Historia

Inicio Edad Moderna, España, Siglo XV Isabel de Castilla

Isabel de Castilla

Publicado por Pedro

Nacida en 1451 en el pueblo abulense de Madrigal de las Altas Torres, la infanta Isabel, hija de Juan II de Castilla e Isabel de Portugal estaba destinada a convertirse en uno de los personajes más importantes de la Historia de España.

Desde su infancia estuvo comprometida con Fernando II de Aragón (1452-1516) pero el futuro enlace matrimonial estuvo preñado de obstáculos en los cuales jugó un papel relevante su hermanastro Enrique IV de Castilla apodado el Impotente. Éste intentó por todos los medios que el matrimonio de su hermanastra fuera con otros pretendientes como el Príncipe Carlos de Viana o Alfonso V de Portugal. El objetivo de estas maniobras no era otro que ceder a Juana La Beltraneja, hija ilegítima con toda probabilidad del monarca castellano, la corona de Castilla. Pese a que en el año 1468 mediante la Concordia de los Toros de Guisando Enrique IV reconocía como princesa de Asturias y por tanto heredera al trono de Castilla a Isabel el conflicto permaneció latente y no tardó en aparecer posteriormente.

Isabel I de Castilla.

El matrimonio entre Fernando II de Aragón e Isabel I de Castilla no era legítimo en un principio por existir entre la pareja lazos de consanguinidad que se pudieron solventar a posteriori gracias a la Bula de Simancas en la cual el Papa Sixto IV dispensaba a los infantes de su relación de parentesco. En 1469 contraen matrimonio en Valladolid.

A la muerte del rey de Castilla y León, Enrique IV, en 1474 y declararse como reina de Castilla a Isabel, estalla un conflicto entre los partidarios de ésta y los partidarios de la hija de Enrique: Juana La Beltraneja. Este período es conocido como la Guerra de Sucesión Castellana (1475-1479). No se trató de un conflicto meramente regional porque en la sucesión a la corona castellana se decidían futuras alianzas con otras monarquías europeas y por ello tomaron parte el Reino de Portugal y el Reino de Francia en favor del bando de la Beltraneja. En 1479 después de la derrota militar del bando de Juana se llega a la Paz de Alcáçovas donde se consolida finalmente Isabel como Reina y la unión de las dos coronas en base al matrimonio de Isabel y Fernando.

Reyes CatólicosLa unión de Isabel I de Castilla con Fernando II de Aragón marca el inicio de uno de los períodos más importantes de la Historia de España. Es esta etapa se producen acontecimientos trascendentales que repercutirán en los siglos posteriores. Entre los principales están los siguientes:

En 1492 Cristóbal Colón descubre el continente americano. Pese a que se ha apuntado en algunas ocasiones que fue la reina Isabel la que financió el viaje del genovés vendiendo sus joyas, lo que parece en realidad ser una leyenda, lo cierto es que fue un grupo de mercaderes los que estuvieron detrás de la expedición de Colón. Con el descubrimiento de las Indias y en previsión de evitar conflictos futuros con el reino de Portugal, los Reyes Católicos y Juan II rey de Portugal suscriben el Tratado de Tordesillas mediante el cual se dividen ambos reinos los territorios de conquista en el Nuevo Mundo.

Ese mismo año de 1492 se produce la conquista del Reino Nazarí de Granada, después de una guerra de diez años, siendo éste el último reducto islámico en la Península Ibérica y poniéndose fin al proceso de Reconquista.

En 1480 se establece la Inquisición. Esta institución databa del siglo XIII pero fue recuperada nuevamente tanto en el reino de Aragón como en el de Castilla. El objetivo al implantar el Tribunal del Santo Oficio era lograr la uniformidad religiosa en los dominios reales. En 1492 mediante el edicto de Granada se procede la expulsión de los judíos que no se hayan convertido al cristianismo. La Inquisición, que adquirirá en el siglo XVI todavía mayor importancia debido a la aparición de los luteranos, se encargará de castigar a los judíos que en apariencia hayan apostatado de la ley mosaica pero que en secreto mantengan su fe religiosa. Éstos fueron conocidos despectivamente como judaizantes o marranos. En 1502 los mudéjares, musulmanes que vivían en los territorios cristianos conquistados, fueron obligados a convertirse al Cristianismo.La expulsión de los judíos y las conversiones forzosas tanto de hebreos como de musulmanes durante el reinado de los Reyes Católicos es sin duda el acontecimiento más polémico y controvertido de este período.

Para garantizar la seguridad de los caminos dentro del reino en los cuales existía una importante actividad delictiva se crea en 1476 la Santa Hermandad como grupo armado encargado de mantener el orden público.

Una de las hijas de los Reyes Católicos, Juana I de Castilla, conocida como la Loca heredará los territorios de sus padres quedando todos los dominios de la Monarquía hispánica bajo su persona. El Matrimonio de Juana con Felipe I de Habsburgo llamado el Hermoso e hijo del emperador Maximiliano I hará posible que el hijo de ambos, Carlos I de España y V de Alemania, se convierta en rey de España y Emperador del Sacro Imperio Germano.

La Reina Católica fallece en 1504 dejando una monarquía plenamente consolidada que mira hacia el Imperio.

Más de 500 años después de su muerte existen sectores dentro de la Iglesia Católica que bregan por la beatificación de la Reina Isabel por ser su vida presuntamente acorde a los valores de la Iglesia. El proceso de Beatificación se inició en 1958.

Categorías: Edad Moderna, España, Siglo XV

No hay comentarios para “Isabel de Castilla”