Historia

Inicio El Mundo, Siglo XX El voto de la mujer

El voto de la mujer

Publicado por Hilda

En la antigua Atenas (Grecia) cuna de la Democracia, donde se expresó en toda su dimensión el mandato de la mayoría popular, que decidía directamente reunida en la plaza pública, los asuntos más importantes de gobierno, no se permitía la asistencia y participación femenina.

La democracia representativa, fue el ideal al que aspiraron los que llevaron a cabo la Revolución Francesa de 1789. Los candidatos a los cargos de gobierno serían elegidos por el pueblo, que conservaría la soberanía.

El voto de la mujer

Pero cuando se hablaba de reivindicación de derechos, contra el sistema absolutista, se pensaba en los varones, y así lo expresa el propio título de la Declaración emanada de la Asamblea Nacional revolucionaria francesa: “Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano”, hablando de hombre en el sentido literal del término.

Pero la Revolución Francesa estaba teñida de ideales liberales, y no solo los hombres pudieron así interpretarlo.

Olimpia de Gouges, cuyo nombre real era Marie Gouze, en 1791, redactó en complemento a aquella declaración francesa la “Declaración de los Derechos de la Mujer y de la Ciudadana”, que no tuvo éxito práctico, y que terminó con su muerte en la guillotina, en 1793.

En 1792, en Inglaterra apareció un libro llamado “Reivindicación de los derechos de la mujer”, donde una representante de ese sexo, Mary Wollstonecraft, bregó por los derechos políticos de la mujer, por primera vez en el mundo.

Los miembros del parlamento, los políticos y la misma reina, Victoria I, se opusieron a los proyectos de leyes que tenían ese propósito. Tan sólo el cartismo, movimiento de reivindicación de los derechos para la clase trabajadora, y algunos intelectuales liberales, apoyaron tan “arriesgada” idea.

Fue en los albores del siglo XX (año 1903), cuando nuevamente Inglaterra fue el centro promotor de esta revolución política. Se formó la WSPUI: Women Social and Political Union, que significa: Unión Social y Política de Mujeres. Para lograr sus objetivos, las mujeres que la integraban trataron de ejercer presión para obtener su objetivo. Así efectuaron marchas de protestas y huelgas de hambre. Fueron salvajemente reprimidas y en 1903, una de ellas se arrojó al suelo cuando pasaba el rey con su caballo, en Derby, para llamar su atención, y murió aplastada por el animal. Este movimiento cesó su actuación cuando se produjo la Primera Guerra Mundial (1914).

Fue precisamente en este conflicto donde el sexo femenino demostró su valor y entrega a su patria, lo que les valió el reconocimiento de sus derechos electorales. En 1918, se permitió que las mujeres inglesas mayores de 30 años pudieran votar, bajándose la edad a 21 años, en 1920.

Fue también luego de la Primera Guerra Mundial, en 1919, cuando Alemania, cuyo gobierno estaba representado por la República de Weimar, consagró el voto femenino.

En América los primeros países en poseer este derecho, fueron Canadá (1918) salvo la provincia de Québec (1952) y Estados Unidos (1920). En este último país ya se luchaba por la consecución de este derecho desde los primeros años de su vida independiente. Merece citarse, como luchadora destacada, Margaret Brent, quien ya en 1647, desde su hacienda ubicada en Maryland, abogó por un lugar en la legislatura.

Ecuador en 1929, y en 1932, Brasil y Uruguay posibilitaron a la mujer la llegada a las urnas. En Guatemala se estableció para ellas un voto restringido, excluyendo a las analfabetas, en 1945, quienes pudieron sufragar veinte años más tarde.

El voto femenino en Argentina, se inauguró en 1947, durante la Presidencia de Perón, bajo la gestión de su esposa, Eva Duarte, a cargo de la Secretaría de Trabajo y Previsión, quien solicitó su inclusión, en cumplimiento de lo acordado en las Actas de Chapultepec. Impulsada por esta líder política, se realizó una gran propaganda que consiguió que muchas mujeres salieran de su silencio, y expresaran el reclamo por sus derechos. La Playa de Mayo, el 23 de septiembre fue el marco del acto donde las mujeres celebraron la promulgación de la ley 13010. Ese mismo año lo obtuvo Venezuela. En 1949, fue el turno de Chile y Costa Rica. En México, en 1953, se consagró esta posibilidad por la que venían luchando desde hacía mucho tiempo, habiéndose formado en 1935, el Frente Único Pro Derechos de la Mujer. En 1961, Paraguay consagró el voto femenino.

Pero algunos europeos también tuvieron que aguardar. En 1931, se estableció el derecho de sufragio, con igualdad de derechos a ambos sexos, mayores de 23 años, en la Constitución de la república española. En 1970, pudieron votar, por vez primera, las mujeres suizas.

Categorías: El Mundo, Siglo XX

10 comentarios para “El voto de la mujer”


  • Ricardo Aguilar Albor abril 18, 2007 a las 6:05 pm

    que bueno que la mujer ejrcio el derecho de haber votado

  • Ivonne Aguilar Albor abril 18, 2007 a las 6:08 pm

    yo digo que teniamos y tenemos derecho de votar porque existe la igualdad, y nosotras no nos rendiremos

  • SANDRA MASÌAS PONCE mayo 8, 2007 a las 1:26 pm

    La mujer no podìa estar excluida de su derecho a escoger los representantes idoneos para su naciòn, nuestro derecho a la libertad y a la igualdad debe ser respetado en cada esfera del desarrollo humano.

  • en 1953 se llevo el voto mexicano

  • para mi las mujeres son mas inteligentes que los varones, mas ordenadas, mas limpias,etc. por lo tanto ellas tienen mas derechos que nosotros. la verdad no entiendo como nosotros, los hombres tenemos mas derechos que ellas!!!!!

  • todos somos iguales. febrero 18, 2008 a las 6:02 pm

    tanto las mujeres como los hombres merecemos un respeto, mismo que a traves del tiempo se ha ido perdiendo por parte de toda la sociedad conjunta, principalmente por parte del gobierno. no es justo que alguien con o sin preparacion academica sufra la penumbre del desempleo.

  • creo que todos tenemos derechos, especialmente nosotras ya que somos mas organizadas y ademas los varones no es que sean lo mejor. Que bueno que ahora todo el mundo osea mujeres y hombres pueden votar…

  • creo que todos tenemos, el derecho de votar incluso la mujeres por que los hombres sin nosotras sta perdido

  • COMO TODO SER HUMANO CON LIBRE ALBEDRIO TENEMOS DERECHO A VOTAR Y SER VOTADAS, NADIE ES MAS QUE ALGUIEN, TODOS SABEMOS LO QUE QUEREMOS Y PODEMOS SABER, LA INTELEGENCIA LA TIENEN TODOS LOS SERES HUMANOS Y COMO TALES TODOS TENEMOS DERECHO A RESPETAR Y SER RESPETADOS , A ELEGIR Y SER ELEGIDOS…

  • Cuando Dios creo al hombre se dio cuenta que necesitaba de alguien para poder vivir mejor y nos creo a nosotras LAS MUJERES somos parte muy importante dentro de la creacion del mundo y por eso no debemos dejar que nada ni nadie nos quite nuestros derechos, si muchas de estas mujeres lucharon para tener nuestro derechos en el mundo hay que aprovecharlos, no dejemos pasar nuestra oportunidad de hacer y seguir haciendo algo mejor por nosotras, no conformarnos con lo que hicieron antes si no seguir haciendo mas para seguir siendo reconocidad en diferentes aspectos de nuestra vida diaria, asi a trabajar mucho mas chicas………………..