo XX Camilo Cienfuegos

Camilo Cienfuegos

Publicado por Verónica

Conocido como “Comandante del Pueblo”, “Héroe de Yaguajay” y “ Señor de la Vanguardia”, Camilo Cienfuegos Gorriarán fue uno de los personajes más representativos de la Revolución cubana. Nació en La Habana el 6 de febrero de 1932 en el seno de una familia de ideas anarquistas. En 1940 entra a la Academia Nacional de Bellas Artes de San Alejandro, misma que abandona por problemas económicos de su familia.

El Comandante Camilo Cienfuegos

Ocho años después participa en las protestas callejeras por el aumento en las tarifas del transporte público. Comienza así, su lucha política. En 1953 emigra a los EEUU buscando mejores oportunidades sin embargo la visión del maltrato y la explotación que sufren los trabajadores migrantes lo hace regresar a su país.

A su regreso a Cuba, en 1954, se suma a la lucha de los estudiantes contra el gobierno espurio del dictador Fulgencio Batista que había llegado al poder tras un golpe de estado. En diciembre de 1955 es herido de bala durante una manifestación popular y es fichado por las milicias de Batista. Sin trabajo, perseguido por el gobierno de Batista, decide regresar a los EEUU, país del que es expulsado al vencerse su permiso.

Se dirige a México, en donde traba contacto con Fidel Castro que en ese momento estaba organizando la fuerza revolucionaria en el exilio, adiestrando combatientes para la guerra de guerrillas con la que se iniciaría la Revolución cubana. Camilo Cienfuegos fue de los últimos combatientes en sumarse a los que abordaron el yate Granma rumbo a Cuba.
Durante el desembarco tienen enfrentamientos con fuerzas batistas y tras uno de los combates asciende a capitán. En 1957 se integra como jefe de vanguardia a la columna guerrillera “José Martí” comandada por Ernesto Che Guevara, con quien lo unirá una profunda amistad.

En los numerosos combates que desde la Sierra Maestra se libraron, Cienfuegos se destacará como un arrojado y valiente combatiente, cualidades que contribuirán a forjar su mito; en abril de 1958 Fidel Castro lo asciende a comandante.

Las columnas comandadas por Cienfuegos y el Che Guevara, extenderían las acciones militares desde Sierra Maestra hacia el occidente y el oriente del país. La propia columna de Cienfuegos sitiaría y lograría el control de la ciudad de Yaguajal, punto neural y decisivo para debilitar el poder militar de Batista.

Cuando triunfa la Revolución cubana, Cienfuegos formaría parte del alto mando revolucionario, combatiendo los levantamientos contra revolucionarios que surgieron en Cuba tras la caída de Batista, muchos de ellos orquestados por el dictador en el exilio y algunos subvencionados por el gobierno norteamericano.

Lider carismático y de gran arraigo popular, la figura de Camilo Cienfuegos adquirió un prestigio similar al de Fidel Castro. Cienfuegos también sería un entusiasta participante de la Reforma Agraria cubana.

En octubre de 1959 el comandante Huber Matos se deslinda del movimiento revolucionario, renunciando a sus cargos por vía de una carta enviada a Castro y oponiéndose frontalmente al mismo, Fidel Castro envía a Cienfuegos a poner bajo arresto al rebelde. Matos sería condenado a prisión, en la que permanecería veinte años.

Camilo Cienfuegos falleció en un accidente de aviación el 28 de octubre de 1959 en circunstancias poco claras. Hay diferentes versiones sobre el accidente y las causas del mismo entre las que están la oficial que adjudica las causas de la caída del Cessna 310 en el que viajaba el héroe de la revolución cubana al mal tiempo imperante. Sin embargo, no hay indicios ni de problemas climáticos ni de llamadas de auxilio de la nave.

Las otras versiones inculpan a la fuerza antiaérea cubana, que atacaría al Cessna confundiéndo con una nave invasora, a la CIA de orquestar el asesinato de Cienfuegos, quien ya antes habría sido objeto de atentados perpetrados por la misma agencia.
Otras versiones culpan a Fidel Castro de enviar un avión a cargo de su piloto personal a acabar con Cienfuegos a causa de su amistad con el rebelde Matos sospechando que lo estaba volviendo hacia sus ideología. Raúl Castro fue también sospechoso, en su momento, de matar el mismo a Cienfuegos días después de su aterrizaje en La Habana, haciendo desaparecer evidencias de su llegada a la capital.

Ninguna versión cuenta con el sustento suficiente y no pasan de ser hipótesis a las que se suma el misterio de los restos de Cienfuegos que nunca fueron localizados a pesar de que, en su momento, toda Cuba se dio a la tarea de buscarlos, en uno de los primeros sucesos que conmocionaron a la Cuba post revolucionaria y a partir del cual se forjaría el mito de Camilo Cienfuegos.

Categorías: Cuba, Siglo XX

No hay comentarios para “Camilo Cienfuegos”