Historia

Inicio Irak, Medio Oriente La Guerra del Golfo

La Guerra del Golfo

Publicado por Hilda

Entre 1980 y 1988, se desató la guerra entre Irán e Irak, por motivos territoriales y religiosos, que dejó como consecuencia, pobreza y deudas, que Irak se propuso resolver, lo que tuvo como costo, la invasión de Kuwait.

Irak y Kuwait, sostenían conflictos territoriales desde hacía ya tiempo. Kuwait, había sido integrante del Imperio Otomano, dentro de la provincia de Basora, en Irak. Cuando declaró su independencia, Irak nunca la aceptó, y trató de incorporarla a su territorio, lo que le fue impedido por los británicos y la Liga Árabe.

La Guerra del Golfo

A este problema, se adicionaron diferencias por el precio del petróleo que Kuwait quería rebajar. Ambos integraban la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) fundada en 1960, para unificar políticas petroleras y la defensa común de sus intereses.

La Guerra del Golfo, desarrollada entre 1990 y 1991, tuvo su origen en la política expansionista de Irak, basada en los citados precedentes, que pretendía las islas Warbad y Bubiyán, sobre el Golfo Pérsico. Fue llevada a cabo por su líder político, Saddam Hussein, quien invadió Kuwait, el 2 de agosto de 1990, con cien mil hombres, ubicándose en puntos clave, que incluyeron el Palacio del Emir, que fue tomado, luego de una gran resistencia armada, donde murió, entre otros, un primo del mandatario. La fuerza aérea kuwaití logró huir a Arabia Saudita.

La ocupación implicó saqueos, toma de rehenes extranjeros residentes en Kuwait, detenciones, y la censura de los medios de expresión, que fueron usados para su propaganda política.

La ONU aplicó a Irak sanciones económicas, y bajo su encargo el 16 de enero de 1991, se formó un ejército de países para luchar contra el invasor. La Liga Árabe también se opuso a la intervención irakí y envió tropas en defensa de Kuwait.

La llamada operación “Tormenta del desierto”, integrada por quinientos mil norteamericanos y trescientos mil soldados de otras nacionalidades, inició un bombardeo ininterrumpido, que acabó con la resistencia de las fuerzas de Saddam.

Ejércitos internacionales de 34 naciones, encabezadas por Estados Unidos, con su fuerza tecnológica y militar, impidieron que Irak resulte victorioso, derrotando a las fuerzas de ese país el 28 de febrero de 1991, en que se produjo la rendición de Irak.

La guerra se circunscribió a Irak, Kuwait y Arabia, e incluyó combates terrestres y aéreos, sin expandirse territorialmente más allá de esos límites.

Tras la derrota, y sin que se alterara el mandato de Hussein, que siguió en el poder, reprimiendo sanguinariamente a sus opositores (kurdos y chiítas), Irak debió soportar una gran crisis económica y social, por los embargos que dispuso la ONU.

El Consejo de Seguridad de ese organismo internacional, estableció que el país vencido debía destruir sus armas químicas, misiles balísticos de largo alcance, y armas biológicas, medios de destrucción masiva, considerados como una amenaza a la seguridad mundial.

Saddam Hussein, no prestó la colaboración requerida por los inspectores de la ONU, lo que le acarreó serias consecuencias.
Durante 1992 y 1993, debió soportar quema de cultivos provocados por fuerzas aéreas norteamericanas y británicas, para culminar el 30 de junio de ese último año, con el bombardeo que se ordenó desde Estados Unidos, como castigo a un sospechoso plan para terminar con la vida de George Bush.

En 1998, se produjo la “Operación Zorro del desierto”, que consistió en nuevos bombardeos sobre el castigado territorio irakí.

El 11 de septiembre de 2001, se produjo un ataque terrorista en las torres gemelas, que impactó sobre el corazón mismo de Estados Unidos, y que conmovió al mundo.

El Occidente se sintió amenazado ante la destrucción de las torres gemelas, símbolo indiscutible del capitalismo, que se opone, entre otras, a la ideología de los grupos terroristas islámicos.

Con el antecedente de la masacre del 11 de septiembre, se comenzó a buscar enemigos a quienes combatir, para evitar nuevos intentos armados de terroristas, quedando constituidos los países que integrarían “el eje del mal”, que serían Irak, Irán y Corea del Norte. Se sostiene por muchas opiniones fundadas, que en realidad esta tragedia fue usada como excusa para apoderarse de aquellos países abastecedores de petróleo.

En el año 2002, Saddam pidió disculpas a Kuwait por la invasión de 1990, comprometiéndose a no invadir nuevamente Kuwait.

En 2003, se produjo la invasión a Irak, por parte de Estados Unidos, para algunos, la Segunda Guerra del Golfo, que aún perdura con consecuencias altamente destructivas para el pueblo irakí, a quien se “lo liberó” del dictador Sadam Husseim, que fue ejecutado, pero que no goza aún de ninguna mejora con la nueva administración americana.

Categorías: Irak, Medio Oriente

7 comentarios para “La Guerra del Golfo”


  • estoy haciendo una investigacion de los antecedentes del conflicto de oriente medio: Irak. me estoy ayudando un poco del internet y por supuesto de tu texto, tal vez seria interesante mencionar los conflictos entre chiíes y suunies y si tienes algunas cosas con las que me pudieras ayudar te lo agradeceria muchisimo, gracias

  • Pilar, será un gusto ayudarte. El tema que propones será desarrollado pronto.

  • necesito que alguien me ayude en cuanto la tema de la crisis del DIP con las gerras de irak y la guerra del golfo

  • hola, Pilar!
    soy una estudiante de RR. II. y estoy haciendo una investigación sobre las intervenciones de esados Unidos el el golfo pérsico y sobre la posibilidad de que se desarrolle otro a partir del plan nuclear de Irán, que te parece? crees que sea interesante o factible hacer una investigación sobre ese tema?

  • hay un libro sobre el tema… como se llama?

  • hola estoy haciendo un trabajo donde imaginariamente soy abogado de Hosama bin laden
    ¿que paso con el petroleo en la operacion tormenta del desierto ? eso es todo chao gracias

  • hola muy buena la historia de verdad lo malo es que murio mucha gente y realmente no se consigue nada solo muerte y destrucion