Historia

Casa de York

Publicado por María Celia

Al igual que el linaje de los Lancaster mantenidos en el poder hasta 1461, los York derivaban de la antigua estirpe de los Plantagenet.

Ambas dinastías entraron en conflicto por los derechos sucesorios en la llamada Guerra de las Dos Rosas en el siglo XV.

casa-york

Nacida como un Ducado, Eduardo III de Inglaterra la planificó para su quinto hijo, Edmundo de Langley (1341-1402), nombrándolo Primer Duque de York. Posteriormente, su nieto, que heredó por vía materna el derecho a reinar, se constituyó , además, como Ricardo Duque de York (1411-1460).

Hacia 1450, ocupado en recuperar el trono, hizo valer sus derechos usurpando el reinado de Enrique VI, débil mental , casado con Margarita de Anjou, quien no dejaría pasar la intromisión del Duque.

Los derechos a llevar el trono por parte de Ricardo eran cada vez más precarios, sobre todo tras el nacimiento del hijo del Rey en 1453.

Cuando Ricardo muere en la Batalla de Wakefield, su hijo, Eduardo IV (1442-1483) retoma el objetivo de su padre y finalmente, venciendo en la Batalla de Towton se hace del cetro (1461), corona que llevará hasta ser desplazado en 1470, restituyéndose a Enrique VI de Lancaster en el poder, asesinado un año después por orden de Eduardo IV que estaba exiliado en Holanda.

Con doce años de edad, Eduardo V, hijo del recientemente asesinado Enrique y Catalina de Francia, su primera esposa, asume la función de su padre y es puesto bajo la tutela del Duque de Glouscester, hermano menor del ambicioso Eduardo IV. Éste no tardó en usurpar el poder y tras lograrlo, pasó a reinar bajo el nombre de Ricardo III (1452-1485).

A los hijos de su hermano los encerró en la Torre de Londres y luego los asesino mientras dormían.

Este rey jorobado, cojo y de desagradable aspecto, inmortalizado en la tragedia de Shakespeare, estaba decidido a terminar con todo oponente que se presentara a su paso. En 1472 se casó con Ana Neville, una de las herederas de la fortuna del Conde de Warwik, posesiones que también se disputaba con su hermano, Juan de Clarence, a quien también encerró y ahogó en la Torre de Londres.

Su reinado fue corto, desde 1483 hasta 1485, año en que fue derrotado y muerto en Bosworth por Enrique VII, heredero de los Plantagenet y siguiente Rey. Su deceso supuso por un lado, el fin de la guerra de las Dos Rosas y, por otro, la llegada de la Dinastía Tudor al poder que se mantendrá en él hasta 1603.

Categorías: Europa, Inglaterra, Siglo XV, Siglo XVI

No hay comentarios para “Casa de York”