Historia

Inicio Rusia, Siglo XX El Pacto de Varsovia

El Pacto de Varsovia

Publicado por Verónica

Tras la muerte de Stalin y durante el proceso de “desestalinización” emprendido por Nikita Krushev, Rusia firma este pacto el 14 de mayo de 1955 con los países de Europa central y oriental que habían sido ocupados por el régimen de Stalin, aparentando la igualdad entre la URSS y los países de su zona de influencia. Originalmente suscribieron este pacto con la URSS, Albania, Bulgaria, Checoslovaquia, Alemania Oriental, Hungría, Polonia y Rumania. Albania abandonó el acuerdo en 1962, tras la ruptura chino-soviética y Yugoslavia nunca lo suscribió.

Ruptura del pacto: entrada de tanques rusos durante la Primavera de Praga

El pacto de amistad, cooperación y asistencia mutua de Varsovia fue la respuesta de la URSS al nuevo armamentismo alemán y a la entrada de la República Federal Alemana a la OTAN. Intentando ser una réplica defensiva de la Organización del Atlántico Norte, el pacto reunía bajo su comando a las fuerzas militares de los países socialistas europeos.

La URSS ya había firmado diferentes acuerdos bilaterales, entre 1945 y 1948 , con casi todos los países sobre los que tenía influencia, el pacto de Varsovia sólo formalizó e integró estos acuerdos.

Con el pacto de Varsovia, la URSS buscaba conservar la hegemonía militar y política de la URSS el centro y oriente de Europa. Hungría decide abandonar 1956 declarándose neutral, pero el ejército rojo, faltando a las cláusulas en las que se manifestaba la no agresión entre los países firmantes, entró a Hungría para evitar su salida del pacto.

En 1968, un ejército de medio millón de efectivos, conformado por los países integrantes excepto Rumania, invadieron Checoslovaquia tras recibir la orden unilateral de Moscú, obedeciendo lo que se conocía como la doctrina Breznev, que daba el derecho de intervención a la URSS cuando el socialismo estuviera en peligro en alguno de los países que conformaban el pacto.

Con la Glásnot y la Perestroika implementadas por Gorvachov, la doctrina Breznev desapareció. Tras el fin de la mayor parte de los gobiernos comunistas en Europa oriental, el Pacto dejó de ser funcional. En 1990, Alemania Oriental lo abandonó antes de su reunificación. Tras la disolución de la URSS en 1991 y con los cambios estructurales en su ejército y su sistema político, fueron repatriados más de medio millón de soldados soviéticos desplegados que permanecían en los países de influencia soviética, el pacto dejo de funcionar en 1994.

LOS CINCO ACUERDOS DEL PACTO:
En el artículo primero las llamadas partes contratantes se comprometían a abstenerse de recurrir a las amenazas o el uso de la fuerza para arreglar sus controversias, comprometiéndose a arreglarlas por medios pacíficos, evitando poner en peligro la paz y la seguridad internacionales.

En su segundo artículo las naciones del pacto manifiestan su disposición a participar y colaborar sinceramente en la reducción de armamento y su participación activa para prohibir las armas atómicas de hidrógeno y otras más de destrucción masiva.

Las Partes Contratantes, en el artículo tercero, acuerdan consultarse mutuamente en cuestiones internacionales que afecten a sus intereses comunes así como cuando surja una amenaza de ataque armado contra uno o varios Estados Partes en el Tratado a fin de procurar la defensa colectiva para mantener la paz y la seguridad.

En el artículo cuarto acuerdan acudir al llamado cuando alguna de las naciones del pacto sea agredida por otro estado o grupo de estados, acordando las medidas colectivas necesarias para restablecer y mantener la paz.

En el último artículo, los estados convienen en crear un mando unificado de las fuerzas armadas que se colocarán por acuerdo entre aquellas bajo sus órdenes, mismas que actuarán sobre la base de principios establecidos de común acuerdo.

Categorías: Rusia, Siglo XX

No hay comentarios para “El Pacto de Varsovia”